Deportes

Ozzie vive momentos dorados al ver a Ozney Guillén como mandamás en Colombia

Ozney (izq) sacó por vez primera lagrimas a su padre en un campo de béisbol / Foto: MLB

En nueve temporadas como manager de Grandes Ligas, Oswaldo Guillén ganó 747 partidos y, por supuesto, conquistó al Serie Mundial del 2005 con los Medias Blancas.

Desde sus tiempos en cuevas de las Mayores, el venezolano ha dirigido en su país con Tiburones de la Guaira, además de otras tantas funciones en el béisbol profesional.

Sin embargo, afirma el también ex torpedero de Grandes Ligas que la primera vez que le salieron las lágrimas en un ambiente de juego fue el momento de ver a su hijo Ozney coronarse campeón el mes pasado como capataz de los Vaqueros de Montería en la liga de Colombia.

“Para mí, eso es más importante que la Serie Mundial”, dijo Ozzie, quien se encuentra con sus familiares en el Estadio Bithorn esta semana para presenciar la 62 Serie del Caribe, en la que Ozney dirige a los Vaqueros. “Yo nunca había llorado en un terreno de juego, para nada”.

Reveló el mayor de los Guillén que estuvo presente para los últimos partidos de los Vaqueros en la serie final en Colombia, donde el equipo de su hijo derrotó a los Gigantes de Barranquilla para titularse.

“Para mí, eso fue mundial. Fue muy emocionante, porque sabía que el equipo de Montería venía peleando, nadando contra la corriente. En nuestras ligas hay que hacer tantos ajustes tan rápido. Para mí, lo de Ozney fue maravilloso, especialmente para mi familia. Siempre tú quieres que las cosas a tus hijos les salgan bien”, sostuvo el histórico jugador de los patiblancos.

Ozney viene de dirigir a nivel de Clase-A con la organización de los Astros en el 2019. Y en San Juan esta semana, se ha convertido en el manager más joven en dirigir en la Serie del Caribe, además de hacer historia al ser el primer piloto de un equipo colombiano en un Clásico Caribeño.

Se ve claro su compromiso con el progreso del béisbol colombiano, que dio de qué hablar en el Clásico Mundial del 2017 al darles mucha lucha a las fuertes selecciones de la República Dominicana y los Estados Unidos.

El papá de Ozney comparte esa misión.

“Yo creo que Colombia está ahorita en un momento dando pasos fuertes y firmes. Eso es muy importante para nuestro béisbol. Yo creo que el Clásico abrió las puertas. Vimos a Colombia compitiendo con estos monstruos dominicanos, (estadounidenses). Fue un abreboca para las cosas buenas que pueden pasar en ese país”, refirió.

San Juan / MLB

Share This:

Comentarios

  beisbol   colombia   serie-del-caribe   

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!