Deportes

Natación anzoatiguense se adapta una nueva realidad

La natación cuenta con la particularidad que tiene por necesidad entrenarse en las piscinas casi de manera necesaria. Por ello, aislamiento social al que se ha visto expuesto el país por el brote de Covid-19 ha hecho que las academias deban buscar nuevas formas de trabajar.

El club de natación Delfines del María Auxiliadora (Delma), referentes de esta disciplina en el estado Anzoátegui, mantienen una lucha contra la adversidad que le presenta la cuarentena colectiva.

“En este momento las metas fijadas pasan a un segundo plano. Eso sí, listos y dispuestos para arrancar de nuevo”, señala Daniel Gómez, entrenador de los nadadores que hacen vida deportiva en Delma.

Todavía no hay fecha para retomar las actividades. Pero aún se trata de mantener activos a los atletas dentro las circunstancias a las que se enfrentan.

“Para los nadadores de élite perder un semana de entrenamiento es como perder un mes en otro deporte. Sin embargo, se crea conciencia de la estructura del entrenamiento y del entorno para buscar alternativas y hacer el intento de no parar el entrenamiento tanto físico como psicológico para mantener el cuerpo en el mejor estado posible”, comenta Gómez.

La natación, a través de varias federaciones como la de Estados Unidos, fue uno de los deportes que se mantuvo más enfáticos en la suspensión de los Juegos Olímpicos de Tokio, pues consideraban que no se cumplían los tiempos para una apta preparación.

“Los atletas hacen en casa lo que pueden hasta donde pueden porque eso depende la característica de cada uno”, comenta el instructor sobre la dificultad que significa no trabajar en las piscinas.

Puerto La Cruz/ Alejandro Jesús Fernández

Share This:

Comentarios

  delma   deporte-local   

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!