Locales

Escasez de gasolina afecta prestación de servicios funerarios

Bombas de Anzoátegui supuestamente surten a pocos carros fúnebres y hasta un límite de 20 litros / Foto: Referencial

El sector funerario del estado Anzoátegui no escapa de las situaciones irregulares que se han presentado tras la llegada del Covid-19, para sumarse así a la crisis económica de los últimos años, caracterizada por la hiperinflación y la devaluación del bolívar frente al dólar. Al menos así lo señaló Javier Montoya, presidente de la Asociación Profesional de la Industria Funeraria (Asoproinfu).

Además de verse afectados por la subida del dólar paralelo, moneda de referencia para sus cálculos, los trabajadores del ramo deben enfrentarse a las dificultades para colocar combustible, lo que de cierta manera también ha influido en los precios.

Y es que a pesar de pertenecer a un sector que está obligado a laborar durante la cuarentena social y colectiva, en las estaciones de servicio (E/S) habilitadas en la zona metropolitana durante la pandemia, supuestamente, no les colocan gasolina a la mayoría de las 25 funerarias registradas de manera legal en la entidad.

“Habíamos recibido el apoyo en algunas E/S por parte de la Zona Operativa de Defensa Integral (ZODI), pero no con todos los colegas funerarios. Sin embargo, en los últimos días, ni siquiera cumpliendo con los protocolos que exigen de inscribirse en la ZODI, hacer lo propio en la parte de salud, entregar el ticket numerado, hacer la lista de los choferes, entregar la copia de los certificados de cada carro y carnet de circulación nos han querido despachar. Muchas funerarias están cerradas por no recibir el apoyo”, expresó Montoya.

Según el gobernador Antonio Barreto Sira, quien se pronunció a través de sus redes sociales, la situación podría desatar un problema sanitario, generar un colapso por la acumulación de desechos patológicos por el cierre de cementerios y la paralización de hornos crematorios.

El presidente de Asoproinfu recordó la importancia que tiene el sector a la hora de contener la pandemia.

“Cuando fallece una persona nos convertimos en el primer eslabón, porque debemos tener más protocolo de salud pública, higiene y seguridad, a fin de evitar el contagio. Tener cuerpos en estado de descomposición o sin poderlos velar o cremar es bien delicado”, destacó.

Cuando se le consultó si la irregularidad en el suministro de combustible ha influido en la variación de los precios de los servicios, Montoya expresó que por ahora no. Sin embargo, resaltó que pudieran afectarse si “lamentablemente” compran la gasolina dolarizada. Indicó que en la región un servicio básico parte de los Bs 18 millones.

Medidas

El encargado de la Funeraria Popular de Barcelona, Arquímedes Hernández, calificó de caótico el desabastecimiento de combustible. Aseveró que algunos empleados han tenido que llevar a los difuntos a las E/S para que constaten que tienen que hacer un traslado o que un cuerpo está en estado de descomposición y aun así, no los tomarían en cuenta.

“Los generales que están en las bombas dicen que no les importan las funerarias, que los muertos no son familia de ellos. Cuando corres con suerte, te colocan 20 litros para ir y regresar de El Tigre, cuando mínimo se necesitan 90 litros”, manifestó.

Hernández señaló que esta circunstancia ha influido en el costo final de los servicios, porque los familiares, por sus medios, supuestamente han adquirido un bidón con 20 litros de gasolina en $25, para que trasladen a sus difuntos.

“Yo, el servicio más económico lo tengo, en lo que equivale en bolívares, a $130, pero la gasolina la tiene que buscar el familiar y ya eso depende a cómo la consigan”, adujo.

Para el presidente de la Fundación para la Contraloría Social de los Servicios Funerarios de Anzoátegui (Fcssfanz), José Magallanes, no existe control ante lo que se vive en el ramo: el alza del dólar paralelo. Mientras que las fallas en el suministro de combustible tienen la mayoría de los carros fúnebres paralizados.

“Todas estas situaciones han disparado los precios de los servicios funerarios. Lo que se busca es que el alcalde Luis José Marcano y las autoridades competentes unifiquen criterios para que las empresas formales que tienen salas de preparación, pagan impuestos y tienen contraloría sanitaria obtengan el salvoconducto para que coloquen gasolina”.

Explicó que antes de la pandemia, un servicio básico en las funerarias “serias” partía de los 250$ y ahora va por los $320. Mientras que en las informales estaba en $130 y supuestamente va por los $180.

Puerto La Cruz / Elisa Gómez

Share This:

Comentarios

  

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!