Mundo

DC pintó un enorme mural de Black Lives Matter cerca de la Casa Blanca

Un letrero ahora identifica esa sección de la calle 16 cerca de la Casa Blanca como "Black Lives Matter Plaza" / Foto: AP

La ciudad de Washington culminó el viernes casi una semana de manifestaciones contra la brutalidad policial pintando las palabras Black Lives Matter en enormes letras amarillas brillantes en la calle que conduce a la Casa Blanca. Ello representa una muestra muy visible del abrazo del gobierno local a las protestas que lo han puesto aún más en desacuerdo con el presidente Donald Trump.

La alcaldesa Muriel Bowser informó que la pintura, hecha por trabajadores de la ciudad y artistas locales, que abarca dos cuadras tiene la intención de enviar un mensaje de apoyo y solidaridad a los estadounidenses indignados por el asesinato de George Floyd por la policía en Minneapolis.

Se produce cuando Bowser ha discutido con Trump sobre la respuesta a las protestas y mientras DC se preparaba para una manifestación el sábado que se esperaba que atrajera a decenas de miles de personas a una ciudad que aún está bajo restricciones de coronavirus.

“Sabemos lo que está pasando en nuestro país. Hay mucha ira. Hay mucha desconfianza hacia la policía y el gobierno”, expresó la funcionaria en una conferencia de prensa.

“Hay personas que anhelan ser escuchadas y vistas y que se reconozca su humanidad. Tuvimos la oportunidad de enviar ese mensaje alto y claro en una calle muy importante de nuestra ciudad”.

Las letras y una imagen de la bandera de la ciudad se extienden por todo el ancho de la calle 16 al norte de Lafayette Square. El mural termina cerca de la Iglesia Episcopal de San Juan, donde Trump organizó una sesión de fotos el lunes después de que oficiales con equipo antidisturbios dispararon gases lacrimógenos.

Un letrero ahora identifica esa sección de la calle 16 cerca de la Casa Blanca como “Black Lives Matter Plaza”.

Bowser se ha quejado de la respuesta federal de mano dura a las protestas y ha pedido la eliminación de las tropas de la Guardia Nacional fuera del estado.

Ella dice que las diferencias con la administración Trump resaltan la necesidad de que el Distrito de Columbia sea un estado y tenga más control sobre sus asuntos. 

También pueden reflejar el hecho de que el mandatario es profundamente impopular en el distrito, donde la demócrata Hillary Clinton ganó alrededor del 90% de los votos en las elecciones presidenciales de 2016.

Mientras no abordaba el mural pintado, Trump continuó sus ataques contra Bowser en tuits el viernes.

“La incompetente alcaldesa de Washington, DC, @MayorBowser, cuyo presupuesto está totalmente fuera de control y está constantemente volviendo a nosotros para ‘dádivas’, ahora está luchando con la Guardia Nacional, que la salvó de una gran vergüenza por las últimas noches”, tuiteó. “¡Si ella no trata bien a estos hombres y mujeres, entonces traeremos un grupo diferente de hombres y mujeres!”

Ella hizo caso omiso de sus críticas. “Sabes eso de la olla y la tetera”, dijo.

Washington / AP

Share This:

Comentarios

  

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!