Mundo

Vaticano: la pandemia hace que el cuidado del medio ambiente sea cada vez más urgente

Las propias medidas del Estado de la Ciudad del Vaticano se sostienen a modo de estímulo, incluido el reciclaje del agua / Foto: Internet

El apasionado llamamiento del Papa Francisco para proteger la naturaleza es cada vez más urgente a medida que la pandemia global altera los estilos de vida y deja en evidencia la fragilidad de las personas, manifestó el Vaticano el jueves.

El brote mundial de Covid-19 se produjo mientras varios departamentos del Vaticano redactaban un documento para pedir a los fieles que llevaran a cabo acciones locales concretas para conmemorar el quinto aniversario de la encíclica de Francisco, que denunciaba la explotación del medio ambiente. Además, recomendó encarecidamente cuidar la Tierra.

Según los voceros del pontífice, la crisis del coronavirus ha evidenciado el valor de la publicación de la encíclica del Papa, incluso cinco años después.

El documento del aniversario de 227 páginas dice que si bien los pobres “son los menos responsables del calentamiento global, son los más vulnerables con respecto a sus efectos”. 

Al denunciar la brecha cada vez mayor entre ricos y pobres, el Vaticano afirmó que la pandemia puso al descubierto la necesidad de repensar las políticas que han estado dirigidas a reducir los programas de bienestar. No identificó países específicos.

El informe señala que, a raíz de la pandemia, “la emergencia de salud, la soledad y el aislamiento para combatir el contagio, nos han enfrentado repentinamente a nuestra fragilidad como criaturas finitas. Nos recuerda descubrir o redescubrir lo que es esencial en nuestras vidas”, agregó el Vaticano.

Esencialmente, el documento hace un balance de cómo los católicos en todo el mundo han respondido a la encíclica del Papa. Está lleno de ejemplos de proyectos concretos e iniciativas de base tomadas en los últimos años por iglesias locales, organizaciones benéficas o parroquias para prevenir el daño ambiental o salvar los recursos naturales.

Las propias medidas del Estado de la Ciudad del Vaticano se sostienen a modo de estímulo, incluido el reciclaje del agua que fluye a través de fuentes monumentales y que los empleados de la Santa Sede traigan sus propias tazas para usar en la cafetería del Vaticano en lugar de envases de plástico desechables.

Funcionarios de la entidad señalaron el jueves que se instalaron paneles solares en el observatorio astronómico de la Santa Sede en Arizona, Estados Unidos.

Ciudad del Vaticano / AP

Share This:

Comentarios

  

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!