Locales

Donaciones alivian déficit de insumos en hospital Razetti

El personal que labora en el Razetti teme contagiarse con el SARS-Cov2 / Foto: Arturo Ramírez

Con siete miembros del personal médico del Hospital Universitario Dr. Luis Razetti de Barcelona infectados con el Covid-19 y las agudas deficiencias en la dotación de los Equipos de Protección Personal (EPP), el temor por contraer el SARS-Cov2 se agudizó entre los trabajadores del nosocomio. Es por ello que a más de una semana de haber iniciado la campaña Ayúdanos para Ayudarte, que tiene como objetivo recolectar insumos para toda la masa laboral, la solicitud cobra mayor fuerza y añoran un despertar masivo de empresas y organizaciones que puedan contribuir.   

Oscar Navas, presidente de la Sociedad de Médicos Internos y Residentes del nosocomio, señaló que aunque actualmente el área de aislamiento para atender a los afectados por la pandemia se ha mantenido funcionando con dotaciones que han llegado al recinto por ser el principal centro centinela de la zona norte de Anzoátegui, esos recursos no son suficientes para cumplir los protocolos sanitarios que dicta la Organización Mundial de la Salud (OMS).   

Detalló que para proteger de la infección del SARS-Cov2 a un promedio de 35 médicos residentes que hacen guardias rotativas, durante un mes, se requieren más de 3 mil 200 batas desechables que alcanzarían para cambiarlas en al menos tres oportunidades en cada guardia de 24 horas y alrededor de mil mascarillas N95 para disminuir el riesgo de contagio al que se exponen cuando deben reutilizarlas.   

“Con las donaciones podemos cubrir las fallas que presenten nuestros compañeros que están en el área Covid, pero nuestro objetivo es abastecer a los más de 2 mil 700 trabajadores que hacen vida en el hospital. Los residentes representan 10% del personal sanitario, el otro 90% lo componen médicos especialistas, enfermeras, camilleros, camareras y empleados de limpieza que también deberían utilizarlo porque no hay manera de determinar a simple vista quién está infectado”, precisó Navas.   

Hasta la fecha han logrado conseguir mascarillas faciales y lentes protectores para los residentes y otras provisiones para mantener la higiene, pero la lista de lo que requieren es larga.

El gremialista apuntó que necesitan mascarillas N95, KN95, FFP2 (filtro de protección personal, por sus siglas en inglés), guantes estériles o de faena, batas de quirófano impermeables, bragas de protección química, mascarillas faciales o lentes protectores, alcohol al 70%, jabón (líquido o en barra) gorros descartables, agua potable, lapiceros y hojas. para escribir.   

Relatos   

El médico anestesiólogo José Salazar,  quien ya ha atendido a pacientes de Covid-19 recluidos en el hospital Razetti, considera que  la dotación de los Equipos de Protección Personal (EPP), comprendidos por overoles (trajes blancos), gorros, tapabocas N95, protectores faciales, guantes de latex y gafas de protección, es sumamente deficiente y que además “se la entregan al que posee mayor rango entre los que hacen la guardia”. Sostuvo que el resto de los trabajadores deben utilizar kits quirúrgicos que no brindan el nivel de resguardo de los EPP.   

Salazar lamentó que aunque el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y su gabinete repitan en sus alocuciones que ha llegado suficiente arsenal proveniente de otros países para equipar a los recintos hospitalarios, la realidad dentro de estos es distinta y como consecuencia el personal de salud pase a convertirse en un paciente positivo más.   

La falta de materiales los ahuyenta. Una enfermera que prefirió mantenerse en el anonimato, comentó que solo ha trabajado una vez en el área de aislamiento y no tiene intenciones de volver a hacerlo, no porque desconozca su compromiso como profesional, sino porque a su criterio, no están suficientemente protegidos.   

 “Como personal de esa área no nos entregan los insumos correspondientes, no somos tontos y estamos conscientes de que necesitamos los EPP para protegernos. Además, conocemos todo lo que han sufrido nuestros compañeros que están infectados y lo difícil que es hacerse una prueba PCR para detectar el coronavirus porque para ellos, si no tienes síntomas no estás enfermo. En esas condiciones no estoy dispuesta a hacer una nueva guardia”, expresó.   

Barcelona / Milena Pérez

Share This:

Comentarios

  

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!