Mundo

Naciones productoras de petróleo buscan acuerdo para estabilizar el mercado

El mercado petrolero se convirtió en una guerra global de ofertas / Foto: AP

Los países productores de petróleo, incluidos los de la OPEP y Rusia, buscan llegar a un acuerdo global para bombear menos crudo y evitar un colapso en los precios. El panorama actual ha presionado los presupuestos gubernamentales y empujó a las compañías de energía hacia la bancarrota.

La videoconferencia de este jueves es parte de una serie de conversaciones sobre la estabilización de un mercado, donde los precios del petróleo se han reducido más de la mitad desde el comienzo del año. Los hechos se han desarrollado en el marco de una guerra comercial entre Arabia Saudita y Rusia. 

La caída se intensificó cuando la pandemia de coronavirus causó una mayor caída en la demanda de crudo a medida que los viajes y los negocios se detuvieron a nivel mundial.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, manifestó el jueves que Rusia abogará por un movimiento coordinado que no solo incluya a la OPEP, que había coordinado los recortes de producción durante cuatro años, sino también a Estados Unidos. El país norteamericano es el principal productor mundial ahora y la caída de los precios del crudo ha generado grandes daños financieros.

Expectativas

El presidente Donald Trump ha dicho que la producción podría reducirse en hasta 15 millones de barriles por día, lo que los expertos consideran poco probable. La semana pasada, el presidente Vladimir Putin expresó que apoyaba un recorte general de aproximadamente 10 millones de barriles diarios.

“Estamos listos para acuerdos con socios y para la cooperación con los Estados Unidos de América en este tema”, anunció Putin.

“Según las estimaciones preliminares, creo que podemos hablar de una reducción en el volumen de unos 10 millones de barriles por día, un poco menos, tal vez un poco más”, agregó.

El mercado del petróleo ya estaba sobre abastecido cuando Rusia y la OPEP no lograron acordar recortes de producción a principios de marzo. Los analistas dicen que Rusia se negó a respaldar incluso un recorte moderado porque solo habría servido para ayudar a las compañías energéticas estadounidenses, que estaban bombeando a plena capacidad. 

El estancamiento perjudicó a los productores americanos de esquisto bituminoso y ayudó a proteger la participación de mercado.

Reacciones

La medida de Rusia pareció enfurecer a Arabia Saudita, que dijo que aumentaría la producción y reduciría sus precios de venta. Así el mercado se convirtió en una guerra global de ofertas.

Desde entonces, los precios se han derrumbado. El crudo de referencia internacional Brent se negoció el jueves por más de $34 por barril, mientras que el crudo de referencia de Estados Unidos West Texas se negoció por debajo de $27. Eso es un poco más de un 50% más bajo que al comienzo del año. En un momento, los costos cayeron un 60%.

En Rusia, que depende del petróleo como principal fuente de ingresos, el colapso aumentó el valor de las importaciones y aceleró la inflación.

El Ministerio de Energía de Rusia indicó el miércoles que está preparado para reducir la producción en 1,6 millones de barriles por día, alrededor del 14% de su producción total, en virtud de un acuerdo de la OPEP.

Moscú / AP

Share This:

Comentarios

  

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!