Venezuela

Bancarización de divisas busca el orden en medio de una dolarización caótica

Expertos: la banca en Venezuela todavía no puede otorgar financiamiento en divisas, lo que es crucial en la dolarización financiera / Foto: Cortesía

A raíz del proceso de dolarización informal que atraviesa Venezuela, como consecuencia del ciclo hiperinflacionario en el que se encuentra desde noviembre de 2017, la banca nacional empezó a ofrecer la posibilidad a sus clientes, principalmente los jurídicos, de que abran las llamadas “cuentas custodia” o de resguardo en las que podrán depositar sus divisas, retirar fondos e incluso hacer transferencias entre cuentas del mismo banco.

Bancaribe anunció el lanzamiento de su nuevo producto “Mi Cuenta en Divisas”, el cual pone a disposición de sus clientes para la movilización de fondos dentro del territorio nacional, de acuerdo con la institución financiera.

Se trata de una cuenta corriente electrónica, no remunerada, que se encuentra disponible en dólares o euros y no requiere monto mínimo de apertura. Además, “Mi Cuenta en Divisas” puede movilizarse a través de Mi Pago Bancaribe y operaciones en taquilla. No posee instrumentos como chequera ni tarjeta de débito.

Este nuevo producto, según expresó Arelys Pérez, vicepresidente de Banca Personas de Bancaribe, surge por “la necesidad que tienen nuestros clientes de disponer de una cuenta en moneda extranjera que tenga movilidad y complemente o sustituya las transacciones que, cada vez con mayor frecuencia, se realizan en efectivo en comercios y entre personas en el país”.

Los instrumentos buscan poner orden en medio de una dolarización caótica.

“Mi Cuenta en Divisas” está dirigida a personas naturales mayores de edad y jurídicas residenciadas o domiciliadas en el territorio nacional, clientes actuales o potenciales de Bancaribe, titulares de cuentas en moneda nacional en la entidad financiera.

“Permite transferencias y pagos en divisas entre cuentas en Bancaribe, así como operaciones de depósito y retiro de efectivo por taquilla, brindando seguridad y movilidad, sin tener que preocuparse por disponer de billetes de baja denominación y en excelente estado para realizar sus transacciones”, destacó Pérez.

Banplus es otra institución financiera que lanzó el servicio de cuentas de custodia de divisas. No hay límites para apertura ni retiros, y los clientes deben declarar el origen de los fondos depositados. Si alguna persona quiere retirar una alta suma se le proporciona una bolsa especial para colocarlos.

“Únicamente es para transar en Venezuela. Es un servicio para transar lo más seguro posible. Es un producto necesario en este momento en el país. En las cuentas en dólares o euros para personas naturales y jurídicas se puede además de depositar divisa, ser manejada a través de la banca por Internet y se puede transferir dentro de la banca de Banplus”, afirma Jaime Salazar, vicepresidente de Estrategia y Administración de la entidad.

Comisiones

El ejecutivo agregó que ofrecen una solución a lo que sucede actualmente con las divisas que no se pueden sacar del país por el tema de las sanciones, y los bancos corresponsales quieren trabajar lo más seguro posible.

“Actualmente, hay cajeros de supermercados que son más grandes que los bancos por el monto en efectivo que manejan. Contamos con un formulario de prevención y máquinas que se encargan de corroborar la validez de los billetes”, indicó Salazar.

Para las instituciones financieras lanzar este nuevo producto es una oportunidad de negocio por los ingresos que pueden percibir. Los bancos locales cobran entre 1% y 2% mensual de comisión sobre el monto promedio en divisas en efectivo que resguardan en 30 días en las bóvedas, y a cambio, los clientes tienen disponibilidad inmediata de ese dinero y chequeos de seguridad de los billetes.

Banplus, por su parte, cobrará una comisión de 0,1% del monto por las transferencias a otras cuentas custodias de la misma institución.

Según datos de la Superintendencia de Bancos, los fondos por cobros de servicios bancarios no financieros aumentaron 29.089% en un año, lo que ha ayudado a mejorar los ingresos de la banca nacional, que redujo a mínimos los préstamos otorgados tanto a personas naturales como jurídicas como consecuencia de la política de contracción del crédito que ha aplicado el Banco Central de Venezuela (BCV) a través del encaje legal.

