Locales

Usuarios de las redes sociales denuncian atracos constantes en la zona norte de Anzoátegui

En la avenida Municipal hay que estar alertas a la hora de hacer transacciones / Foto: Cortesía

Tras cuatro meses del sistema intermitente de flexibilización-restricción de la cuarentena para evitar la propagación del coronavirus, son varios los sectores económicos del país afectados; mientras que los ciudadanos buscan alternativas para obtener ingresos .

En la zona norte del estado Anzoátegui, los grupos de compra y venta en redes sociales se han posicionado como opción para lograr entradas monetarias, de acuerdo con lo señalado por usuarios encuestados. Sin embargo, la delincuencia amenaza la integridad y mercancía de vendedores y consumidores de forma directa.

Enmanuel Meneses, de 23 años, quien es técnico superior universitario (TSU) en Contabilidad Computarizada y se dedica a la Informática, es miembro del grupo de comercio “Todo a 1$ o menos Anzoátegui” en la red social Facebook, y ha sido testigo de la ocurrencia de atracos en las inmediaciones del centro comercial Regina de Puerto La Cruz.

“El primero fue la semana pasada. Me encontraba esperando un pedido cuando escuché unos gritos y me percaté de que a una señora le robaban con un arma blanca un billete de $20 que estaba vendiendo”, contó. Meneses también presenció, a los pocos días, un segundo despojo, a mano armada: a un muchacho le quitaron sus pertenencias frente al mismo recinto.

El joven explicó que en el primer asalto, la mujer habló con un funcionario de la Policía Municipal de Sotillo que se encontraba cerca. Pero en el segundo la víctima se indignó porque nadie hizo nada, no le quedó más que irse. Dijo ignorar si la persona realizó luego la denuncia.

“Creo que a los vendedores y compradores se nos ha pasado por alto el tema de la seguridad, ya que al realizar las transacciones en plena avenida estamos expuestos a que este tipo de situaciones sucedan con frecuencia”, adujo.

Meneses explicó que generalmente sus transacciones las hace dentro del centro comercial para evitar inconvenientes.

Agregó que a pesar de la seguridad que brindan, es muy difícil que se puedan concretar negociaciones dentro de los locales, ya que el acceso es un poco complicado, dadas las medidas de la cuarenta por Covid-19. “La única precaución que tomo es la de estar atento ante cualquier movimiento extraño que se registre en los alrededores. Más allá de eso, ninguna otra” .

Leandra Villalba (22), quien es vecina de Barrio Mariño, adyacente al Regina, piensa que últimamente se han vuelto constante los hurtos y robos debido a que es un punto conocido para concretar ese tipo de transacciones.

“Con el auge de grupos en las redes sociales como el de “Todo a $1 o menos Anzoátegui”, la mayoría de los vendedores y compradores quedan en verse en ese lugar, y los malandros aprovechan para ver qué recogen”, alertó.

Otros municipos

Entrega de productos y de pagos se define entre las partes , tanto el punto de encuentro como el día y la hora, y según el sondeo realizado, muchos escogen zonas céntricas.

Guillermo Marín (22), estudiante de Ingeniería de Sistemas y trabajador de Oxoft Group, una compañía dedicada al desarrollo de páginas web y aplicaciones, es usuario del grupo de comercio por redes sociales. Contó que toma medidas de precaución ante cada negocio que hace.

“Siempre pido fotos al momento de salir para ver cómo van vestidos los vendedores y también envío una fotografía mía. Reviso los perfiles de las redes de las personas para ver si son reales o tenemos amigos en común y pido el número (de teléfono) para conversar con ellos”, expresó.

Marín comentó que hasta los momentos únicamente les ha comprado a mujeres y vendido a un solo hombre. “Me he dado cuenta que las muchachas siempre llevan por lo menos a una persona que las acompañe para no estar solas”, agregó.

El joven opinó que este tipo de transacciones debe hacerse en comercios privados, ya que así el riesgo es menor. “Hace poco tuve que comprar unas cosas en Barcelona, al sacar el teléfono por una llamada de la compradora, noté como una persona se me quedó viendo, ésta empezó a seguirme y luego de cruzar la calle cuatro veces supe que no era una coincidencia y estaba pendiente para robarme”, destacó.

Otros usuarios del grupo de Facebook como Leorlenys Gamboa, Valentina Prado, Anaís Alcalá, Omar García, Óscar Rojas y Verónica Río coincidieron en afirmar que las medidas de confinamiento establecidas para evitar la propagación de coronavirus han disminuido las oportunidades laborales y aumentado la delincuencia en la zona norte del estado.

Admitieron que se ven obligados a vender por estos grupos para conseguir ingresos, pero que la inseguridad los amenaza constantemente; es decir que corren el riesgo de que les quiten pertenencias personales y los productos que venden.

Este fue el caso de Andrea Chacón (24), estudiante de Contaduría Pública y miembro del grupo de Facebook “Todo a 5$ o menos Anzoátegui”, quien fue víctima de un atraco cuando esperaba a un cliente en el elevado del Crucero de Lechería.

“El comprador me canceló el pedido. Cuando ya estaba en el sitio acordado me aparté para sacar el efectivo del autobús y devolverme a mi casa, pero un hombre me sacó una pistola y me arrancó el bolso”, relató.

Agregó que el ladrón se llevó su celular y la mercancía que iba a entregar.

Chacón advirtió que el problema se da al publicar qué es lo que se está vendiendo y los lugares en los que se efectúan las entregas. Acotó que le preocupa la integridad de los demás miembros del grupo, en el que hay jóvenes de todas las edades.

“Hay una cantidad inemnsa de personas talentosas y de emprendedores solidarios. La idea de estos grupos es hacer un apoyo colectivo y así conseguir cosas económicas y tener ingresos, hacen intercambios y más. Realmente creo que es lo único bueno que ha dejado la cuarentena, pero debemos cuidarnos”, aseveró.

Precaución

Los usuarios y administradores de los grupos de comercio han establecido una serie de normas y sugerencias dada la cantidad de denuncias hechas por los miembros:

  • Tratar de reunirse en puntos de control policial o donde haya presencia de uniformados.
  • Hacer entregas o pagos en horas en las que hay más movilización de personas.
  • Evitar llevar objetos de valor (teléfonos, prendas, dinero en mano, etc.)
  • Andar acompañados.

Puerto La Cruz / Eliana Yánez

Share This:

Comentarios

  

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!