Venezuela

Funcionario de las FAES asesinado en Coche iba a comprar un camión

Se presume que delincuentes de la zona los mataron para robar el arma del funcionario / Foto: Cortesía

El supervisor agregado de la PNB, adscrito a las FAES del estado Táchira, Néstor José Vásquez Olmos, de 31 años de edad, y su amigo Daniel Enrique Ocanto, de 27 años, fueron asesinados a tiros pasadas las 3:00 pm de ayer en el sector Cochecito, parroquia Coche, del municipio Libertador.

Ambos fueron a esa zona a ver un camión que estaba en venta y que habían visto por la red social facebook.

Los familiares del funcionario policial desconocen quiénes eran los vendedores del vehículo. Solo saben que en la mañana de ayer, Vásquez y Ocanto fueron a Maracay, estado Aragua, a ver un camión que querían comprar, pero al ver que no les convenía regresaron a Caracas. Después de almuerzo se fueron al sector Cochecito, parroquia Coche del municipio Libertador para ver otro vehículo en venta, pero fueron atacados a disparos.

Ocanto recibió tiros en el cuello, brazo y el hombro. Además, tenía heridos un oído y la pierna. Mientras que Vásquez, el efectivo de las Faes, recibió dos en la cabeza.

Se presume que delincuentes de la zona los mataron para robar el arma del funcionario y unos 8.000 dólares para la compra del vehículo.

Es posible que alguien le haya informado a los antisociales que en el Toyota Corolla gris iba un funcionario policial.

Vásquez Olmos, tenía dos hijos y estaba en Caracas por días libres. Había sido funcionario de la PM y tenía 15 años como policía.

Ocanto también dejó dos hijos pequeños y su esposa está embarazada.

PNB lo detuvo y cuatro días después fue hallado en la morgue

Allegados a Maykel Antonio Guillén García, de 24 años de edad, relataron en la morgue que éste fue aprehendido por una comisión de la PNB en la vivienda de una vecina, ubicada en el sector San Isidro de Altavista, Catia, parroquia Sucre, municipio Libertador, el 17 de este mes.

Los funcionarios no explicaron el motivo por el cual lo detuvieron.

Los parientes del hombre lo buscaron en dependencias de la PNB además de otros cuerpos policiales y hospitales sin lograr resultados.

El 21 de este mes los familiares, en vista de que Guillén no llegaba, decidieron ir a Atención a la Victima del Ministerio Público para denunciar el caso, pero en la tarde de ese día volvieron a la morgue de Bello Monte donde les indicaron que el cadáver había sido ingresado a esa dependencia procedente del hospital Periférico de Catia. Tenía un disparo en el tórax.

La víctima era padre de dos niños de 5 y 2 años de edad. Tenía un registro policial por violencia de género.

Caracas / Runrun.es

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!