Boxeo

Gabriel Maestre: ”Aún tengo la espina de no poder subirme a un podio olímpico”

Gabriel Maestre ha representado a Venezuela en dos Juegos Olímpicos (Foto: Cortesía)

Antes de que finalizara el 2019, el 20 de diciembre del pasado año, Gabriel Maestre se impuso por nocáut al argentino Diego “Joya’’ Cháves, en un compate que se disputó en Barranquilla, Colombia, un lugar que le sienta bien porque allí consiguió el título de Campeón Mundial Súper Wélter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

De esa manera, a sus 33 años de edad, el oriundo del Barrio La Aduana de Barcelona exhibe el cinturón que lo consagra como uno de los mejores púgiles dentro de su categoría.

Con una larga experiencia en el boxeo aficionado, el anzoatiguense cuenta en su palmarés con dos participaciones en Juegos Olímpicos, tres en Panamericanos, incluido una medallla de oro en Toronto 2015 y cuenta con el honor de ser el capitán del equipo Caciques de Venezuela en la Serie Mundial de Boxeo.

Inicios en La Aduana
Nacido en septiembre de 1986, Maestre no se decantó por el pugilismo desde un principio, pues al igual que otros jóvenes de corta edad prefería el béisbol, jugando en el conjunto Caimancitos. Pero todo cambió a los 13 años.

“Un día mi primo me llevó a practicar boxeo allá en Barcelona, cerca del antiguo Instituto del Deporte de Anzoátegui (IDEA)’’.

Desde allí se olvidó de ser un pelotero profesional para subirse a los cuadriláteros de forma constante, aunque sus padres al principio no estaban de acuerdo con la idea de que Gabriel practicara esta
disciplina.

“No les gustaba que su hijo recibiera golpes en la cara o en el cuerpo’’, recordó el barcelonés sobre sus primeros pasos.

La carrera del oriental comenzó a rendir frutos al poco tiempo de incursionar en el deporte, pues representó al estado en varios torneos juveniles de carácter nacional.

“Al principio no me daba cuenta de que esto era lo mío, pero después, , cuando empecé a competir supe
que me podía ir bien’’, contó.

Su estreno en un certamen nacional se dio en Falcón, experiencia que le trae gratas memorias al peleador dado que allí se coronó por primera vez.

El empuje de su victoria en el occidente del país le permitió seguir creciendo en su trayecto hacia la selección nacional y fue así como, llegada la veintena de edad, el “Capitán’’ se ganó un lugar entre el componente criollo que viajó a República Dominicana para disputar el torneo La Romana. Aquello sucedió en 2007, y poco después se hizo una tónica sus participaciones en el exterior.

“Aquello fue una gran experiencia para mí, porque fue mi debut internacional y me sirvió para competir a ese nivel’’.

Grandes competencias
La Romana fue su primera gran cita, pero no fue la única puesto que le aguraba un futuro en las grandes citas del próximo ciclo olímpico rumbo a Londres 2012.

Todo comenzaba en los Juegos Panamericanos de Guadalajara, México, en 2011, cuando representó a Venezuela.

En suelo azteca no tuvo su mejor pasantía y sufrió una dura derrota en su primer combate contra el cubano Carlos Banteux, quien a la postre sería el
medallista de oro de la justa.

No obstante conseguiría el objetivo final, uno de los boletos en disputa para los Juegos Olímpicos de Londres 2012, su estreno en la magna cita del deporte, luego de vencer al mexicano Óscar Molina en el repechaje clasificatorio celebrado en Río de Janeiro.

Ya con el pase asegurado, Maestre partió a tierras británicas.

En Londres mejoró respecto a lo mostrado en Guadalajara un año antes, aunque también se marchó con las manos vacías en cuanto a medallas, pero sí obtuvo un meritorio quinto puesto que le permitió llevarse a casa un diploma olímpico.

En su pelea inicial venció de manera cerrada al iraní Amin Ghasemipour por 13 puntos contra 8.

La estela ganadora continuó en la siguiente instancia al derrotar por 18-13 a su par sudafricano Siphiwe Lusizi.

En cuartos de final, con un solo triunfo para ganar la primera presea en Juegos Olímpicos para el boxeo después de 28 años, no logró el cometido y fue vencido por el kazajo Serik Sapiyev, que posteriormente conseguiría el primer lugar.

‘’Fue algo bonito e involvidable. A pesar de que no
conseguí medalla, ir a unos JJ.OO. es lo más bonito que
le puede pasar a un atleta amateur’’, relató.

Curtido en el panorama internacional, volvió a disputar unos Panamericanos, esta vez en Toronto 2015. A diferencia de lo hecho en México, se notaba la experiencia adquirida por el anzoatiguense en los cuatro años que transcurrieron de un certamen y otro.

El púgil no tuvo rival en sus dos primeras presentaciones, con sendas victorias por decisión unánime contra el brasileño Roberto de Queiroz y el dominicano Juan Ramón Solano.

