Mundo

Protestas en Beirut en medio de la furia pública por la explosión masiva

El ejército emitió un comunicado recordando a los manifestantes que actúen de forma pacífica / Foto: AP

La policía lanzó gases lacrimógenos y se enfrentó con manifestantes en la capital de Líbano el sábado. Los hechos ocurrieron cuando comenzaba una protesta planificada por la explosión masiva de esta semana que devastó grandes partes de Beirut y mató a más de 150 personas.

Miles acudieron a la plaza principal de la ciudad, donde colocaron lazos simbólicos para colgar a políticos cuya corrupción y negligencia culpan por la explosión del martes en el puerto.

El estallido fue causado por miles de toneladas de nitrato de amonio almacenadas incorrectamente en el puerto durante más de seis años, aparentemente provocadas por un incendio. Fue el más grande en la historia de Líbano y causó daños por valor estimado de $10-15 mil millones, según el gobernador de Beirut. También dejó a cientos de miles de personas sin hogar.

La protesta del sábado fue la primera manifestación significativa desde el suceso y los organizadores planearon realizar un funeral simbólico por los muertos. Sin embargo, a medida que avanzaba la protesta, pequeños grupos de jóvenes comenzaron a arrojar piedras a las fuerzas de seguridad. 

Cerca del parlamento, la policía antidisturbios lanzó gases lacrimógenos contra los manifestantes que arrojaron piedras y trataron de saltar las barreras que cierran la carretera que conduce a la legislatura. Posteriormente, los manifestantes prendieron fuego a un camión que estaba fortificando barreras en una carretera que conduce al parlamento.

La reunión en la Plaza de los Mártires y frente al edificio del parlamento y la sede del gobierno se produjo en medio de la ira popular contra el liderazgo político del Líbano. Se culpa a la clase dominante del país, compuesta en su mayoría por exlíderes de la era de la guerra civil, por la corrupción generalizada, la incompetencia y la mala gestión que contribuyeron a la explosión del martes.

El ejército emitió un comunicado recordando a los manifestantes que actúen de forma pacífica y se abstengan de cerrar carreteras o atacar propiedad pública o privada. La policía también emitió un documento después de que las protestas comenzaran a instar a la gente a actuar “de una manera civilizada lejos de la violencia”.

La protesta se produjo cuando altos funcionarios de Oriente Medio y Europa llegaron al Líbano en una muestra de solidaridad con el pequeño país que todavía está conmocionado tras la explosión del martes.

El Líbano está sumido en su peor crisis económica y financiera en décadas, lo que dificulta que muchas personas que sufrieron daños en sus propiedades puedan repararlas.

En una muestra de enojo, el presidente del partido de oposición cristiana Kataeb dijo que sus tres legisladores han decidido renunciar al Parlamento por el “desastre” de esta semana. Sami Gemayel pidió a todos los miembros “honorables” del parlamento que renuncien y trabajen por el “nacimiento de un nuevo Líbano”.

Un alto funcionario del partido Kataeb murió en la explosión, que se cobró al menos 154 vidas, hirió a más de 5.000 personas y arrasó el puerto más grande del país y áreas cercanas.

También murieron 43 sirios, según la embajada del país en Beirut. El Líbano es el hogar de alrededor de 1 millón de refugiados sirios.

El Ministerio de Relaciones Exteriores holandés dijo el sábado que Hedwig Waltmans-Molier, la esposa del embajador de Holanda en el Líbano, también murió a causa de las heridas sufridas en la explosión del martes.

Los documentos que surgieron después de la explosión mostraron que durante años se había advertido repetidamente a las autoridades que la presencia de 2.750 toneladas de nitrato de amonio en el puerto representaba un grave peligro, pero nadie actuó para eliminarlo. Los funcionarios se culpan mutuamente desde la explosión y 19 personas han sido detenidas, incluido el jefe del puerto, el jefe del departamento de aduanas del Líbano y su predecesor.

“Apoyaremos al Líbano por todos los medios disponibles”, expresó a los periodistas Ahmed Aboul Gheit, secretario general de la Liga Árabe de 22 miembros, después de reunirse con el presidente Michel Aoun el sábado por la mañana. Aboul Gheit dijo que participará en una conferencia de donantes para el Líbano en Francia el domingo y transmitirá las demandas del país a la comunidad internacional.

Más tarde, el sábado, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, llegó a Beirut para una breve visita. El vicepresidente de Turquía y el ministro de Relaciones Exteriores del país llegaron el sábado por la mañana y se reunieron con Aoun, diciendo que Ankara estaba lista para ayudar a reconstruir el puerto de Beirut y evacuar a algunos de los heridos del Líbano a Turquía para recibir tratamiento.

En el lugar de la explosión en el puerto de Beirut, los trabajadores seguían buscando a decenas de personas desaparecidas desde el martes. También se vieron topadoras quitando escombros cerca de los silos de granos gigantes que todavía están parcialmente en pie.

La ayuda internacional ha estado fluyendo al Líbano durante días y se han establecido varios hospitales de campaña alrededor de Beirut para ayudar a tratar a los heridos.

Beirut / AP

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!