Locales

Vecinos claman por inspección de precios en pequeños comercios

Ante la ausencia de transporte, los ciudadanos deben comprar en abastos costosos / Foto: Rafael Salazar

Vecinos de Barcelona aseguraron que la supervisión y control de precios de productos no ha llegado a los pequeños comercios que se encuentran en las comunidades.

Luz Marina Carmona, habitante del sector Tronconal V, señaló que varios negocios como carnicerías, abastos de alimentos y otros expendios venden  los productos a un costo por encima de la lista publicada por el Gobierno, lo cual golpea el bolsillo de los moradores.

“Una harina de maíz ya está llegando a Bs 230 mil en algunos sitios. Es un abuso, una desconsideración ante la situación que estamos viviendo. En estos momentos la comida debería ser más accesible, muchas personas no están trabajando y con esos precios descontrolados nos condenan a morir de hambre”, expresó.

El vecino Oswaldo Villanueva, residente del barrio Razetti, indicó que la falta de transporte los obliga a gastar el poco dinero que consiguen en “las bodegas especuladoras”.

“Hace cuatro días, yo necesitaba comprar algo para alimentar a mis hijos, sólo tenía Bs 300 mil que me pagaron por un trabajo de herrería y no pude llegar al centro porque no conseguí autobús. Me fui a un chino que queda a tres cuadras de la casa y solamente pude comprar medio kilo de pasta y un muslito de pollo, para cinco personas”, manifestó Villanueva.

“Por culpa de la gasolina”

Apolonio Morales, vecino del sector Portugal Arriba, aseguró que en su comunidad la realidad es similar. Refirió que recientemente discutió con un comerciante por los altos costos, pese al ajuste de precios que anunció el gobierno, pero éste atribuyó la culpa al desabastecimiento de combustible.

“Esa persona me dijo que a ellos se les hacía muy difícil transportar la mercancía porque no tienen gasolina y que lo que le incrementan a cada producto lo reúnen para comprarla de manera informal. Ahorita todo es un negocio donde nadie se salva de salir perjudicado”, enfatizó Morales.

Los vecinos recalcaron que es necesario que hagan una nueva jornada de fiscalización, que la extienda a todos los rincones del estado y que a la vez se desarrollen planes que les permitan a los comerciantes surtirse de combustible para que de esa forma no aumenten los precios de la comida que expenden.

Barcelona / Milena Pérez

Share This:

Comentarios

  

Publicidad




Publicidad

Publicidad

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!