Coronavirus

Piden a ONU que lidere esfuerzos ante crisis en Venezuela

Los venezolanos corren el riesgo de ver incrementada la penetración del coronavirus en Venezuela / Foto: Ariana Cubillos /AP

Human Rights Watch y los Centros de Salud Pública y Derechos Humanos de la Universidad Johns Hopkins exhortaron a la ONU (Organización de Naciones Unidas) a que asuma el liderazgo para hacer frente a la compleja situación que padece Venezuela y que amenaza con agravarse por la pandemia del nuevo coronavirus.

A su vez pidieron a los gobiernos que financien las iniciativas de la ONU para atender la crisis humanitaria en la nación sudamericana.

Las organizaciones advirtieron en un informe difundido que el sistema de salud venezolano se encuentra “colapsado” por la escasez de medicamentos e insumos, la interrupción del suministro de servicios públicos básicos como el agua y la emigración de trabajadores sanitarios, lo que lo deja al descubierto su “absoluta falta de preparación” para hacer frente al COVID-19.

Venezuela enfrenta la pandemia en medio de una compleja situación económica y social, agravada por una desbocada hiperinflación y una severa recesión que se ha profundizado por la cuarentena impuesta desde marzo, que ha llevado a que uno de cada tres venezolanos enfrente dificultades para consumir los mínimos nutricionales necesarios, reveló un informe de febrero del Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas.

La crisis ha desatado en los últimos años una masiva migración de más cinco millones de personas.

Posición oficial

El gobierno venezolano informó por la tarde que la cifra de contagios se elevó a 1.200 y la de fallecidos a 11. Varias infecciones se atribuyen al regreso de venezolanos en países vecinos. “El día de hoy estamos llegando a 476 casos de COVID-19 provenientes de Colombia, 126 de Brasil, 49 Perú y 36 de Ecuador”, indicó el presidente Nicolás Maduro.

Unos 50.210 venezolanos han ingresado a Venezuela por las zonas fronterizas desde que se reportaron los dos primeros casos positivos, el 13 de marzo.

Más al sur, Chile sumó en un día 3.964 nuevos contagiados presionando aún más al frágil sistema hospitalario que el martes contaba sólo con 329 camas de uso crítico disponibles, en un país que acumula 77.961 infectados y 806 fallecidos.

El servicio de salud público es el más requerido por los pacientes porque en él se atiende el 80% de los chilenos. En los hospitales públicos y privados ya se usan camas de urgencia pediátrica con adultos, los ventiladores de los anestesistas y algunos respiradores apoyan a dos personas simultáneamente.

Por su parte, la ministra de Salud de Bolivia, Eidy Roca, dijo que la automedicación está complicando la situación sanitaria en la provincia amazónica de Beni, en el noreste del país, donde los contagios se han disparado. Las autoridades anunciaron que cerrarán la ciudad para contener el contagio en esa región, la penúltima en población pero la segunda en casos positivos.

El país reportó el martes 476 nuevos casos, para un total de 6.682 contagios y 274 decesos en un acelerado ascenso, según las autoridades. Las regiones de Santa Cruz y Beni son las más afectadas.

La Paz y su vecina El Alto, con más de dos millones de habitantes y ubicadas en la región del altiplano a 3.750 metros de altitud en promedio, sólo tienen 6% de los contagios, lo que ha motivado una polémica en la comunidad científica y médica sobre los supuestos beneficios de la altura y la fuerte radiación solar.

“La radiación solar en la altura es un esterilizador natural del virus haciendo que su propagación sea más lenta”, afirmó el médico Gustavo Calleja, profesor y director del Instituto Pulmonar y Patología en la Altura. Pero sus colegas y científicos afirmaron que todavía es pronto para sacar conclusiones.

Mientras tanto, la presidenta interina Jeanine Áñez fue incluida en la investigación del Congreso, dominado por el partido del expresidente Evo Morales, respecto a la compra a precios inflados de 170 respiradores.

Argentina

En Argentina, donde hay 12.157 infectados y 471 muertos, la cuarentena entró en una nueva etapa con el reforzamiento de las restricciones en Buenos Aires, donde los contagios crecieron en los últimos días convirtiendo a la jurisdicción en la que registra más casos del nuevo coronavirus, cerca de 6.000.

