Locales

Camiones y perreras: los medios de transporte más usuales en cinco meses de pandemia

Pasajeros aseguraron que se trasladan en camiones, perreras, cavas y hasta en volteos / Foto: Rafael Salazar

Las condiciones para movilizarse, en medio de la cuarentena por la COVID-19, cada día se han vuelto más incómodas. Cuando se cumplieron cinco meses de la pandemia en el país, camiones y perreras han desplazado los medios de transporte convencionales y se han convertido en la “salvación” para quienes deben salir a comprar productos de primera necesidad, trabajar o hacer diligencias.

En la zona norte de la entidad se ha vuelto común ver cómo vehículos de este tipo cubren las fallas del servicio de traslado, las cuales, según lo comunicado por el Sindicato Unitario de Trabajadores del Transporte de Anzoátegui (Sutta), se deben a la escasez de combustible y a que se ha reducido la capacidad operativa del sector a sólo 5%.

Pasajeros consultados aseguran que las perreras son las que descongestionan las paradas, principalmente las de las zonas altas y rurales.

Blanca Meneses, habitante de Los Potocos, expresó que ya es usual que estos vehículos carguen pasajeros, desde y hacia el centro de Barcelona, a toda hora.

“Ese es nuestro medio de transporte diario, hay autobuses, pero muy pocos y no alcanzan para la gran cantidad de gente que viaja frecuentemente”, comentó la ciudadana, quien además señaló que a estos automotores se suman los transportes de animales de granja, que obviamente, no cuentan con puestos adaptados.

En sectores rurales del municipio Juan Antonio Sotillo como San Diego y El Rincón, los camiones 350 también han servido para cubrir las deficiencias del servicio.

El número de este tipo de vehículos aumenta en las calles por las tardes, cuando la presencia de transportistas normales es casi nula.

El señor Alirio Rodríguez aseguró que las unidades no cuentan con barandas en los extremos, por lo cual quienes se movilicen deben sujetarse de la parte trasera del camión  o sentarse en la plataforma sin posibilidades de sostenerse para evitar caídas. Calcula que en esas condiciones pueden trasladarse alrededor de 20 personas.

Cavas y más

Para los habitantes de la zona sur de Barcelona la opción es viajar en estos improvisados transportes, especialmente en horas nocturnas cuando “es raro que pase un autobús”.

Robert Salazar, residente de El Viñedo, manifestó que en su ruta, hasta las cavas utilizadas para cargar alimentos montan pasajeros.

“En más de tres oportunidades he regresado a mi casa en carros de ese tipo. El único inconveniente es que no hay de dónde sujetarse y no tienen ventanas para que entre el aire. Las veces que me ha tocado irme  en ellas me sostengo de las paredes y procuro quedarme en la puerta para respirar mejor”, explicó.

El ciudadano aseguró que camiones tipo volteo también llevan pasajeros en esa ruta.

Barcelona / Milena Pérez

Share This:

Comentarios

  perreras   transporte   

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!