Venezuela

Experto: el país no estaría preparado para lidiar con el coronavirus

Oletta pidió masificar lineamientos para evitar el contagio / Foto: Cortesía

Un nuevo virus procedente de China ha puesto en alerta a los países del mundo ante la posibilidad de que se origine una nueva pandemia. Aunque en Venezuela no se ha detectado ningún caso, las alarmas están encendidas. La pregunta es si existe riesgo de que la enfermedad ingrese al país.

Para el médico e integrante fundador de la Organización No Gubernamental (ONG) Alianza Venezolana por la Salud, José Félix Oletta, obviamente existe un riesgo, si se toma en consideración que el país posee un intercambio comercial y un flujo importante de personas con China, por lo cual el control en las aduanas es vital.

El coronavirus que es una enfermedad de transmisión común entre animales, también lo hace entre humanos, como se ha demostrado. Genera una afección respiratoria viral, acompañada de gripe, tos y cuando se complica puede llevar a insuficiencia respiratoria y la muerte. La Organización Mundial de Salud (OMS) ha identificado al menos cientos de casos y decenas de muertes en la provincia de Hubei, -de la que Wuhan es capital y epicentro del brote- y algunos casos en otros lugares.

Los síntomas comienzan con una fiebre que con el pasar de los días se transforma en problemas respiratorios, por lo cual se podría confundir con cualquier otro. De modo que la medida de control de aduana es válida y se ha aplicado a situaciones de pandemia, como fue el caso con la influenza H1N1.

“En las condiciones actuales de colapso del sistema de salud, que no puede atender lo común, menos podría asumir una situación masiva que suponga la atención de numerosas personas de forma simultánea en la red de servicios públicos y privados, tomando en cuenta que esas instituciones están muy limitadas de recursos y no cuentan con los insumos básicos de funcionamiento (limpieza, guantes, tapabocas, equipos de protección personal para atender a pacientes en aislamiento)”.

Oletta indica que a los problemas se agrega que las unidades de cuidados intensivos también carecen de muchos equipos, instrumentos y medicamentos que podrían ser necesarios en casos complejos que requieren intubación, respiración artificial con aparatos de ventilación, “lo cual nos deja en una situación comprometida”.

“Eso lo sabemos por las numerosas evaluaciones que se le han hecho al sistema de hospitales públicos; hechas por la ONG Médicos por la Salud”, dice también el médico y exministro de Salud.

Manifiesta que claramente ni la red privada, y mucho menos la pública, maneja las condiciones mínimas para enfrentar el brote del virus dentro del territorio.

“Una situación como ésta supondría una carga muy importante sobre el sistema de salud, particularmente el público, que no está preparado y no tiene los recursos para poder dotar a los centros de las condiciones mínimas para enfrentar el coronavirus en Venezuela; además se tendría que hacer una estimación del número de pacientes que se tienen que atender”.

El especialista denuncia que aún no se manejan los lineamientos de actuación por parte de los profesionales de la medicina para enfrentar algún hipotético caso en el país.

“Acá aún no están bajados los lineamientos, las conductas que se tienen que hacer para que el personal médico actúe de una manera coordinada. Esto debe aplicarse como normas nacionales y las mismas no están publicadas. Eso forma parte de los preparativos, no solamente la vigilancia epidemiológica, sino (también) la dotación, entrenamiento del personal que potencialmente va a atender a esas personas. Aunque no llegue ningún caso a Venezuela se debe estar preparado y atento”.

Saca a relucir que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha emitido recomendaciones que pueden ser adoptadas por todas las naciones del mundo para evitar un contagio a gran escala.

“La OPS ha emitido dos documentos con dos alertas que contienen una serie de recomendaciones para países como los nuestros, pero no se pueden quedar sólo en el papel”.

“Aquí es importante destacar que si el personal de salud no está bien entrenado los primeros que van a contagiarse son ellos”.

Oletta solicita al Ministerio de Salud masificar por todos los medios las recomendaciones a seguir para evitar el contagio y mantener a la población debidamente informada y actualizada.

“Por ello es importante que la página del Ministerio de Salud en Venezuela se actualice y coloque una alerta sencilla donde se puedan reproducir las recomendaciones de la OPS. Es importante ser proactivos y evitar que los problemas epidemiológicos afecten al país”.

Sin alarmas

El jueves 23 de enero el ministro del Poder Popular para la Salud, Carlos Alvarado, declaró que los venezolanos no deben alarmarse “porque hasta ahora no hay ningún motivo que indique en Venezuela la presencia de casos del coronavirus que se originó en China (…) No hay situación de alerta para que la gente esté preocupada. Estamos ocupados para que la gente no se preocupe en esta situación en particular”.

Alvarado señala que este caso en particular, que se originó en la ciudad china de Wuhan, apenas se está identificando. En cualquier caso, el ministro dice que “el Sistema Nacional de Salud está preparado para enfrentar cualquier contingencia en territorio nacional”.

Anuncia que el Sistema de Vigilancia Epidemiológica está activado en puertos, aeropuertos y entre personal de salud.

El funcionario aseverera que la administración de Nicolás Maduro, por medio del Ministerio de Salud en contacto permanente con la Organización Panamericana de Salud, está monitoreando y prevenido ante la infección respiratoria que se manifiesta con tos, estornudos y malestar general.

“Estamos en fase informativa para que los establecimientos de salud tomen medidas para identificar el virus”.

Reitera que Venezuela está tomando medidas adicionales y particulares, para estar prevenidos ante cualquier contingencia.

Exministro pide mayor información

El médico y exministro de Salud, José Felix Oletta, destaca que es importante mantener la comunicación directa con la población, ya que el silencio o la omisión respecto al coronavirus genera mayor incertidumbre en la ciudadanía.

“Las personas deben estar suficientemente informadas de lo que sucede. Los profesionales médicos tenemos la obligación de orientar, muy especialmente el ministro de Salud es el primero que tiene que hablar para evitar precisamente distorsiones de la realidad, desviaciones que generan angustia. A veces el silencio prolongado lo que genera es incertidumbre. Escasamente el 23 de enero fue que el ministro se pronunció sobre esto. Estos coronavirus son muy comunes, pero tienen antecedentes previos. Un par de ellos han representados problemas de salud en varios países y que se han manifestados con patrones epidémicos, primero en 2002 y posteriormente en 2009”.

Explica que todavía se está aprendiendo sobre cómo es esta variante del virus y cuál va a ser su comportamiento final. “En esta oportunidad China ha sido muy proactiva, mucho más que con el síndrome respiratorio agudo severo (SARS). En aquella oportunidad se denunció que China había ocultado información que motivó una serie de reclamos. Al parecer son lecciones aprendidas y por lo tanto ahora ha existido mucha más información”.

Destaca que es un problema de salud que está en desarrollo, no existen medicamentos específicos; y además no hay vacunas disponibles hasta el momento. “Por lo tanto hay que hacer una vigilancia epidemiológica muy cuidadosa, sobre todo a esos países que están cercanos al lugar donde se originó”.

“Hoy con la facilidad de los vuelos y siendo un mundo tan global es muy fácil que estas cosas se propaguen. Por ello la Organización Mundial de la Salud convocó a su comité de expertos para saber si existía una justificación para declarar este problema como una emergencia de importancia desde el punto de vista internacional. Hasta ahora eso no se ha producido, pero nos mantenemos atentos”.

Caracas / Rafael Arias

Share This:

Comentarios

  

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!