Mundo

Pekín propone ley de seguridad para Hong Kong y activistas prodemocracia reaccionan

El Parlamento chino busca reprimir la traición, la subversión y la sedición en Hong Kong / Foto: Internet

Los movimientos prodemocracia de Hong Kong prometieron que volverán a salir a las calles para protestar contra el proyecto de una nueva ley de seguridad que consideran una grave amenaza a la autonomía de ese territorio.

La propuesta de ley, que busca reprimir la traición, la subversión y la sedición, fue introducida en la sesión inaugural del parlamento chino en Pekín, celebrada este viernes.

La ley sigue a las repetidas advertencias de los líderes comunistas chinos de que no tolerarán la disidencia en Hong Kong, un territorio semiautónomo que en el 2019 vivió siete meses de manifestaciones masivas a favor de la democracia.

“Es la mayor arma nuclear que el Partido Comunista Chino ha usado en su destrucción mutua con Hong Kong”, dijo Jimmy Sham, el líder de Civil Human Rights Front, organizador de la manifestación de un millón de personas que desató las protestas el año pasado.

Sham hizo un llamamiento a volver a las calles, mientras que otros activistas convocaron a través de internet protestas para el domingo.

Según Joshua Wong, uno de los principales activistas prodemocracia, el mensaje es claro: “Pekín está intentando silenciar las voces críticas de los hongkoneses por la fuerza y el miedo”, escribió en Twitter.

Por su parte Amnistía Internacional advirtió que la legislación supone “una amenaza casi existencial al imperio de la ley en Hong Kong” y aseguró que es “un momento siniestro para los derechos humanos en la ciudad”.

El Partido Comunista Chino dejó claro el viernes que la nueva ley tiene el objetivo de sofocar el movimiento prodemocracia.

“Tenemos que tomar medidas poderosas para prevenirlos legalmente, detenerlos y castigarlos”, dijo Wang Chen, el vicepresidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional (APN), en referencia a las fuerzas “antichinas”.

El artículo 23 de la Ley Básica de Hong Kong, una especie de miniconstitución, establece que la ciudad tiene que promulgar una ley que prohíba “la traición, la secesión, la sedición y la subversión” contra el gobierno chino.

Sin embargo nunca se implementó está cláusula que la oposición de Hong Kong teme que limite sus derechos civiles.

En 2003, un intento de la asamblea legislativa de Hong Kong de aplicar el artículo 23 fracasó después de que un millón de personas salieran a la calle para protestar.

En este caso, la ley sería aprobada por el parlamento nacional chino y evitaría así pasar por la asamblea de Hong Kong.

Hong Kong / Redacción web / Con información de AFP

Share This:

Comentarios

  

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!