Coronavirus

Europa reabre escuelas pese a repunte de casos de coronavirus

La profesora Francie Keller da la bienvenida a los alumnos de 3c en la escuela de Lankow, en Alemania. (Jens Buettner/DPA via AP, archivo)

Una madre y sus tres hijos ojeaban útiles escolares en un supermercado en París: bolígrafos multicolor, cuadernos nuevos y muchas mascarillas. A pesar del repunte en los contagios de coronavirus, en Europa se repiten escenas similares ante la proximidad del nuevo curso.

Con virus o sin él, las autoridades europeas están decididas a que los niños regresen a las aulas, a reducir la brecha de aprendizaje entre los que más y los que menos tienen, que se agravó durante las cuarentenas, y a que los padres vuelvan al trabajo.

Mientras hacen frente al aumento de las infecciones, las autoridades de Francia, Gran Bretaña, España y otros países están imponiendo medidas como el uso de mascarillas, contratan a más maestros y colocan nuevos pupitres en masa.

Mientras en Estados Unidos el regreso a las aulas ha estado politizado y es caótico, con una mezcla de normas que cambian rápidamente y críticas a la insistencia del presidente, Donald Trump, en la reapertura, los gobiernos europeos han tenido un panorama más tranquilo.

Y aunque el virus ha invadido las aulas en los últimos días desde Berlín a Seúl y algunos maestros y padres advierten que sus colegios no están preparados, los mandatarios europeos, ya sean de izquierdas, de centro o de derechas, están enviando inusualmente consistente: incluso en pandemia, los niños están mejor en clase.

El primer ministro de Francia prometió el miércoles “hacer todo lo posible” para que la gente regrese a los colegios y a sus puestos de trabajo. Su homólogo británico, Boris Johnson, calificó la reapertura de los centros de “deber moral” y su gobierno amenazó incluso con multar a los padres que dejen a sus hijos en casa. El ministro de Salud de Italia cerró de forma abrupta las discotecas este mes con un objetivo en mente: “reabrir las escuelas en septiembre con total seguridad”.

Como padre y profesor, Mathieu Maillard tiene muchos motivos de preocupación antes de la vuelta al colegio en Francia, prevista para el martes. El número de contagios por cada 100.000 habitantes en el país se ha multiplicado por cinco en el último mes.

¿Cómo mantendrá su hija de 5 años la distancia de seguridad con sus amigos de preescolar a los que está tan emocionada por ver por primera vez en seis meses? ¿Cómo se ganará la confianza de sus estudiantes de secundaria en uno de los vecindarios más difíciles de Marsella si tiene que vigilar que usen la mascarilla?

Pero en general, Maillard cree que es hora de regresar. Las clases “tienen que comenzar de nuevo en algún punto”, dijo. “El riesgo sanitario existe, pero el riesgo de escolarizar a nuestros hijos es aún mayor”.

Al contrario que en Estados Unidos, muchos centros escolares europeos reabrieron a finales del curso pasado, dando lecciones para el otoño.

París / AP

Share This:

Comentarios

  

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!