Se intensificaron los controles de tráfico para permitir únicamente la circulación de quienes cuentan con permisos en los accesos a la capital desde localidades cercanas situadas en la provincia de Buenos Aires. Asimismo, miles de comercios capitalinos que habían sido habilitados para funcionar dos semanas atrás y que están situados en zonas comerciales neurálgicas tuvieron que cerrar. Farmacias y negocios de venta de alimentos continuarán operando.

En México, se volvió a registrar una jornada récord en el número de casos y decesos diarios, al reportar 3.455 nuevos contagios y 501 fallecimientos, lo que demuestra que el país sigue en el pico de la pandemia.

El subsecretario de Salud Hugo López-Gatell reconoció que el país está “en la cresta” de la epidemia y estimó que cuando empiece a bajar la velocidad de transmisión del virus en la capital, el principal foco, se verá una “reducción sustancial” de los casos diarios nacionales.

No obstante, recordó que en un país tan grande “no hay una sola epidemia” y que cuando bajen los casos en la capital subirán en otros estados, por lo que el primer ciclo podría prolongarse incluso hasta octubre.

En total, México tiene más de 74.500 contagiados confirmados y han fallecido por COVID-19, al menos, 8.134 personas.

El gobierno premiará a unos 8.000 integrantes del personal sanitario que ha participado en la lucha contra la pandemia otorgándoles la condecoración Miguel Hidalgo y premios económicos que van desde los 1.126 a poco más de 4.500 dólares, informó Zoé Robledo, director del Instituto Mexicano del Seguro Social.

El presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que los premios serán “para que quede la constancia en la historia de su labor solidaria y fraterna”.

Sin embargo, estos trabajadores no han dejado de protagonizar protestas con un mismo reclamo, la necesidad de que las autoridades les proporcionen el equipo necesario para protegerse del brote.

Uno de estos grupos, de varias decenas de personas, se manifestó el martes en la capital, el mismo día que la secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, aseguró que el diálogo con el sector “es permanente” y se está “escuchando y dando respuesta a los reclamos tanto de médicos como de enfermeras”.

México reportó el martes más de 74.500 casos confirmados y al menos 8.134 muertos.

En Guatemala, en tanto, el ministro de Salud Hugo Monrroy, comentó que se suman ya 3.891 casos positivos de coronavirus y 63 personas fallecidas por la enfermedad en el país.

El Ministerio informó que, del total de casos, más de la mitad de enfermos oscilan entre los 21 y los 40 años, y la mayoría de ellos se concentran en la capital

Más tarde El Salvador informó que el gobierno de Estados Unidos, a través de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo (USAID), entregó al país centroamericano 250 ventiladores mecánicos o respiradores artificiales para ser utilizados en unidades de cuidados intensivos en los hospitales públicos.

Con esta donación, Estados Unidos suma casi 77 millones de dólares de ayuda adicional a El Salvador para combatir la pandemia.

El país registra 2.042 casos confirmados, 36 fallecidos y 787 recuperados.

Panamá

Por su parte, Panamá anunció que levantará las restricciones a la movilidad a partir del 1 de junio, fecha en la que solo quedará vigente el toque de queda desde las 19:00 a las 05:00 horas. Las limitaciones por género que obligaban a hombres y mujeres a salir de casa en días y en horario distintos dependiendo del número la cédula fueron implementadas hace dos meses.

El ministro de Comercio e Industrias, Ramón Martínez, anunció la apertura de actividades y sectores económicos, incluyendo infraestructura pública, minería no metálica, textiles, cuero, caucho y plásticos, y la industria de suministro de materiales de construcción, entre otras.

La ministra de Salud, Rosario Turner, explicó que la flexibilidad de las medidas conlleva una responsabilidad compartida entre la población y las autoridades.

Panamá, el país centroamericano con más casos confirmados de COVID-19, reportó 264 nuevos contagios para un total de 4.755, con 313 defunciones.

En América Latina se registraban a la fecha más de 782.000 contagios y más de 42.600 muertos, con Brasil con la mayor cantidad de infecciones y decesos.

A nivel mundial se han infectado más de 5,5 millones de personas y han muerto más de 350.000, según el Centro de Ciencias e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins, que basa sus datos en los informes de los gobiernos y las autoridades de salud de cada país.

En la mayoría de la gente este virus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas. Pero en algunas personas, sobre todo los adultos mayores y quienes padecen trastornos de salud subyacentes, puede causar enfermedades más graves e incluso la muerte.

Caracas / AP

Share This:

Comentarios

  coronavirus   crisis-sanitaria   hrw   onu   

Publicidad




Publicidad

Publicidad

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!