DEPORTES  Baloncesto

No bastaron ocho triunfos al hilo de Phoenix para avanzar

Devin Booker puso a soñar a la organización de Phoenix y todos sus seguidores con una potencial clasificación, impensada al momento de empezar la burbuja en Orlando /Fotos: Cortesía

Cuando el 30 de julio se puso en marcha la NBA en la burbuja creada en el Complejo Walt Disney World de Orlando, Suns de Phoenix era uno de los 22 equipos que iba a disputar los ocho compromisos asignados por la oficina del comisionado, pero sus opciones de avanzar a la postemporada no dependían solo de ellos.

El panorama de Phoenix, que llegó cubicado en el puesto 12, con cinco equipos por encima con mejor récord y oportunidad de lograr, por lo menos, el noveno puesto para disputar el “Play-in”, Phoenix no podía perder, o por lo menos, no más de una vez.

Fueron pasando los días y los juegos, Lakers de Los Ángeles y Bucks de Milwaukee ganaban y se consolidaron como líderes, pero las miradas empezaron a centrarse en los que hacía Phoenix, ganar consecutivamente.

Se cerró la clasificación de los ocho equipos en la Conferencia Este con Nets de Brooklyn y Magic de Orlando, mientras que en el Oeste, Grizzlies de Memphis, Trail Blazers de Portland, Spurs de San Antonio, Kings de Sacramento, Pelicanos de Nueva Orleans y Phoenix seguían una lucha sin cuartel para posicionarse entre el octavo y noveno lugar, una vez que Mavericks de Dallas se hizo con el séptimo escaño.

De la mano de Devin Booker, Phoenis empezó a subir peldaños en el Oeste, 1, 2, 3, 4, 5 victorias corridas para Suns lo acercó a dos juegos de Memphis y Portland. Sin Sacramento Nueva Orleans en el camino, por haber quedado eliminados, la lucha se centró entre cuatro equipos.

Semana final

En la última semana el calendario parecía complicado para los “increíbles” Suns de Phoenix que no paraban de ganar. Tres juegos en cuatro días, midiéndose a Thunder de Oklahoma City, Sixers de Filadelfia y quizás el partido más duro, Mavericks de Dallas y Luka Doncic para cerrar la temporada.

Fueron tres victorias seguidas para llegar a ocho en Orlando, terminar como el único equipo invicto en la burbuja y aún con opciones de avanzar si Trail Blazers de Portland perdía ante Nets de Brooklyn.

Una canasta fallida de Caris LeVert en ese partido entre Portland y Brooklyn dejó sin opciones de jugar el “Play-in” a Phoenix, ya que el yerro de LeVert permitió el triunfo in-extremis de Blazers y su posterior avance.

En los ocho triunfos de Phoenix, el escolta Devin Booker, de 23 años y 1.96 metros de estatura, promedió 30.5 puntos, 6.0 asistencias y 4.8 rebotes.

Lideró la ofensiva de Suns en siete de los ocho juego, solo en un partido fue superado por un compañero en puntos (Andreé Ayton 23 unidades contra Indiana), donde solo aportó 20 tantos.

En Orlando, Booker tuvo cinco juegos con 30 puntos o más y tres de esos terminaron en 35 puntos. Con todo lo realizado en la burbuja, el joven de Phoenix elevó su promedio general hasta 26.6 puntos, para terminar como el noveno mejor anotador de toda la NBA en 2019-2020.

Barcelona / José Barberi

Share This:

Comentarios

  

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!