En la gran final esperaba el cubano Roniel Iglesias, campeón olímpico y del mundo en ese momento. No obstante el criollo se impuso por decisión dividida y ese 25 de julio de 2015 se incrustó en su memoria.

”Es mi recuerdo más grande porque gané el oro y vencí nada más y nada menos que a Roniel, un gran campeón’’, afirmó.

Campeón – Morochito
Gabriel Maestre ganó oro en los Panamericanos de Toronto (Foto: Cortesía)

Una espina clavada
Con casi 30 años de edad buscó la revancha en Río de Janeiro 2016. Eran sus segundos Juegos Olímpicos.

Nuevamente estuvo cerca de conseguir un metal, pero los esfuerzos fueron infructíferos en el objetivo de alcanzar el podio.

Después de batir al alemán Arajik Marutjan en un combate parejo, le tocó subirse al cuadrilátero otra vez para enfrentarse al italiano Vincenzo Mangiacapre. Sin embargo, el europeo se lesionó antes de la pelea y no se presentó.

Así, Maestre llegaba descansado a su duelo de cuartos de final contra el kazajo Daniyar Yeleussinov, que compartía nacionalidad con el hombre que le había quitado la medalla en 2012, y el resultado fue similar al vivido cuatro años atrás, con descalabro por decisión unánime.

‘’En Río estuve muy cerca de estar en el podio. Lástima que al final no se dio. Aún tengo esa espina’’, dijo sobre sus fallidos intentos por una medalla olímpica.

El atleta tenía en Tokio 2020 una oportunidad de redimirse y lograr su ansiado sueño de regresar con una presea colgada en su pecho, aunque el brote de Covid-19 y la cancelación de todos los eventos deportivos impidió que se llevaran a cabo en la fecha que estaba estipulada.

‘’Recibimos con mucha tristeza la noticia. Todo el equipo se sintió mal porque veníamos bien, con una excelente preparación en Rusia y Colombia. Teníamos opciones. Pero son cosas mayores, que se escapan de las manos y Dios sabe lo que hace’’.

Gabriel Maestre con altas expectativas para los Juegos ...
Gabriel Maestre ante el cubano Iglesias en Toronto (Foto: Cortesía)

Salto al profesionalismo
Después de su larga trayectoria en el boxeo amateur, el criollo decidió que era el momento de probar suerte en el pugilismo rentado.

En junio, con 32 años, peleó de manera profesional por primera vez en su carrera, y lo hizo en Barranquilla, Colombia, enfrentándose al neogranadino Jeonannys Barraza, a quien noqueó en par de episodios, convirtiéndose en el titular interino de la categoría Super Wélter de la Fedebol, reconocida por la AMB.

‘’Desde hacía mucho tiempo tendría que haber debutado en el profesional pero siempre deseaba representar a mi país. Pero el tiempo de Dios es perfecto y en mi primer año como profesional logre ser campeón’’.

Meses después, con el cinturón ya colocado, el nativo de La Aduana disputó los Panamericanos de Lima 2019, subiéndose en el podio, aunque en la tercera casilla.

La conquista en cinco rounds frente al peruano Luis Miranda se contrapuso con la derrota por igual resultado ante el quisqueyano Rohan Polanco. Eso le impidió repetir la final de 2015 contra Roniel Iglesias.

Sería el turno de pensar de nuevo en su carrera como profesional y el oponente era Diego Cháves, conocido como ‘’La Joya’’.

Se preveía una dura batalla y el mismo Maestre se preparó para un combate parejo.

‘’Pensé que esa pelea podía estar más fuerte para mí, ya que Chaves es un peleador súper experimentado, aunque al final todo salió bien y retuve el título’’, comenta.

Esa disputa fue vista por muchos de sus compatriotas a través de la televisión y era consciente de lo que ello generaba.

‘’Eso me motivó mucho, porque todo el mundo me iba a ver, en especial la gente en Venezuela. Me hizo sentir orgulloso de representarlos y darle alegrías al barrio La Aduana, donde me crié. Hizo que mi familia esté contenta por mí’’.

GABRIEL MAESTRE LE PASA POR ENCIMA A DIEGO 'LA JOYA' CHAVES - FDB plus
En 2019 se consagró campeón mundial Super Wélter (Foto: Cortesía)



Sacrificios
Como casi todos los deportistas, el boxeador precisó de muchos sacrificios durante toda su vida para llegar al lugar en el que está actualmente. Eso implica mantenerse alejado de su familia, sobre todo de sus hijos.

‘’Es la parte más difícil del boxeo, estar alejado de mis hijos y mis seres queridos durante la mayor parte del
tiempo’’.

Aún le resta carrera para cumplir muchas de sus metas, entre las que se encuentra ser monarca olímpico, aunque tendrá que esperar unos meses más para concretarla, que sellaría una historia que comenzó en Barcelona, y que se ha diseminado por diferentes partes del mundo donde Maestre se ha presentado a representar a su país, su estado y a su añorado barrio La
Aduana.

Puerto La Cruz / Alejandro Jesús Fernández

Share This:

Comentarios

  boxeo   gabriel-maestre   

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!