Mundo

Familias de víctimas de disparos tailandeses esperan respuestas

Los cuerpos de seguridad dijeron que el asaltante estaba enojado por una disputa financiera / Foto: AP

Sirirat Kualraksa contuvo las lágrimas mientras las ambulancias enviaban cuerpos envueltos en tela a la morgue de un hospital público este domingo, horas después de que un vengativo soldado tailandés mató a 29 personas e hirió a docenas de otras en un alboroto en un centro comercial.

Sirirat perdió a su hermana, cuñado y joven sobrino en el ataque. Ella estaba entre docenas de familiares de las víctimas fuera de la morgue, esperando completar el papeleo para reclamar a sus seres queridos y recibir una compensación del fondo de víctimas criminales del gobierno tailandés.

En Facebook, había hablado con su hermana, Papatchaya Kualraksa, de 33 años, mientras se escondía con su esposo y su hijo de 2 años en el almacén de un supermercado. Sirirat le aconsejó a su hermana que cuidara a su hijo para que no hiciera ruido y se arriesgara a revelar a la familia al pistolero, cuyas rondas de fuego automático resonaban en el centro comercial de siete pisos.

“Se escucharon disparos sin parar pero no habían señales de un rescate”, contó Sirirat. Aún así, “los dos pensamos que ella podría salir”.

Aproximadamente 13 horas después, el enfrentamiento terminó cuando las fuerzas especiales tailandesas dispararon fatalmente al hombre armado, a quien las autoridades identificaron como sargento mayor Jakrapanth Thomma.

Sirirat, de 43 años, más tarde recibió fotos de un amigo, un oficial que acudió al centro comercial, del cuerpo de su hermana, los brazos envueltos alrededor de su hijo de 2 años y el padre del niño cerca.

Proceso de entrega

Al patólogo forense solitario del hospital se unieron otros dos de fuera de la ciudad, pero las autoridades dijeron que podrían pasar días antes de que se completaran las autopsias y que los cuerpos pudieran ser entregados.

Kanokphon Watchawan, de 28 años, vino de Bangkok para recuperar el cuerpo de su hermano, Wanchai, quien fue asesinado mientras trabajaba en una tienda en el centro comercial. Kanokphon dijo que las autoridades del centro de salud le dijeron que volviera por él el martes.

Los cuerpos de seguridad dijeron que el asaltante estaba enojado por una disputa financiera. Primero mató a su oficial al mando y a su suegra para después confiscar varias armas de asalto y municiones de su campamento militar. Abrió fuego e hirió al menos a tres soldados antes de robar un vehículo del ejército para huir, disparando mientras conducía al centro comercial donde los compradores corrían aterrorizados.

La violencia armada no es desconocida en Tailandia y el tiroteo en Nakhon Ratchasima se produce solo un mes después de otro evento similar en un centro comercial de alto perfil en la ciudad tailandesa de Lopburi. En ese caso, un pistolero enmascarado que llevaba una pistola con silenciador mató a tres personas, incluido un niño de 2 años, e hirió a otras cuatro mientras robaba una joyería.

Tailandia / AP

Share This:

Comentarios

  

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!