Mundo

Prisiones federales luchan para combatir los crecientes temores de Covid-19

Funcionarios de salud han estado advirtiendo durante más de una década sobre los peligros de las epidemias en las cárceles / Foto: AP

Las reglas sobre equipo de protección varían ampliamente de una prisión a otra. Los reclusos dicen que hay poca orientación sobre qué hacer si experimentan síntomas parecidos a la gripe y muy poco distanciamiento social, mientras algunos con signos de virus no son examinados.

Estas características detallan una política dispersa sobre la seguridad de Covid-19 en la Oficina Federal de Prisiones, en medio de la creciente pandemia. Los defensores e incluso los guardias de la prisión están pidiendo reformas para evitar un posible brote en un sistema penitenciario plagado por la violencia, la mala conducta y la escasez de personal.

Este informe se basa en entrevistas con casi dos docenas de oficiales de corrección, reclusos y abogados, muchos de los cuales hablaron con The Associated Press bajo condición de anonimato por temor a represalias.

Los funcionarios de salud han estado advirtiendo durante más de una década sobre los peligros de las epidemias en las cárceles, que son entornos ideales para los brotes de virus: los reclusos comparten celdas pequeñas con extraños, usan baños a solo unos metros de sus camas y son pastoreados en salas donde pasan horas juntos.

Si bien estadísticamente el número de casos confirmados de coronavirus dentro del sistema de la Oficina de Prisiones es bajo, existe un temor generalizado entre los reclusos y los miembros del personal de que el virus pueda propagarse rápidamente. Hasta ahora, se ha confirmado que 14 reclusos y 13 miembros del personal del sistema penitenciario federal tienen Covid-19.

El Fiscal General, William Barr, dijo el jueves que el Departamento de Justicia toma en serio “su responsabilidad de proteger a los que están bajo su custodia”.

“Tenemos los protocolos diseñados para detener eso, y estamos utilizando todas las herramientas que tenemos para proteger a los internos”, añadió.

En una declaración a la AP, el director de la Oficina de Prisiones, Michael Carvajal, dijo que la agencia “hasta ahora ha sido afortunada porque su tasa de infección por COVID-19 es notablemente baja”.

Washington / AP

Share This:

Comentarios

  

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!