Locales

Gremio: maestros ejercen oficios extras para completar

Directiva de Sinvema en la región dijo que redujeron las jornadas laborales / Foto: Rafael Salazar

Desprofesionalizados. Esta es la realidad en que se encuentran los docentes del estado Anzoátegui debido a que la hiperinflación ha pulverizado sus salarios, llevándolos a ejercer oficios extras para completar sus ingresos. Al menos así lo afirmaron representantes del gremio.

Y es que, desde septiembre del 2018, cuando en el marco de la reconversión monetaria el Gobierno hizo pública las tablas salariales que fueron aplicadas en las convenciones colectivas, que tenían que partir del salario mínimo nacional, los profesionales de la educación pronosticaron las consecuencias que estas traerían para los trabajadores: se convertirían en sal y agua ante la inestable economía del país.

Según la presidenta del Sindicato Venezolano de Maestros (Sinvema) en la entidad, Maira Marín, ahora los maestros han tenido que reducir la jornada laboral, en la mayoría de las escuelas públicas, para dedicarse a otras labores que les generen dinero.

“Van dos o tres días a la semana a dar clases. Hacen comisiones de trabajo y se turnan. Es un acuerdo interno al que han llegado, porque realmente el salario no les alcanza para el pasaje y menos para alimentarse”.

Dar clases particulares y en su mayoría desempeñarse en trabajos domésticos y vender cualquier tipo de rubro por las redes sociales o de manera informal, han sido alternativas a las que han tenido que recurrir en la región, como medida de supervivencia.

“Están limpiando casas en la zona metropolitana, donde les pagan $4 y $5 diarios. Hacen helados o han montado las populares bodegas en las calles, con una mesita, para vender harina, pasta, azúcar, café, etc, con la finalidad de recabar algo de plata, y en efectivo. Eso lo que da es tristeza y mucho dolor, que se desprofesionalice un docente como consecuencia de un deterioro económico y social”, expresó.

Sin distinción

Para el presidente del Sindicato Único de Maestros (SUMA) en la región, José Reyes, no hay distinción de estatus, para ejercer oficios diferentes a la educación.

“El salario no satisface ni a los trabajadores. Los maestros con su vocación de servicio, independientemente que no les alcance lo que ganen, están cumpliendo con sus labores escolares. Directores me han dicho que hacen helados, otros venden pollo o torta para conseguir algún recurso adicional.

La crisis nos ha llevado a eso”, aseguró.

El profesional que más gana en la región no alcanza los Bs 700 mil al mes. Esto incluye el sueldo base del docente VI, Bs 480.816, más los Bs 200 mil de bono de alimentación.

De acuerdo con la información dada a conocer por el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM), la Canasta Alimentaria Familiar (CAF) de enero se ubicó en Bs 24.139.128,44 que equivalen a $321,90, tomando como referencia la tasa oficial del 31 de ese mes.

Es decir, que se requieren 96,5 salarios mínimos (Bs 250 mil) para poder adquirir los rubros que alcanzan para cinco miembros del núcleo.

Aparte de los salarios que son pulverizados por la hiperinflación, el gremio señaló que por contar con una gobernación opositora, la Oficina Nacional de Presupuesto (Onapre) envía los recursos tarde para hacer los pagos.

Puerto La Cruz / Elisa Gómez

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!