Coronavirus

Cifra de muertes por Covid-19 en el mundo rebasa las 200.000

Algunos países ya han comenzado a reanudar sus actividades / Foto: AP

Mientras la cifra de muertes por el nuevo coronavirus en el mundo superó los 200.000 este sábado, muchos países adoptaban medidas cautelosas para levantar ciertas restricciones, pero los temores a un aumento en los contagios hacían que incluso las empresas afectadas por la pandemia siguiesen renuentes a reanudar actividades.

En Estados Unidos, los estados de Georgia, Oklahoma y Alaska comenzaron a relajar sus restricciones a los negocios pese a las advertencias de los expertos de que las medidas de ese tipo pudieran ser prematuras.

Shawn Gingrich, director ejecutivo y fundador de Lion’s Den Fitness, decidió por el momento mantener cerrado su gimnasio en Atlanta tras el anuncio del gobernador de Georgia.

“Ya hemos sacrificado demasiado”, señaló. “Siento que si lo hacemos demasiado pronto, veremos un aumento de los casos y volveremos al inicio”.

Otros dueños de negocios estaban entusiasmados por reanudar actividades con las precauciones correspondientes. Russ Anderson, propietario de cuatro estudios de tatuajes en el sur de Georgia, se dijo ansioso por retomar actividades con el levantamiento de las restricciones. Cuando reabrió, su principal sala atendió el viernes a entre 50 o 60 clientes. Tanto clientes como los artistas del tatuaje portaban cubrebocas, apuntó.

El total de muertes por Covid-19 en el mundo ascendía este sábado en la tarde a 202.000, de acuerdo con el conteo de la Universidad John Hopkins con base en cifras gubernamentales. Se piensa que la cantidad real es mucho más alta.

En India fueron reabiertas las tiendas de vecindarios a las que acuden muchos de los 1.300 millones de habitantes del país para comprar todo, desde bebidas frías hasta tarjetas de recarga para teléfonos celulares. Sin embargo, la relajación en las medidas de confinamiento no abarcó cientos de ciudades en cuarentena y otros de los lugares más afectados por la pandemia, que ha dejado al menos 775 muertos en India, donde muchas personas viven en barrios pobres con gran densidad de población que hacen imposible el distanciamiento social. En India hay más de 24.500 contagiados por el virus.

Los centros comerciales permanecieron cerrados en todo el país. Sin embargo, fue un alivio para los dueños de tiendas pequeñas que les permitieran reabrir.

“Esta es una buena decisión”, opinó el arquitecto Amit Sharma. “Tenemos que reanudar unas cuantas actividades y dejar que la economía empiece a moverse. La gente pobre debería tener alguna fuente de ingresos. Este virus será un problema a largo plazo”.

La semana pasada, el gobierno indio permitió la reanudación de actividades fabriles y agrícolas en zonas rurales para reducir la difícil situación económica de millones de personas que perdieron sus trabajos tras la paralización impuesta el 24 de marzo. Debido a las restricciones de quedarse en casa en India, solo se permitía a las personas salir de sus hogares para comprar alimentos, medicinas u otros artículos básicos.

En otras partes en Asia, las autoridades reportaron el sábado que no hubo decesos de Covid-19 por 10mo día consecutivo en China, donde se originó la pandemia.

Corea del Sur confirmó 10 nuevos contagios en el octavo día en fila con menos de 20 infectados diarios y, por segunda jornada no registró fallecimientos.

Situación

En un indicio de los aspectos desconocidos del virus, la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó que “no hay pruebas en la actualidad” que demuestren que las personas recuperadas no puedan enfermar otra vez.

Algunos países ampliaron o endurecieron las restricciones en una tendencia que confirma una postura de cautela.

Sri Lanka había levantado parcialmente el toque de queda de un mes impuesto en más de dos tercios del país, pero reimplantó un confinamiento de 24 horas hasta el lunes en todo el país debido a un súbito aumento el viernes de 46 nuevos contagios, el mayor aumento en un día en la isla del océano Índico.

Noruega extendió hasta al menos el 1 de septiembre la suspensión de eventos con más de 500 participantes.

El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, anunció que se permitirá a los españoles salir de sus casas para que hagan pequeñas caminatas y ejercicios a partir del 2 de mayo después de siete semanas de estricto confinamiento, aunque se respetará una máxima cautela.

Los niños en España respirarán aire fresco por primera vez en semanas cuando se les permita salir de sus casas a partir del domingo. Después de 44 días de encierro en sus hogares, los menores podrán salir con supervisión de un adulto a hacer recorridos de una hora a una distancia máxima de un kilómetro (0,6 millas) de su casa. No podrán jugar con otros niños y algunos padres preocupados les compraron mascarillas por internet.

Bélgica esbozó planes para disminuir gradualmente la paralización de actividades a partir del 4 de mayo con la reanudación de la atención no esencial en hospitales y la reapertura de talleres de textiles y costura para hacer mascarillas.

En Italia, donde las restricciones serán relajadas el 4 de mayo, las autoridades advirtieron que no se deben abandonar las prácticas de distanciamiento social cuando disminuyan las restricciones y millones regresen a sus trabajos. Las autoridades anunciaron que distribuirán cubrebocas en hogares de adultos mayores, a la policía, funcionarios públicos y empleados del transporte. Trabajadores pintaron círculos azules en los andenes del metro de Roma para recordar a los usuarios que mantengan su distancia cuando se reanude el servicio.

Italia continua teniendo la cifra de muertos más alta de Europa con 26.384. Los 415 fallecimientos registrados en un periodo de 24 horas que concluyó el sábado en la noche fue el mas bajo en Italia desde los 345 del 17 de marzo, pero apenas cinco menos en comparación con el viernes.

Gran Bretaña mantuvo los cambios a su paralización de actividades debido a que las muertes relacionadas con el virus rebasó las 20.000 en hospitales. La cifra no incluye los fallecimientos en asilos de ancianos, que posiblemente ascienden a miles.

El papa Francisco pidió a la gente que ore por los trabajadores de casas funerarias.

“Lo que hacen es muy duro y triste. Ellos sienten realmente el dolor de esta pandemia muy de cerca”, sostuvo.

Atlanta / AP

Share This:

Comentarios

  

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!