Locales

Presidente de Saludanz pide a gobernantes salvar al país de la pandemia de coronavirus

Tres de los cinco médicos fallecidos en Anzoátegui pertenecían al hospital centinela Luis Razetti / Foto: Rafael Salazar

El presidente de Saludanz, Omar Aray, se dirigió por las redes sociales a sus colegas médicos para expresar su pesar por el fallecimiento de cinco de ellos en el estado Anzoàtegui, a causa del Covid-19.  El màs reciente fue Josè Guzmàn, emergenciòlogo del hospital Luis Razetti de Barcelona.

Los duros momentos que vive el país por el coronavirus, agregó, deja un profundo dolor a todo el gremio. “Cinco colegas de este estado han dado sus vidas, como lo hizo Jesucristo por todos nosotros. Anzoàtegui llora por sus hijos”.  Señalò que  de otro grupo contagiado algunos se encuentran en franca mejoría, como es su caso y  otros están entre  moderado y grave.  

En su mensaje, Aray le pidió a los gobernantes deponer actitudes políticas y formar equipo para salvar a la entidad y también al resto del país de esta pandemia.

“Por favor, protejamos a nuestros trabajadores, a todos”.

Y cuando apenas daban el último adiós a la doctora Gracialis Rangel, especialista en Emergenciologia del Razetti, el personal de salud recibió la noticia del fallecimiento del  también profesional del área de emergencia  José Guzmàn, tal como lo dio a conocer el presidente de la Sociedad de Médicos Internos y Residentes del principal recinto hospitalario del estado, Oscar Navas.

“No se secan nuestros ojos de la partida de Gracialis y la vida nos sorprende de nuevo con la partida del Dr. José Guzmán. Batalló duramente por mucho tiempo, pero hoy no pudo más.

Guzmán laboró en el Centro Médico Total y en el hospital Domingo Guzmán Lander, adscrito al Instituto Venezolanos de los Seguros Sociales (IVSS) y en el Razetti.

Con este nuevo deceso que enluta al sector salud de Anzoátegui se intensifican las exigencias de mejores condiciones laborales y de insumos para los profesionales de la Medicina que se encuentran en la primera línea de defensa ante la pandemia.

El delegado de prevención del Razetti, Edisson Hernández, reprochó la “desatención que las autoridades gubernamentales han tenido hacia el personal de salud” y alegó que “en lugar de respaldarnos nos están entregando a la muerte”.

“Si el gobierno regional y central enviaran los recursos suficientes para protegernos, hoy no estuviéramos llorando la pérdida de nuestros compañeros que se encargan de atender a los infectados. Debido a la precariedad de Equipos de Protección Personal (EPP) que sufrimos, deberían garantizarle un  kit de medicamentos al personal para iniciarle un tratamiento mèdico tan pronto se detecte como positivo para covid-19, pero eso no lo están haciendo. Es injusto que ni siquiera nos ayuden a cubrir los gastos del servicio funerario para darles un entierro digno a los que han caído. ¿Cuántos más tienen que morir para que se den cuenta de que estamos totalmente desatendidos?”, señaló  Hernández.

El vocero a su vez manifestó que aún se encuentran a la espera de los resultados de las pruebas PCR que les practicaron a algunos miembros del Razetti, el pasado 14 de julio, a petición de ellos mismos. Exactamente hace un mes.

Hernández además denunció que continúan las acciones de acoso por parte del castrense que se encarga de la seguridad del recinto y contra quien realizaron varias protestas a inicios de año.

Barcelona / Milena Pérez

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!