Locales

Familiares de pacientes apelan a ayudas para pagar cirugías

Pacientes del Hospital Luis Razetti de Barcelona, deben alquilar equipos médicos para cirugías / Foto: Cortesía

El alto costo de la vida no sólo se ve reflejado en la manutención alimentaria de los anzoatiguenses, sino también en lo que respecta a la salud.   

Por ejemplo, los familiares de pacientes de Neurocirugía del hospital universitario Dr. Luis Razetti de Barcelona acuden a las solicitudes de ayudas entre otros parientes, amigos y hasta desconocidos, mediante las redes sociales, para poder costear los gastos que conlleva una intervención quirúrgica electiva, pese a ser un centro público.   

Y es que nada más en el alquiler de equipos especiales, deberían desembolsar entre 400 y 1.500 dólares, dependiendo del proveedor externo, porque el nosocomio, al parecer, los tiene inoperativos.   

“Para la cirugía de mi hermano que tiene un tumor pegado del hueso del cráneo, que no tienen que escudriñar mucho, se necesitan dos aparatos y los micro instrumentos que, supongo, serán pinzas (craneotomo y drill). Los precios varían de acuerdo con la casa de alquiler, y si llevas todo lo que necesitas de un mismo sitio te pueden dar una rebaja”, explicó Livia Martínez, quien es oriunda de El Tigre.   

De manera precisa comentó que el arrendamiento de cada herramienta puede salir en $250, $350 y $150, respectivamente, pero por hacer un solo pedido a su familia eso le costó poco menos de $400.   

La colaboración de más de 20 personas, entre parientes y amigos, aunado a la venta de algunos bienes que tuvieron que hacer, ha sido fundamental para completar lo requerido.   

Para adquirir este tipo de equipos, necesarios también para una intervención por aneurisma cerebral, el hijo de una paciente que espera su turno en la sala de operaciones, dijo que tuvieron que vender un carro.   

“Hace poco estuvo el gobernador aquí, inaugurando por donde pasa la reina, mientras  hay más de cinco personas que necesitan ser operadas y nos piden alquilar unos equipos, porque los que tiene el hospital están dañados. En vez de reparar las fachadas, que busquen una solución a esto, porque es salvar vidas”, manifestó el joven, quien por precaución no quiso ser identificado.   

Lista  

Pese a que el alquiler de aparatos como los descritos representa uno de los mayores gastos, cuando se trata de conseguir medicamentos y materiales médico-quirúrgico, los familiares logran sostenerse con más facilidad de las donaciones. Revelaron que las fundaciones son de gran ayuda.   

“Una ampolla de Vancomicina está casi en un millón de bolívares y nos piden 20. Otro ejemplo son el Gelfoam y Cotonoides; cada uno cuesta entre $10 y $30 y necesitamos cinco y cinco. Mientras que unas medias antiembólicas se ubican en $50. Con las medicinas, gasas y algunas vendas nos han ayudado varias fundaciones, en especial una de nombre Piecitos de El Tigre”, afirmó Martínez.   

A estos gastos, los familiares deben sumarles los estudios preoperatorios, los cuales se hacen de forma privada. Una evaluación cardiovascular con eco les ha llegado a costar $50, mientras que por la consulta de un neumonólogo han pagado $30.   

“Hay pacientes a los que también les piden resonancia magnética. Nosotros la traímos de El Tigre, allá nos costó $320”, añadió Martínez.   

El hijo de la paciente con aneurisma cerebral señaló que con frecuencia les solicitan tomografías de control, que hacen en una clínica privada, y como tampoco hay ambulancia en el nosocomio, les toca esperar hasta cuatro horas para que les envíen una por el 911.   

Oficial  

La directora del hospital barcelonés, Tibisay Triana, informó que desde que se inició la cuarentena por la pandemia de Covid-19, el Gobierno giró un memorándum para que suspendieran las operaciones electivas por ser un centro centinela.  

No obstante, en el caso de Barcelona, tras una conversación con representantes de lo que en su momento era el Comité de Coronavirus, hoy Órgano de Dirección para la Defensa Integral (ODDI), acordaron dejar a algunos pacientes de Traumatología y Neurocirugía de larga data allí.   

“Es un servicio que estaba full y los insumos que tenemos, que empezaron a ser destinados para el Covid, como gorros, tapabocas y otros materiales descartables, no puedo distribuirlos para unas electivas. Por eso es que se decidió que aquellos pacientes que tuviesen todos los insumos, les íbamos a ir dando solución lentamente”, dijo Triana.   

En cuanto a los equipos de alquiler,  la diretora del recinto adujo que tal vez se trata sólo del craneotomo, el cual está dañado desde hace más de dos años.   

“Ninguna institución de la zona lo tiene. Sin embargo, cuando es una emergencia los neurocirujanos resuelven, porque la única diferencia es que con un craneotomo se trabaja con mayor precisión, todo queda a la perfección”, acotó.

Barcelona / Elisa Gómez

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!