Mundo

Funcionarios de Guatemala dispersan a los migrantes, pero algunos siguen intentando

Migrantes son un testimonio de la violencia y el desempleo en la región / Foto: AP

Los funcionarios de los Estados Unidos están acreditando medidas tomadas durante el año pasado y la cooperación de los gobiernos regionales para reducir drásticamente el número de centroamericanos que respondieron a un llamado para una nueva caravana.

Pero aun así los varios miles de migrantes, en su mayoría hondureños, que salieron a pie esta semana son un testimonio de las continuas fuerzas impulsoras de la violencia y el desempleo que azotan la región.

La policía guatemalteca acompañada por agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos barrió el jueves a la mayoría de un grupo de unas 300 personas, los cargó en autobuses y los llevó de regreso a la frontera hondureña en Corinto, atropellando sus planes para viajar juntos en una “caravana” con la esperanza de llegar a los Estados Unidos.

Cerca de otro cruce fronterizo en Guatemala, la policía llegó a un acuerdo para llevar a los que habían ingresado al país sin registrarse de nuevo a la frontera para hacerlo y luego transportarlos de regreso al refugio de migrantes en Esquipulas. No estaba claro cuántos continuarían y cuántos darían la vuelta.

Testimonios

Jomas Joel Paredes, de Villanueva, Honduras, salió de San Pedro Sula el jueves por la mañana, un día después de la mayoría de los otros migrantes. Tuvo suerte y el camión en el que viajaba no se detuvo antes de la frontera.

Paredes dijo que era su cuarto intento de emigrar a los Estados Unidos. Nunca llegó más lejos que México en ninguno de los otros intentos, el más reciente en 2017. Estaba huyendo de las amenazas de pandillas, deudas y desempleo.

La agencia de inmigración de Guatemala informó el jueves por la noche que un total de 2,657 migrantes se habían registrado en sus cruces de El Cinchado y Agua Caliente. Un número desconocido de otros cruzaron irregularmente.

El Comité Internacional de Rescate, un grupo de ayuda humanitaria con sede en Nueva York, dijo que el último movimiento mostró que la crisis humanitaria en el Triángulo Norte de Centroamérica continuó.

“No se trata de la esperanza potencial que espera al otro lado; se trata de la indigencia e inseguridad que dejaron atrás “, dijo en un comunicado Scott Lea, director interino de país de la organización para el norte de América Central.

El secretario interino de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Chad Wolf, dijo el jueves que las medidas implementadas por los gobiernos de EE. UU., México y Centroamérica han reducido la demanda, señalando menores aprehensiones en la frontera de Estados Unidos durante siete meses consecutivos.

“Diré que esta caravana no es nada ni remotamente similar a lo que vimos en ’18 y un poco en ’19. Algunas personas aquí y algunas personas allá”, dijo Wolf en una entrevista en el” Brian Kilmeade Show “en FOX News Radio. “Lo que ha cambiado … es la cantidad de acuerdos que tenemos con Honduras, Guatemala y México”.

Guatemala / AP

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!