Mundo

Sanciones de EE.UU. a Venezuela alcanzan a personas en México

Estados Unidos aumenta la presión sobre Maduro a través de sanciones / Foto: AP

El gobierno del presidente Donald Trump aumentó este jueves la presión sobre el mandatario venezolano Nicolás Maduro, enfocándose en una vía que ha utilizado para la venta de crudo mediante un allegado del mandatario socialista que fue encarcelado recientemente en Cabo Verde.

Concentrándose particularmente en individuos residentes en México, funcionarios del Departamento del Tesoro impusieron sanciones en contra de tres personas y las compañías que dirigen. A partir de ahora, tienen prohibido hacer negocios con Estados Unidos o ciudadanos estadounidenses.

La estricta medida financiera está diseñada para impedir que el gobierno de Maduro tenga acceso al dinero producto de la venta de crudo, en una campaña encabezada por Estados Unidos para destituirlo y poner fin a la histórica crisis política y económica del país.

“El régimen ilegítimo de Maduro creó una red secreta para evadir sanciones, y que ha quedado expuesta por el Departamento del Tesoro”, dijo el subsecretario del Tesoro, Justin G. Muzinich, en un comunicado. “Estados Unidos seguirá persiguiendo implacablemente a los evasores de las sanciones, quienes saquean los recursos de Venezuela para su propio beneficio a expensas del pueblo venezolano”.

Las medidas financieras no tienen un impacto directo sobre el aliado de Maduro y ciudadano colombiano Alex Saab, a quien el gobierno federal de Estados Unidos ya presentó cargos formales y fue arrestado hace unos días. Pero las autoridades afirman que las sanciones afectan a los allegados de Saab, acusados de trabajar para ayudar a que la petrolera paraestatal venezolana PDVSA evada las sanciones de Estados Unidos.

Las nuevas sanciones fueron dirigidas contra el allegado de Saab, Joaquín Leal, un ciudadano mexicano con conocimiento del mercado mundial del petróleo. Funcionarios estadounidenses acusan a ambos hombres de vender crudo venezolano bajo la pantalla de operar un programa de “crudo a cambio de alimentos” que nunca resultó en la entrega de alimentos a Venezuela.

Leal trabajó con las compañías Libre Abordo y Schlager Business Group —ambas con sede en México y que también fueron sancionadas— para negociar la reventa de más de 30 millones de barriles de crudo a nombre de PDVSA. Las autoridades de Estados Unidos señalan que eso representó casi el 40% de las exportaciones de crudo de PDVSA durante el mes de abril.

Olga María Zepeda y su madre, Verónica Esparza, también fueron sancionadas como copropietarias de las dos empresas, informaron funcionarios.

Schlager Business Group, una compañía de servicios administrativos, no tenía experiencia previa en el sector petrolero, según las autoridades. Fue objeto de sanciones por supuestamente ingresar en el mundo del crudo global a nombre de Venezuela y brindar apoyo financiero y tecnológico a PDVSA, señalaron las autoridades federales estadounidenses.

Libre Abordo es una compañía con sede en la Ciudad de México dedicada a la venta de suministros de limpieza, equipo para hospitales y productos agrícolas. Afirmó que quedó en bancarrota en mayo, pero funcionarios del Departamento del Tesoro señalan que la empresa revendió más de 30 millones de barriles de crudo venezolano. La compañía no tenía experiencia previa en el sector antes de negociar un acuerdo que benefició a PDVSA, informaron las autoridades.

En julio de 2019, Libre Abordo firmó dos contratos con empresas controladas por el gobierno de Venezuela para proveer de maíz y camiones cisterna a Venezuela. La compañía mexicana aceptó pagos en crudo venezolano en un plan que, de acuerdo a las autoridades estadounidenses, fue diseñado por Saab y el alto funcionario venezolano Tarek El Aissami.

Estas sanciones se suman a decenas más en contra de Venezuela, incluyendo algunas sobre Maduro y su esposa.

El gobierno de Trump lanzó su campaña para derrocar a Maduro a inicios de 2019, dando su respaldo al líder opositor Juan Guaidó como el mandatario legítimo de Venezuela. Estados Unidos es una de decenas de naciones que afirman que Maduro fue reelegido en 2018 mediante comicios fraudulentos. Maduro aún mantiene el respaldo del ejército y de aliados internacionales como Rusia, China, Irán y Turquía.

Fiscales federales acusaron formalmente a Saab en Miami el año pasado por cargos de lavado de dinero en relación a una supuesta red de sobornos que le granjeó más de 350 millones de dólares de un proyecto de vivienda social para el gobierno venezolano que nunca llegó a construirse. En privado, las autoridades estadounidenses señalan a Saab como prestanombres de Maduro.

Saab fue arrestado el viernes mientras se dirigía a Irán, lo que representa un duro golpe para el gobierno de Maduro. Las autoridades federales creen que guarda muchos secretos de cómo el líder venezolano, su familia y sus principales asistentes supuestamente han sustraído millones de dólares de contratos del gobierno en medio de una profunda crisis económica en la nación con las mayores reservas petroleras del mundo.

Se desconoce cómo es que las autoridades estadounidenses, que habían ido tras el empresario colombiano durante años, finalmente lograron detenerlo. Saab permanece retenido en la isla de África occidental y su abogado asegura que pretende disputar su extradición a Estados Unidos.

Caracas / AP

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!