Locales

Falta de transporte y sobrecarga de trabajo desató protesta en el Razetti

Desde hace dos años, los empleados del hospital Razetti no cuentan con transporte / Foto: El Mercurio Web

La bienvenida del 2020 no fue muy grata para los trabajadores del hospital universitario Luis Razetti de Barcelona, tal como lo señalaron durante una protesta realizada el lunes en la entrada principal del recinto.

La falta de transporte, sobrecarga de trabajo, el bajo salario y las “condiciones infrahumanas” en las que laboran, como lo denunciaron, fue lo que motivó a camilleros y enfermeras a alzar su voz de reclamo el 13 de enero.

Edisson Hernández, delegado de prevención del Movimiento de Trabajadores de la Salud, precisó que las guardias especiales que tenían para gozar de días libres fueron eliminadas, por lo que se ven obligados a laborar diariamente.

Señaló que gran parte del personal no cuenta con las posibilidades de trasladarse al centro asistencial y por esta razón han sido víctimas de amedrentamiento y amenazas de levantarles actas, sin importar sus razones.

Ausentismo

La licenciada Yusmila Quijada aseguró que actualmente se registra 75% de ausentismo entre el personal de enfermería en el Razetti y quienes asisten diariamente deben atender dos servicios a la vez.

Argumentó que deben disponer de Bs 30 mil y Bs 40 mil diarios para poder llegar a su lugar de trabajo, sobre todo, aquellos que viven en zonas lejanas.

“Trabajamos de la mano de Dios porque los sueldos no nos alcanzan. Venimos pidiendo prestado, por amor y aún así no podemos ejercer como es debido porque no tenemos los recursos suficientes para hacerlo. El fin de semana ni guantes tuvimos para atender a los pacientes”, manifestó Quijada.

Exigen que la tabla salarial sea ajustada a 600 dólares mensuales, pues cualquier monto en bolívares se vería devaluado por la hiperinflación.

Rechazaron que por no contar con transporte, una de las enfermeras tuvo un accidente en el que sufrió lesiones craneoencefálicas.

Asimismo señalaron que nueve compañeros fallecieron y no tuvieron un sepelio digno, pues tampoco gozan de servicio funerario.

Desatención

Los motivos de sus reclamos no paran y es que las instalaciones del hospital adolecen de condiciones óptimas de atención. Hernández denunció que sólo un ascensor se encuentra activo, “funcionando un día sí y otro no”.

Mencionó que desde hace 10 años no le hacen mantenimiento y los otros cinco que había se dañaron. Camilleros dicen negarse a trasladar a los pacientes por las escaleras.

Según precisó Hernández, para el momento de la manifestación había dos cadáveres en el piso 9 y no tenían maneras de movilizarlos hasta la morgue.

Barcelona / Milena Pérez

Share This:

Comentarios

  deficiencias   gremios   hospital-luis-razetti   protestas   salud   

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!