Tiempo Libre

Giannulli es sentenciado por sobornos universitarios

Giannulli tendrá que pagar 250.000 dólares de multa y realizar trabajo comunitario / Foto: AP

El diseñador de modas Mossimo Giannulli fue sentenciado a cinco meses en prisión por pagar medio millón de dólares en sobornos para que sus dos hijas ingresaran a la Universidad del Sur de California como integrantes del equipo de remo.

En su primera muestra pública de arrepentimiento desde que él y su esposa, la estrella de “Full House” (“Tres por tres”) Lori Loughlin fueron a restados el año pasado, Giannulli dejó ver un poco de emoción al decir al juez que lamenta “profundamente” el daño que causaron sus acciones a sus hijas, esposa y otras personas.

“Asumo la responsabilidad completa por mi conducta. Estoy listo para aceptar las consecuencias y avanzar con las lecciones que he aprendido de esta experiencia”, dijo Giannulli en un breve comunicado.

Se espera que Loughlin sea sentenciada más tarde el viernes después de declararse culpable bajo un acuerdo con los fiscales por el que pasaría dos meses en prisión.

Al aceptar el acuerdo de culpabilidad de Giannulli, el juez de distrito Nathaniel Gorton dijo que la sentencia a cinco meses de prisión “es suficiente pero no mayor que el castigo necesario bajo las circunstancias”. Gorton amonestó a Giannulli por lo que describió como un “fraude impresionante” que fue posible por su riqueza y privilegio.

“No estaba robando pan para alimentar a su familia. No tiene excusas para su crimen y eso lo hace más reprochable”, dijo el juez a Giannulli antes de sentenciarlo oficialmente. Giannulli se tendrá que entregar a las autoridades el 19 de noviembre.

Bajo su acuerdo de culpabilidad, Giannulli también tendrá que pagar 250.000 dólares de multa y realizará 250 horas de trabajo comunitario. Loughlin ha pedido pagar una multa de 150.000 dólares y realizar 100 horas de trabajo comunitario. A diferencia de la mayoría de los acuerdos de culpabilidad, en los que el juez tiene la libertad de decidir la sentencia de los acusados, sus condenas dependían de si el juez aceptaba su propuesta.

La sentencia de la famosa pareja surge tres meses después de que cambiaran el curso de su juicio y admitieran que participaron en el ardid para admisiones universitarias que evidenció los extremos a los que llegan algunos padres ricos para que sus hijos entren a universidades de élite.

Son algunos de los 30 padres famosos y ricos que se declararon culpables en lo que las autoridades federales llamaron “Operación Varsity Blues”, por la que descubrieron enormes sobornos para que los hijos de estos padres ingresaran a las universidades con resultados de examen fraudulentos o falsas referencias atléticas.

Boston / AP

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!