Locales

Pediatras: si existen las protecciones sanitarias, los controles médicos deben mantenerse

El pasado 1° de junio fueron reanudadas las consultas médicas, con las medidas de protección necesarias, en todo el país / Foto: Arturo Ramírez

Ante los temores que tienen muchas madres de sacar a sus niños a los controles médicos por el contagio con el COVID-19, de cara a la flexibilización de la cuarentena que se inició el pasado 1ero de junio, pediatras del estado Anzoátegui manifestaron que si existen las protecciones sanitarias para evitar que se enferme el personal de salud y el paciente, deberían mantenerse las vigilancias, dependiendo de la edad y condición clínica. 

Y es que a pesar de que está en tendencia la telemedicina, especialistas coincidieron en que no todo el mundo tiene acceso a las diferentes herramientas. También, aunque algunos han logrado resolver con consultas telefónicas, existe la necesidad de las evaluaciones físicas. 

Carmen Grisanti, quien ejerce sus funciones en el sector privado y público, siendo en este último jefa del anexo pediátrico Rafael Tobías Guevara de Barcelona, resaltó la importancia que tiene, por ejemplo, que un niño lactante menor de un año mantenga una estrecha relación con su médico tratante. 

“Hay muchos miedos por parte de las madres para llevar a sus hijos al control de niño sano, prácticamente se están viendo solo las emergencias. En niños menores de un año, hay que controlar el peso, la talla, la alimentación, las vacunas. Luego, vigilar cuando se hace la transición de la lactancia materna exclusiva a la alimentación complementaria a los seis meses, sobre todo por la situación nutricional que existe en Venezuela. Es muy importante que la mamá pueda recibir las orientaciones, dependiendo de la edad”. 

En este sentido, Grisanti instó a las madres a tener confianza en que si la atención se lleva de manera segura, se realice.  

Medidas

Con la reanudación de las  consultas médicas por cita y los riesgos de contagio que existen, tanto en los hospitales como en el transporte público,  el Dr. Carlos Araque, vicepresidente de la filial Anzoátegui de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría, reiteró que las consultas que ameriten ser presenciales deben realizarse bajo estrictas medidas de seguridad sanitaria. 

Explicó que para disminuir los pacientes citados y evitar las aglomeraciones, deben acudir a la hora acordada para su atención, realizar entrevista previa a distancia para disminuir el tiempo de estancia en la institución, que la madre y el niño mayor de dos años usen mascarillas, que exista el distanciamiento social, lavado de las manos o uso de gel y se quiten los zapatos afuera del consultorio. 

Por otro lado, Araque resaltó que por la parte médica se debe cumplir con la adecuada limpieza, desinfección y ventilación del consultorio en cada visita.

Mientras que Grisanti agregó que se debe limpiar el escritorio con alcohol o cloro diluido, utilizar protección personal como lentes tipo pantallas, mascarillas quirúrgicas, tener un calzado de uso exclusivo para esa área y dependiendo de la patología, colocarse batas estériles para cada paciente. 

Seguimiento

A pesar de que el pasado 1ero de junio fue que se reanudaron las consultas de manera oficial, el director de la Clínica Municipal de Lechería (Imasur), Héctor Morfe, aseveró que ellos no han parado de seguir atendiendo a la ciudadanía no sólo de Urbaneja y el resto de la zona metropolitana, sino también de Píritu, Puerto Píritu y Anaco. 

“Desde el momento de la pandemia nos reinventamos con el tema de las consultas para no tener pacientes esperando,  por lo que a través de nuestros números telefónicos pueden solicitar su cita con la hora establecida. También contamos con un área de aislamiento para que aquellos pacientes sospechosos no tengan contacto con los que normalmente acuden a la institución. Igual tomamos las previsiones para todo el personal, quien tiene la protección de bioseguridad para la atención”.

Debido a eso, Morfe señaló que la afluencia de ciudadanos no ha parado. Especialidades con  prioridad como Pediatría, Cardiología, Neumología, Gastroenterología, Medicina Interna, Medicina Familiar y Oftalmología han continuado. 

De igual manera, manejan por citas de cada 20 minutos las vacunaciones, para evitar las aglomeraciones de niños, uno de los grupos vulnerables. 

En el Anexo 

Ante este tema, Grisanti comentó que al principio se reportó prácticamente la paralización  de las inmunizaciones en el anexo pediátrico, porque las personas no asistían, lo que a juicio del personal sanitario se debió a que  los pacientes tenían temor de entrar a un hospital centinela. 

“Tuvimos que colocar el área de las vacunas en la parte principal, en la entrada, de manera que las personas vieran que estábamos vacunando. De esa manera, sí se ha recuperado un poco la tasa de inmunización, algo que  nivel internacional se está solicitando que no se debe parar”. 

Grisanti mencionó que actualmente se lleva a cabo en el país la Jornada de las Américas,  con las vacunas del esquema venezolano, lo cual ha llevado a la realización de actividades especiales algunos sábados, en ese centro público asistencial. 

Elisa Gómez / Barcelona

Share This:

Comentarios

  consultas   salud   

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!