Venezuela

Militares dicen que politización de FANB frena posiciones institucionales

El general (r) Gonzalo García Ordóñez expresó que desde la gestión de Hugo Chávez se desmanteló el mérito dentro de los cuarteles / Foto: Archivo

Tras el rol que las Fuerzas Armadas de Bolivia asumieron para propiciar un cambio en ese país, al sugerir la renuncia de Evo Morales, ocurrida el 10 de noviembre, la atención volvió a girar sobre la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), a la cual el presidente del parlamento y presidente encargado, Juan Guaidó, ha hecho incesantes llamados. Militares retirados indican que la traba de la organización castrense venezolana radica en su politización, lo cual impide su independencia del gobierno de Nicolás Maduro.   

“Las Fuerzas Armadas bolivianas se mantuvieron institucionales, no cayeron en ese proceso de politización interna que ha caracterizado a la FANB, ni hubo una fuerte intromisión para corromperlas. Todo lo contrario, a lo  ocurrido en el país”, enfatizó el general retirado Juan Antonio Herrera Betancourt.   

El militar dijo que el sector castrense no ha tenido el temple para evitar un mayor sufrimiento al país, como sí ocurrió en Bolivia. Cree que allí se observa porqué la FANB, o al menos su Alto Mando, no se ha unido a la lucha democrática.   

El oficial refirió que la perdida institucional en el sector militar venezolano se inició desde la activación del Plan Bolívar 2000, cuando los miembros de la FANB fueron incorporados a programas sociales que los alejaron de sus funciones de garantizar la seguridad y defensa.   

“Así se fue perdiendo a la Fuerza Armada. Era una institución orgullosa de su preparación y meritocracia, pero pasó a afianzarse el culto a la personalidad y algunos de sus miembros cayeron en vicios en el manejo de dinero. Paralelamente se descuidó el entrenamiento y la instrucción de la tropa, mientras se inició el desprestigio y la ubicación de generales en funciones que corresponden a tenientes coroneles”, argumentó.

Asimismo, Herrera Betancourt sostuvo que Juan Guaidó erró al ofrecer a la Fuerza Armada eximirla de culpabilidad ante las violaciones de derechos humanos, cuando debió centrarse en las exhortaciones a cumplir con la Constitución y las leyes. Cree que deben buscarse salidas por el bien del país y trabajar por un gobierno democrático y constitucional.   

Guaidó aseguró, el 19 de noviembre, que continúa en contacto con altos funcionarios de la Fuerza Armada Nacional para concretar la salida de Nicolás Maduro y comenzar una transición ordenada en Venezuela.   

“Hemos tenido reuniones, hemos tenido conversaciones. Hemos insistido con todos los niveles civiles y militares que estén dispuestos a ponerse de lado de la Constitución”, aseveró el también presidente de la AN.   

Un asunto de moral

El general retirado Gonzalo García Ordóñez, exjefe del Comando Unificado de la Fuerza Armada Nacional, expresó que desde la gestión del  presidente Hugo Chávez Frías se desmanteló la institucionalidad y el mérito dentro de los cuarteles, lo cual trastocó la moral interna.   

“La imposición del Socialismo del siglo XXI, que en verdad es el castrismo con todos sus vicios, desmanteló la Fuerza Armada constitucional para dar paso a mandos comprometidos con un proceso ideológico. La Asamblea Nacional Constituyente (ANC), el Consejo Nacional Electoral (CNE), y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) son poderes ilegítimos surgidos de la violación de la Constitución para preservar la llamada revolución. Ese es el pecado capital de los altos mandos, de todos quienes se han desempeñado como ministros de la Defensa en estos 20 años, cohabitar con la violación a la Constitución y leyes de la República. La FAN perdió su autonomía constitucional”, explicó.   

García Ordóñez consideró que la actuación de los militares bolivianos se basó en su autonomía constitucional y operacional, por ejemplo, combatir guerrilla, colectivos.   

