Locales

Ciudadanos de Barcelona recurren a los centros de recarga para solventar la falta de agua

Ciudadanos solventan las deficiencias del servicio hídrico con reservas en tanques y envases / Foto: Rafael Salazar

En las última semanas, los centros de recarga de botellones se han convertido en una alternativa para los habitantes de Barcelona que buscan el agua que no reciben por tubería.

Por tal motivo, ahora las afueras de estos negocios presentan pequeñas colas de personas que esperan llenar sus envases del vital líquido, a fin de solventar sus necesidades domésticas.

Virginia Ramírez, habitante de El Ingenio, dijo que ante las fallas del servicio hídrico se ha visto obligada a recargar cada semana sus cuatro botellones y no de manera quincenal como acostumbraba.

“Antes los llenaba cada 15 o 20 días porque en la casa sólo usábamos el agua para beber, pero por las circunstancias actuales los lleno cada 5 o 7 días, dependiendo del uso que les demos”, agregó Ramírez.

Aseguró que aunque sea un impacto importante en su economía, hace el esfuerzo de pagar los 90 mil bolívares por botella para poder  “medio solventar” en su hogar.

Pérdida de tiempo

Manuel Estrada, residente de la avenida Centurión, llevaba media hora esperando para ser atendido en las afueras de un punto de recarga en la avenida El Ejército, este vienes 7 de agosto.

“Las últimas veces que he venido he visto a más gente de lo normal. Lo que se comenta es que todos venimos por la misma razón: la falta de agua en la ciudad”, indicó.

Afirmó que antes “no duraba ni 5 minutos recargando los botellones, pero con toda esta contingencia, la pérdida de tiempo es inevitable”.

En el mismo lugar esperaban otras 12 personas con pimpinas de diferentes tamaños, en un intento por obtener la mayor cantidad de agua posible.

Sin embargo, uno de los encargados del sitio no dio seguridad de atenderlos a todos, sino “hasta donde dé el agua que tenemos”.

Apoyo

Ante la persistente falta de agua en la capital anzoatiguense, las personas recurren al “apoyo” de los choferes de camiones cisternas para adquirir “un poco” del líquido.

Así sucedió este viernes en la avenida Caracas, donde uno de estos vehículos abastecía  una clínica privada.

Varias personas se acercaron a dialogar con el conductor a fin de obtener ayuda. El hombre accedió y llenó, hasta donde pudo, varios envases de los presentes.

Barcelona / Andrea Aroca

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!