Locales

Maestros plantean volver a las protestas para exigir reivindicaciones salariales

La Federación Venezolana de Maestros advierte que muchos educadores no se incorporarán al nuevo año escolar / Foto: Rafael Salazar

Los educadores del estado  están dispuestos a volver a las calles en acción de protesta para lograr reivindicaciones salariales. Así lo informó Maira Marín, presidenta del Sindicato Venezuela de Maestros en Anzoátegui (Sinvema).

Sostuvo que tienen motivos de sobra para retomar las manifestaciones, manteniendo las medidas de prevención del Covid-19, y una de las principales es exigir la restitución de los  beneficios contractuales que fueron eliminados mediante un instructivo emanado de la Oficina Nacional de Presupuestos (Onapre) para  el personal dependiente del Ministerio del Poder Popular para la Educación (MPPE) y del Ejecutivo regional.

Aseguró que desde hace tres meses han presentado reclamos ante la dirección de Educación de la entidad, al ministro Aristóbulo Istúriz y al gobernador Antonio Barreto Sira, en torno al seguro de Hospitalización, Cirugía y Maternidad (HCM), la reclasificación de cargos, el servicio funerario  y  el  mal cálculo de los pagos correspondientes a vacaciones y recortes de quincena durante el mes de julio, pero no han recibido respuestas.

Marín también expresó su indignación por el acoso laboral y los atropellos que continúan registrándose, esta vez a distancia. Por ejemplo, denunció que en la Unidad Educativa Simón Rodríguez de El Tigre, los docentes fueron cambiados de institución sin previo aviso, y en otras la directiva exige reuniones presenciales en desacato del decreto presidencial de la cuarentena, con lo cual se pone en riesgo la salud de los miembros.

Cierre del año escolar

La profesora Maira Marín informó acerca de un escrito elaborado por la Federación Venezolana de Maestros (FVM) que califica de fracaso el cierre del año escolar 2019-2020 de manera online.

El comunicado señala que “la modalidad de educación a distancia no fue un éxito por el mal servicio de internet, cortes de electricidad de entre seis y ocho horas, además de que la mayoría de los docentes y estudiantes no cuentan con los recursos tecnológicos para la continuidad de las clases de manera virtual.

Como segundo punto importante, la organización educativa resalta que “el programa Cada Familia Una Escuela, que se transmitió por las televisores del estado y fue promovido por el MPPE, estuvo cargado de mucha improvisación dejando en evidencia que las personas o docentes que impartían las tele-clases no tenían dominio ni preparación de los contenidos, un hecho que dio una imagen muy mediocre de los educadores venezolanos”.

La proyección de la FVM sobre el inicio del período académico 2020-2021 es que muchos educadores no se incorporarán porque, además de que las condiciones para ejecutarlo son precarias, no están motivados a trabajar debido a los bajos salarios e incumplimiento en los pagos.

Advierten que si el gobierno nacional no invierte recursos en la optimización de servicios de internet y electricidad y los docentes continúen sin posibilidades de adquirir aparatos de avance tecnológico, el programa de educación a distancia seguirá fracasando.

Milena Pérez / Barcelona

Share This:

Comentarios

  

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!