Locales

Hornillas eléctricas se convierten en alternativa para cocinar ante la falta de gas doméstico

Precios de cocinas eléctricas de una o dos hornillas varían entre $15 y $30 / Foto: Rafael Salazar

Desde que comenzó la escasez de gas doméstico en Venezuela, los ciudadanos no han parado de buscar alternativas para cocinar sus alimentos. Una de ellas es la adquisición de cocinas eléctricas portátiles.

En un recorrido realizado por establecimientos de Barcelona y Puerto La Cruz se conoció que este tipo de estufas son vendidas en divisas. Las de una hornilla tienen un costo de $15, lo que equivale a Bs 4 millones 387 mil 921, según la tasa de cambio del Banco Central de Venezuela (BCV) publicada este miércoles 19 de agosto y que cotizó la moneda estadounidense en Bs 292.538,13. Por su parte la de doble hornilla, dependiendo de la marca, alcanza los $30 (Bs 8 millones 775 mil 844).

Aunque el costo de estos artefactos es bastante elevado para alguien que dependa de un salario mínimo integral de Bs 800 mil mensuales, han sido bastante solicitados. Así lo aseguró Lugo Manrique, empleado de un local de electrodomésticos ubicado en el bulevar 5 de Julio de la capital del estado.

Manrique señaló que en el transcurso de la semana de flexibilización de la cuarentena, comprendida del 10 al 16 de agosto vendieron 31, cantidad que consideró récord desde que arrancó la pandemia por el Covid-19.

El ama de casa Celenia Bravo, habitante de Tronconal II, comentó que las cocinas eléctricas han sido la solución en su hogar para preparar las comidas ante la falta de gas doméstico, altos precios de las recargas de cilindros y la gran cantidad de kilómetros que deben recorrer para conseguirlo.

“Cuando se agudizó el problema del gas decidí no preocuparme por buscar bombona y empecé a cocinar a leña, pero eso me acarreó problemas respiratorios que me hicieron desistir de esa alternativa. Hace una semana, mi esposo compró una cocinita eléctrica para cuidarnos nuestra salud y también nuestro sistema digestivo porque ya estábamos presentando malestares estomacales”, mencionó.

Factor en contra
Para Jorge Tabare, residente de Mesones, el uso de cocinas con corriente es  una solución hasta que se presentan los cortes de energía eléctrica, que se volvieron recurrentes en esta temporada de lluvias, lo cual dañó la que poseía desde hace dos años. Sostuvo que además son de uso reducido, pues el recalentamiento de los enchufes afecta los tomacorrientes.

Sergio Moy, técnico de electrodomésticos, aseguró que entre las reparaciones más demandadas se encuentran las de hornillas eléctricas, por  las cuales cobra, mínimo, $5. Todo depende de la falla que tenga el artefacto.

“Ayer (18/8), un vecino me llevó a la casa, dos para que las arreglara, una tenía dañada la resistencia y otra requiere un cambio de cables. Por esos dos trabajos le estoy cobrando 10 dólares. Y le estoy cobrando económico porque es un conocido”, enfatizó.

Barcelona / Milena Pérez

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!