Sucesos

Pasajeros consultados dicen que no han cesado asaltos en transporte público (+Fotos)

Los transportistas son víctimas de atracos de manera constante / Fotos: Rafael Salazar

Luego de más tres meses de cuarentena por el coronavirus, usuarios de transporte público consultados en la zona norte del estado Anzoátegui sostienen que se ha incrementado la inseguridad en esas unidades.

Algunos de ellos, como Pedro Barreto, supervisor de turno de la Refinería Puerto La Cruz, aseveran que desde el inicio del aislamiento social la delincuencia se ha acrecentado desmedidamente.

“Los autobuses están abarrotados y van todos los pasajeros pegados, así que es complicado proteger nuestras pertenencias”, resaltó Barreto, a quien lo despojaron de su celular a comienzos del mes de julio.

A pesar de que las líneas de transporte deben regirse por la Ley de Distanciamiento Social y Circulación, aprobada por el Consejo Legislativo del estado Anzoátegui (Cleanz), esta disposición que limita la cifra de pasajeros en cada vehículo no es acatada por choferes, según revelaron las personas encuestadas.

Mandy González, ama de casa, afirmó que la cantidad de usuarios que ingresan en una unidad supera la disponibilidad de puestos. “Todos tienen tapabocas, por ende los malandros se camuflan entre la gente, no podemos detallar ni quién robó ni por dónde se fue”, aseguró.

Víctima

González ha sido víctima de dos arrebatones y un robo a mano armada durante esta cuarentena. Los tres hechos se dieron mientras se trasladaba en un autobús desde Puerto La Cruz hacia la avenida Intercomunal, en Barcelona.

La comerciante Gladys Montilla considera que las paradas son los principales puntos de robos, pues los delincuentes esperan justo que los autobuses y busetas se detengan para quitarles las cosas a los pasajeros.

Los usuarios afirman que los tapabocas impiden reconocer a los delincuentes

Otros usuarios como Josefina Lohero, Álvaro Marval, Edgar Arismendi y Zuleyka Marval, coinciden en que la inseguridad ha aumentado durante la cuarentena.

Los pasajeros creen que la situación podría mejorar con operativos de control en cada parada, donde además de garantizar protección para las personas, también se monitorearía el cumplimiento de las medidas sanitarias aplicadas por el transportista.

Alto riesgo

Pese a la norma del Cleanz, cuyo objetivo es regular la movilización de personas en los 21 municipios de Anzoátegui, los choferes sondeados admitieron que intentan trabajar con el transporte lleno en 100%.

Alberto Moisés, conductor de autobús, adujo que ante el tema de la cuarentena no puede dejar de subir pasajeros, pues tiene la necesidad de mantener el vehículo, pagarles a sus ayudantes y costear los gastos personales.

“Nos arriesgamos a subir mucha gente, pero es necesario. En los últimos tres meses han atracado dos veces, una de ellas a una anciana. El resto han sido hurtos y arrebatones y los usuarios lo manifiestan al bajarse del autobús”, agregó Moisés.

Igual apreciación tuvo Jesús Veracierta, colector de un autobús. “No nos podemos dar el lujo de reservarnos el derecho de admisión. Tenemos una necesidad, así que debemos tener todos los ingresos posibles”, dijo.

Puerto La Cruz / Eliana Yánez

Share This:

Comentarios

  atracos   barcelona   puerto-la-cruz   transporte   unidades   

Publicidad




Publicidad

Publicidad

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!