“En Venezuela, la cohabitación imposibilita imponer la ley, es la que permite actuaciones arbitrarias y diezma la capacidad de actuación de la FAN en el mantenimiento del orden público bajo la sombrilla de la aplicación imparcial de la Ley, igual para todos”.   

La explicación a las diferencias entre los militares de otros países y los venezolanos tendría también un matiz operativo, según el vicealmirante retirado Jesús Briceño García, quien comandó la Armada.   

“En Bolivia, las Fuerzas Armadas no tienen los parámetros que nosotros tenemos, ni esa contaminación de tener un Comando Estratégico Operacional. Allá la doctrina de los comandantes de fuerza está fuera de todo elemento político. Además, contrario a Venezuela, el concepto de Estado es permanente”, señaló.   

Según el marino, en Bolivia las Fuerzas Armadas reaccionaron después de mucho análisis, cuando comprendieron que el presidente Evo Morales estaba causándole daño a la población y tomaron la decisión de pedirle la renuncia.   

“La FANB, a pesar de ver a nuestro pueblo sufriendo la agonía de una destrucción sistemática de vida, bienes y sistema de producción, apoya el castrocomunismo, violando todo concepto estratégico con el cual se deriva la actuación de una organización castrense”, destacó.   

Maduro ha llamado a las Fuerzas Armadas Bolivianas a velar por el Estado de derecho en su país y defender al expresidente Evo Morales.   

“Les hago un llamado a las fuerzas militares de Bolivia, por el honor militar restituyan el Estado constitucional de derecho. Les pido a las fuerzas militares que respeten al pueblo y restituyan al presidente Evo Morales como dice la Constitución”, señaló el gobernante venezolano.

Además, ordenó al ministro de la Defensa, general en Jefe (Ej.) Vladimir Padrino López, comunicarse con el comandante de las Fuerzas Armadas de Bolivia, Williams Kaliman, y pedirle que “no repriman al pueblo” tras el conflicto político del país sureño.   

Las Fuerzas Armadas Bolivianas se autoidentifican de izquierda y revolucionarias y propusieron establecer la “Doctrina de Patriotas”. Esta última se basa en la lucha política e ideológica contra el capitalismo, el imperialismo y el colonialismo.

Contra el golpe

La FANB ha repudiado la actuación de los militares bolivianos y denunció lo que califica como un golpe de Estado.   

“La FANB rechaza enérgicamente el golpe de Estado en Bolivia contra el presidente legítimo Evo Morales. Hacemos un llamado a detener la violencia fascista, la persecución a personas, medios de comunicación y el asedio a sedes diplomáticas. La fuerza pública debe proteger al pueblo”, señaló el ministro de la Defensa, general en Jefe (Ej.) Vladimir Padrino López.   

El alto oficial recordó, el 20 de noviembre, que “el último mandato de nuestro Libertador a los soldados de las naciones que fundó fue claro y contundente: ¡Empleemos nuestras espadas en defensa de las garantías sociales ¡El respeto a la soberanía popular es una de ellas! ¡Que viva Bolívar!”.   

Padrino López recordó la conducta militar del 11 de abril de 2002, cuando Hugo Chávez salió brevemente de la Presidencia de la República,   

“Todavía está fresca en nuestra memoria aquella salvaje represión contra el pueblo y la persecución indiscriminada a funcionarios del estado venezolano aquel 11 de abril de 2002. La barbarie fascista en Bolivia debe cesar”, señaló el titular castrense.   

El presidente Maduro, quien se reunió con el alto mando dos días seguidos después de iniciarse los cambios en Bolivia, pidió un alto al caos y la violencia.   

“Basta de golpe de Estado, Evo Morales es el único que puede garantizar la estabilidad y el crecimiento en Bolivia y cesar la violencia. Lo que hizo el  general Kaliman Romero fue un error, forzar un golpe de Estado en vez de apoyar a su comandante en Jefe en el diálogo, en nuevas elecciones”, indicó el gobernante.

Caracas / Sofía Nederr

Share This:

Comentarios

  

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!