Locales

Fcssfanz: han hecho 30 velorios violando protocolo por Covid-19

El protocolo actual exige que los velorios duren un máximo de dos horas y que sólo asistan 10 personas / Foto: Web

Desde el 13 de marzo, cuando en el país se reportó el primer caso de Covid-19, enfermedad causada por el nuevo coronavirus, la cotidianidad de los venezolanos sufrió una serie de cambios.

Las horas de estadía en casa aumentaron, el trabajo y las clases comenzaron a desarrollarse de forma virtual y las salidas al parque o centros comerciales fueron suspendidas.

Y a pesar de que, en las últimas semanas, el gobierno de Nicolás Maduro anunció el plan de flexibilización 7+7, el cual abarca más de 20 sectores productivos, hay algunas áreas como la de servicio funerario, que aún no pueden laborar como de costumbre.

Por ahora deben trabajar siguiendo un protocolo, que contempla velorios de, máximo, dos horas de duración, con la presencia de sólo 10 personas en la capilla y cumplimiento del distanciamiento social. Todo esto sin olvidar que los asistentes deben usar tapabocas para evitar contagios.

En caso de que la muerte sea por Covid-19 se deberá proceder a la cremación del cuerpo, como acción de prevención para que no se propague el virus.

Estas medidas fueron acordadas en una reunión celebrada en marzo con la participación de representantes de la Cámara Nacional de Empresas Funerarias y Afines (Canadefu), el Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf) y el Ministerio de Salud.

Según el presidente de la Fundación para la Contraloría Social a los Servicios Funerarios de Anzoátegui (Fcssfanz), José Magallanes, esta normativa sigue vigente en el país.

No obstante, el dirigente asegura que no está siendo respetada por muchas empresas funerarias del área metropolitana de la entidad.

“Ya hemos recibido al menos 30 denuncias en la zona norte de velorios que se han hecho sin respetar los protocolos que fueron activados por el Covid-19. Se están violando los decretos presidenciales y estadales. Las autoridades tienen que hacer respetar las normas”, acotó.

Magallanes afirmó que en esos 30 servicios irregulares que fueron reportados ante la institución, el tiempo de velación se ha extendido por más de dos horas, aparte de aceptar la asistencia de 30 personas o más.

“Además no ha habido distanciamiento social y se han hecho en las casas cuando eso tampoco está permitido. En vez de velorios, estos espacios se pueden convertir en un reservorio de la pandemia. Las autoridades tienen que tomar cartas en el asunto y poner más control”, manifestó.

Sumado a esto, el presidente de la Fcssfanz denunció que en los centros de salud y morgues de Anzoátegui no todos los trabajadores cuentan con guantes, mascarillas y demás equipos de bioprotección para el manejo de posibles muertos por coronavirus.

“El personal que trabaja allí debe tener guantes, tapaboca y permanecer con cloro, alcohol, y protección de Covid-19 para evitar cualquier contagio. Esto hay que hacerlo cumplir”, manifestó.

Funerarias ilegales

Magallanes precisó que en la actualidad en Anzoátegui existen 50 empresas del ramo que no cumplen con la Ley para la Regulación y Control de la Prestación del Servicio Funerario y Cementerios.

“Son empresas de maletines. Esto hay que controlarlo, ya que están llevando cuerpos sin control sanitario. van a hospitales sin guantes, una sola mascarilla y no llevan ni la camilla; sólo el ataúd y listo. Sacan un documento de registro y se ponen funeraria. Incluso, alquilan capillas a otros funerarias para prestar servicio en residencias”, dijo.

Esta situación fue confirmada por el presidente de la Asociación Profesional de la Industria Funeraria (Asoproinfu), Javier Montolla, quien aprovechó para exhortar a las autoridades a frenar esta práctica. “Hago un llamado al Gobierno para que se tomen medidas y restricciones para la entrega de los cuerpos en las morgues, hospitales y clínicas, ya que lamentablemente hay un sector mal llamado funerarios que está rondando estas instalaciones para aprovecharse del dolor ajeno y ofrecer ofertas engañosas. Entonces entregan el cuerpo sin ningún protocolo de seguridad”.

Mencionó que en el Senamecf del estado Carabobo ya tomaron medidas ante esta situación ilegal.

“Allá hay un listado de las funerarias debidamente inscritas, formales, y que cumplan, como mínimo, con un laboratorio para preparar un cuerpo. Esas son las únicas que pueden retirar un cuerpo y eso debe ser así. Aquí en Anzoátegui, en el Semanecf de Barcelona están entregando los cuerpos a cualquier persona que se hace llamar funerario. Hay que revisar las funerarias, pues son pocas las que cumplen con permisos sanitarios mínimos, laboratorios y, lo mas importante: tener personal debidamente entrenado y capacitado (tanatólogos). Esos son los que conocen la técnica para preparar los cuerpos”, explicó.

En días recientes corrió el rumor de que el gobierno de Nicolás Maduro había levantado las restricciones para servicios funerarios y velorios. Esto fue desmentido por Montoya.

“Se mantiene el protocolo de dos horas, máximo, de velorio, sólo 10 personas asistentes y luego cremaciones y entierros lo más rápido posible. Hago esta aclaratoria porque hace unos días, en un diario de circulación nacional, mal informaron a la gente diciendo que lo levantaron. Pero no hay un comunicado oficial de parte del Gobierno que exprese que esto fue quitado”, apuntó.

Puerto La Cruz / Jesús Bermúdez

Share This:

Comentarios

  

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!