Coronavirus

López Obrador no se hará test de COVID-19 pese a casos en su equipo

López Obrador dijo que no piensa realizarse la prueba del coronavirus / Foto: AP

A pesar de que un miembro cercano de su gobierno dio positivo al coronavirus, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador dijo el lunes que no piensa realizarse la prueba aunque estaría reconsiderando una próxima gira por el país y un viaje a Estados Unidos.

Zoé Robledo, director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), anunció el domingo por la noche que había dado positivo al virus dos días después de compartir con López Obrador un evento público en Tabasco, en el sureste, y en otros eventos públicos en las últimas semanas.

“No me hago la prueba porque no tengo los síntomas. Afortunadamente estoy bien y me cuido y se guarda la sana distancia”, dijo el mandatario en conferencia de prensa.

Horas más tarde, el IMSS anunció que otros tres funcionarios del organismo que estuvieron en contacto con Robledo también resultaron positivos. Los tres se encuentran asintomáticos, en buen estado de salud y desde el confinamiento domiciliario trabajan.

El presidente mexicano informó que hasta ahora nadie más del personal que lo acompañó durante el viaje de ocho días ha tenido problemas de salud pero dijo que está reconsiderando salir de gira por el país la próxima semana como había planeado, además de un viaje a Estados Unidos para poner en marcha el tratado de libre comercio entre Canadá, Estados Unidos y México (T-MEC) que comienza el 1 de julio.

Hasta el domingo por la noche México reportaba 117.103 casos de COVID-19 y al menos 13.699 muertes.

En tanto, para evitar más contagios en la central mayorista de alimentos de Bogotá, desde el lunes se restringirá en 50% la cantidad de público en el complejo en el que hasta el momento se han contagiado 78 personas.

“Lo que se pretende es que de las más de 150.000 personas que ingresaban a este complejo de alimentos diariamente reducirlo a 75.000 pero con estrictos controles de higiene, distanciamiento y horarios establecidos”, señaló el ministro de Agricultura, Rodolfo Navarro.

Por otra parte, cuatro de los 85 centros comerciales de Bogotá reabrieron para una prueba piloto de ocho días, con distanciamiento y tapabocas obligatorios, y el 35% máximo de público para evaluar si se puede permitir la apertura total de estos establecimientos desde el 15 de junio.

Por su parte, el director de Migración Colombia, Juan Espinosa, dijo a la AP que debido a las nuevas normas de Venezuela -que permite el regreso de sus ciudadanos solamente tres días a la semana-, se reducirá en un 80% la salida de migrantes desde la ciudad fronteriza de Cúcuta. Se calcula que unos 7.000 venezolanos están esperando salir desde esa ciudad.

En Colombia hay 39.364 contagiados y 1.323 fallecidos.

En Argentina, donde hay más de 22.700 infectados y 670 muertos, los habitantes de 18 de las 24 provincias dejaron atrás el aislamiento social obligatorio que rige desde el 20 de marzo a nivel nacional y entraron en una nueva etapa de “distanciamiento” en la que podrán consumir en bares, volver a las peluquerías y practicar deportes con protocolos de distanciamiento. En tanto, la cuarentena se mantendrá hasta el 28 de junio en Buenos Aires y sus alrededores, donde se concentran la mayoría de los casos.

El viceministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, señaló que la cuarentena en la capital y su cinturón urbano podría extenderse hasta agosto porque allí, a diferencia de lo que sucede en el resto de Argentina, “todavía está subiendo la pendiente” de casos positivos.

Por su parte, Chile redujo en torno al 25% la cifra de nuevos contagiados y muertos reportados el lunes luego que de la víspera se informara el máximo número de infectados y muertos en tres meses. En tanto, en el gran Santiago se intensificaron los controles policiales para reducir la movilidad de las personas.

El ministro de Salud, Jaime Mañalich, informó de 4.606 infectados y 74 fallecidos en la última jornada, un 27% y 23% respectivamente menos que el sábado. El país tiene 138.846 casos y 2.264 muertos.

Claudio Castillo, experto en políticas públicas de la Universidad de Santiago, explicó a The Associated Press que la cantidad de nuevos contagiados se redujo de un 13,2% hace cerca de un mes a un 1,3% la semana pasada. Sin embargo, destacó que la velocidad de los contagios no se ha reducido. Chile sigue en una curva en ascenso pero a menor velocidad, explicó.

En El Salvador, con la participación representante de 18 sectores productivos del país, el gobierno del presidente Nayib Bukele activó el lunes la mesa para planear la reapertura ordenada de la economía, salvaguardando la salud y la vida.

Entretanto el gobierno desplegó 800 controles vehiculares a nivel nacional para verificar que las personas cumplan con la cuarentena domiciliar obligatoria ordenada por el ministerio de salud y solo salieran las personas autorizadas.

En las redes sociales se hicieron llamados para que las empresas abrieron sus puertas, pero el gobierno advirtió que no lo permitiría y amenazó con aplicar sanciones. Sin embargo, pequeños negocios como peluquerías o salones de belleza ya estaban atendiendo a sus clientes, pero “casi clandestinamente”.

“Yo ya estoy atendido a mis clientas, pero por citas y solo a las conocidas, no tengo abierto totalmente” dijo a la AP, una mujer dueña de un salón de belleza, que solo dijo llamarse Esperanza, y que pidió no ser identificado por temor a posibles sanciones.

El Salvador registra 3.104 casos confinados, 56 fallecidos y 1.361 recuperados.

En Bolivia se vivió una jornada de protestas. En el centro de La Paz, centenares de artistas salieron a marchar para que no se elimine el Ministerio de Culturas después que el gobierno interino dispuso su cierre para ahorrar costos y usarlos para prevenir la pandemia.

“Una sociedad sin cultura, es un país sin alma”, decía uno de los carteles que llevaban los artistas, que tras la cuarentena se encuentran sin trabajo y piden que continúen los fondos económicos que se otorgaba a proyectos artísticos.

En la ciudad vecina de El Alto, un grupo de trabajadoras sexuales entraron en huelga de hambre en petición de que se les deje retomar sus actividades, ya que el aislamiento de más de 70 días les ha afectado económicamente. Su representante, Lily Cortez, dijo que incluso presentaron un protocolo de bioseguridad, el cual fue rechazado por la alcaldía ya que necesita una mejor preparación.

En la segunda semana de la reapertura de las actividades en el país, el domingo se registró una baja en los casos confirmados. El Ministerio de Salud informó de 285 nuevos casos con lo que la cifra en total llega a 13,643 y 465 decesos.

En América Latina se han registrado más de 1,3 millón de contagios y más de 65.900 muertos.

El coronavirus ha infectado a más de siete millones de personas y causado la muerte a más de 404.000 en todo el mundo, según el Centro de Ciencias e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins, que basa sus datos en los informes de los gobiernos y las autoridades de salud de cada país.

En la mayoría de la gente este virus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas. Pero en algunas personas, sobre todo los adultos mayores y quienes padecen trastornos de salud subyacentes, puede causar enfermedades más graves e incluso la muerte.

Ciudad de México / AP

Share This:

Comentarios

  

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!