Tiempo Libre

Loughlin y Giannulli a juicio en octubre en caso de sobornos

El juicio de la famosa pareja comenzará el 5 de octubre en un tribunal federal en Boston / Foto: AP

La actriz de televisión Lori Loughlin y su esposo, el diseñador de modas Mossimo Giannulli, irán a juicio en octubre acusados de pagar sobornos para que sus hijas fueran admitidas a la Universidad del Sur de California, dijo un juez federal el jueves.

El juez fijó la fecha del juicio luego que los abogados defensores alegaron que tenían nueva evidencia que exoneraría a la pareja de los cargos en el escándalo de admisiones que involucró a prestigiosas casas de estudio alrededor de Estados Unidos.

El juicio de la famosa pareja _ y de otros seis padres prominentes acusados en el caso _ comenzará el 5 de octubre en un tribunal federal en Boston. Otros siete acusados que continúan batallando los cargos irán a juicio en enero de 2021, dijo el juez federal de distrito Nathaniel Gorton.

Loughlin, quien interpretó a la tía Becky en la serie de comedia “Full House” (“Tres por tres”), y Giannulli están acusados de pagar 500.000 dólares para conseguir que sus hijas ingresaran a USC como miembros del equipo de remo, aun cuando ninguna de ellas practicaba ese deporte. Las autoridades dicen que Loughlin y Giannulli ayudaron a crear perfiles deportivos falsos para las adolescentes enviándole al consultor en el centro del ardid, Rick Singer, fotos de las chicas posando en máquinas de remo.

El dinero fue canalizado a través de una fundación benéfica falsa dirigida por Singer, quien se declaró culpable de orquestar el plan, dijeron las autoridades.

Los abogados de Loughlin y Giannulli habían pedido al juez que postergara la fijación de la fecha de juicio ante la nueva evidencia que recibieron de los fiscales esta semana. Dicen que la evidencia apoya la versión de la pareja de que creyó que sus pagos eran donaciones legítimas, no sobornos.

Pero el juez señaló que los casos deben resolverse a la brevedad y ordenó a la defensa que presente cualquier solicitud para desestimar el caso a más tardar el 13 de marzo.

Los abogados de Loughlin y Giannulli dijeron en un documento el miércoles por la noche que los fiscales les entregaron notas del iPhone de Singer. Singer dice en las notas que agentes del FBI le gritaron y le dijeron que mintiera para lograr que los padres dijeran cosas en conversaciones telefónicas grabadas que podrían usarse en contra de ellos.

Los abogados también dicen que las notas de Singer indican que los agentes del FBI le pidieron que mintiera diciendo que él les dijo a los padres que los pagos eran sobornos, no donaciones.

“Llamada fuerte y abrasiva con los agentes. Ellos siguen pidiéndome que diga una mentira y que no replantee lo que le dije a mis clientes sobre a dónde iba el dinero — al programa y no al entrenador y que era una donación y ellos quieren que sea un pago”, escribió Singer, según el documento.

La defensa no recibió las notas de Singer hasta esta semana porque el gobierno creía que eran privilegiadas y no se fijó mucho en ellas tras descubrirlas en octubre de 2018, dijeron los fiscales.

Sean Berkowtiz, un abogado de la pareja, dijo en un documento de la corte el jueves que la explicación de los fiscales de por qué no entregaron antes la evidencia era “falsa”. Acusó al gobierno de “conducta procesal atroz”.

“El hecho de que alguien hizo una donación a USC con la meta de conseguir que sus hijas ingresen a USC no es un delito”, dijo al juez BJ Trach, otro abogado de Loughlin.

El fiscal federal adjunto Eric Rosen le dijo al juez que no importaba si Singer llamó los pagos sobornos o donaciones, porque de cualquier modo era un quid pro quo ilegal.

“Que lo llamen donación no hace que sea legítimo”, dijo Rosen.

Boston / AP

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!