Locales

Más de 2,42 salarios mínimos cuesta ir al cine en familia

Consultados dijeron que debido a los altos costos han dejado de pagar para ver películas de manera regular / Foto: Cortesía

La crisis económica por la cual atraviesa el país ha golpeado fuerte hasta los momentos de esparcimiento de los venezolanos.

Lo que antes era común: visitar las salas de cine para ver una película de estreno, ahora se ha convertido en un lujo debido a que los ingresos son destinados principalmente a la manutención. Al menos así lo señalaron las personas consultadas por el equipo de El Tiempo en el eje metropolitano del estado Anzoátegui.

Y es que si van en plan familiar se pueden gastar más de 607 mil bolívares en dos adultos y un niño, lo que equivale a un poco más de 2,42 salarios básicos mensuales (Bs 250 mil).

Este monto, calculado en base a las tarifas ofrecidas en las taquilla y página web de los tres establecimientos que funcionan en la zona, incluye las entradas en la salas  de proyección para películas  en dos dimensiones (2D),  así como una cotufa y dos bebidas grandes, más un refresco o un jugo pequeño.

Pero si sólo desea adquirir los pases de ingreso  para las tres personas, entonces se  debe destinar, mínimo,  245 mil bolívares, casi lo  que gana mensualmente como sueldo base un trabajador.

Sin embargo, la cuenta a cancelar se pudiera elevar dependiendo de los servicios solicitados. Por ejemplo, si desea ver una película que simule la visión tridimensional humana real (3D),  el monto puede oscilar entre Bs 10 mil 400 y Bs 26 mil, si es niño o adulto. Lo mismo sucede con lo que se vaya a consumir.

Difícil

Pese a la variedad de los montos que ofrecen los tres cines de la zona metropolitana para escoger,  la asistente administrativo Yoselin Marcano señaló que en su caso, ni siquiera ganar un poco más del sueldo mínimo y contar con los ingresos de su esposo le permite a su familia darse el gusto, porque son cinco en total: dos adultos y tres niños.

 “La mayor parte del dinero se va en la comida. Sin embargo, prácticamente hacemos magia para poder adquirir lo necesario para que nuestros hijos se vistan y acudan al colegio”.

El alto precio de las tarifas del transporte urbano, así como de los servicios de taxi y la inseguridad en el horario nocturno, son  otros de los puntos que toman en consideración los ciudadanos a la hora de pensar en visitar las salas.

“Para los que trabajamos es imposible ir al cine temprano en la  semana cuando está más económico, y si vamos en la noche tenemos que pagar más en pasaje”, dijo Carlos Díaz.

Puerto La Cruz / Elisa Gómez

Share This:

Comentarios

  

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!