Hace más de seis meses la banca comenzó a cobrar comisión por prestar servicios de custodia a empresas venezolanas de amplia trayectoria. El economista Leonardo Buniak dijo que la banca nacional buscó de esa manera generar ingresos que no ha podido percibir en el último año por el aumento del encaje legal por parte del gobierno de Maduro.

Sin embargo, no se debe confundir custodiar con “operaciones comerciales”.

“La banca está prestando servicios de custodia para divisas, no transacciones en divisas; son cosas distintas”, aclaró el analista financiero José Ignacio Guarino.

Además, no se permite realizar transferencias a cuentas internacionales debido a las sanciones impuestas por el gobierno de Estados Unidos. Los bancos corresponsales, que permiten transferir fondos a cuentas en el exterior, han preferido mantenerse distantes desde que la Oficina para el Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha tomado medidas contra el gobierno de Venezuela, entre ellas al BCV.

Facilitar transacciones

En Venezuela, más de la mitad de las transacciones se realizan en divisas y firmas calculan que este año 2020 los pagos en moneda extranjera pueden representar 70% del total.

Un estudio realizado por la firma Ecoanalítica en octubre, que evaluó 12.600 transacciones en 136 establecimientos comerciales de siete ciudades del país (Maracaibo, Valencia, Barquisimeto, Lechería, Maracay, Puerto Ordaz y Caracas), arrojó que 53,8% de la compra-venta se hizo en dólares. Maracaibo ocupa el primer lugar entre las ciudades más dolarizadas de facto, con 86% de este tipo de operaciones. Caracas llega a 48,5%.

Actualmente, establecimientos como tiendas de electrodomésticos, supermercados y grandes almacenes son los que manejan un mayor volumen de divisas. En algunos de estos comercios las transacciones pueden llegar a representar hasta 35% de sus ventas diarias, informaron representantes del gremio comercial.

El economista Asdrúbal Oliveros sostiene que el nuevo servicio que ofrece la banca ayudará a facilitar transacciones y extender su dolarización. “No falta mucho para que más bancos se sumen. Y cada quien va a trabajar con el de su confianza. Sin embargo, en el contexto institucional venezolano, toca ser prudente”.

Lo más grave, a su juicio, es que el Gobierno intente, en el mediano o largo plazo, disponer de ese efectivo o limitar su uso. De allí que aconseje “manejar esta cuenta para las transacciones y no para guardar el dinero”.

Por otro lado, aún no se puede hablar de dolarización de la banca en Venezuela, a pesar de la aparición de las custodias y de los nuevos “cuasi-depósitos” en divisas, afirmó Luis Arturo Bárcenas, economista senior de Ecoanalítica.

“La denominada transaccionalidad de los nuevos instrumentos no es completa. Aún en custodia, los fondos pueden ser traspasados sólo ‘a lo interno’ de cada banco, entre clientes naturales o jurídicos, con o sin autorización. Cero pagos mediante puntos de venta, limitados a medios electrónicos compartidos en el mismo banco, incluyendo transacciones vía web. Una suerte de P2P/P2C (pagos por telefonía móvil), pero exclusivo entre clientes de cada entidad. La movilidad de los recursos se limita a fondos en divisas locales. Hasta ahora, no se permiten que tales ‘captaciones’ reciban recursos provenientes de depósitos en el exterior y viceversa”.

El experto señala que la banca todavía no puede otorgar financiamiento en divisas, lo que es un punto crucial en toda dolarización financiera. “A pesar de estar exceptuados de la constitución de encaje, el pasar de custodias a depósitos puede traer mayores implicaciones patrimoniales y de riesgo para la banca, o mayores intereses del regulador por encajes ‘especiales’. Promover una dolarización a mayor escala pasa por disponer de un mecanismo de compensación para el intercambio en divisas entre clientes y comercios de otros bancos en tiempo real. Pregunta abierta: ¿existe? ¿La banca local dispone de los recursos para su mantención?”.

Bárcenas subrayó que las cuentas custodias sólo permiten operaciones electrónicas interbancarias, es decir, en el mismo banco. “Algunos bancos lo ofrecen, pero no se puede ir a un comercio a pagar con esas cuentas (…) Sería una forma de que el Gobierno renunciara a la emisión de bolívares, y yo no creo que vayamos todavía a un sistema formal en línea con dólares”.

Caracas / Carlos Seijas / Rafael Arias

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!