Mundo

Bolivia: Inicia congreso de partido de Morales, sin él

El MAS dará voto castigo a "todos los traidores del partido". / Foto: Internet

Con la ausencia de su máximo líder, el expresidente Evo Morales, se inició este sábado el congreso extraordinario del partido político del exgobernante, con la misión de buscar a los candidatos con miras a las nuevas elecciones bolivianas, cuya fecha está por definirse.

El encuentro del Movimiento al Socialismo (MAS) tiene lugar en medio de divisiones y a casi tres semanas después de la renuncia de Morales y su asilo en México tras las protestas callejeras generadas por las cuestionadas elecciones del 20 de octubre.

“Evo, no está solo”, gritaban decenas de militantes del partido, en su mayoría de organizaciones sociales e indígenas, en un coliseo de la ciudad central de Cochabamba.

Desde su cuenta de Twitter, el exmandatario escribió que “hoy el pueblo se une, organiza y moviliza para recuperar la democracia y continuar con el proceso de cambio”.

“Saludo el gran encuentro del Movimiento al Socialismo (MAS) y los movimientos sociales de nuestra querida Bolivia, que se desarrollará en Cochabamba”, agregó.

El presidente del MAS, Rimer Ágreda, adelantó en la apertura que se dará un voto castigo a todos los miembros que hayan traicionado el partido, al tiempo en que aseguró que no aceptarán a personas que no forman parte de los movimientos sociales.

“Tenemos que darles el voto castigo a todos (los) que están al servicio de la embajada norteamericana”, agregó, en alusión a que el golpe denunciado por Morales se dio con el presunto respaldo estadounidense.

“Vamos a ir (a las elecciones) con nuevos candidatos propios que saldrán de los sectores sociales”, mencionó, por su parte, Sergio Choque, presidente de la Cámara de Diputados. Agregó que si bien Morales está en el exilio, el exmandatario mantiene liderazgo y tendría la última palabra sobre las figuras que se escojan.

Morales dejó el país el 11 de noviembre con rumbo a su exilio en México, un día después de su renuncia. El exgobernante denunció a la comunidad que fue víctima de un “golpe de Estado”.

Tras su ausencia, la senadora Jeanine Áñez asumió la presidencia interinamente por 90 días. La semana pasada, tras un pacto de todas las fuerzas políticas, se llegó a un consenso para convocar a nuevas elecciones y anular las del 20 de octubre, en las que según un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) hubo manipulación y falsificación de las actas para favorecer al exgobernante.

Bolivia / AP

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!