Tiempo Libre

Documental exalta semana histórica de Belafonte en la TV

Harry Belafonte marcó una etapa en su paso por "The Tonight Show"/ Foto: AP

Harry Belafonte hizo historia a comienzos de 1968. Pero fue una historia perdida.

Mientras la Guerra de Vietnam se acaloraba y la agitación social azotaba a ciudades de Estados Unidos, el presentador de televisión Johnny Carson hizo algo especial: se retiró como anfitrión del programa de tertulia nocturno “The Tonight Show” por una semana.

Entonces algo aún más especial ocurrió: Belafonte ocupó su lugar.

Durante cinco noches, el cantante, actor y activista negro entretuvo a la audiencia blanca del país con su ingenio y una serie de invitados impresionantes que incluyó al reverendo Martin Luther King Jr., Sidney Poitier, Robert F. Kennedy, Paul Newman, Dionne Warwick, Aretha Franklin, Petula Clark, Bill Cosby, Diahann Carroll, Lena Horne y otros.

La fascinante semana de la TV noctámbula es el tema del nuevo documental de Peacock “The Sit-In” (en este caso algo así como “La suplencia”), que se transmite el jueves y celebra la estratégica y profunda mezcla de arte y política de Belafonte.

“Su meta fue mostrar exactamente la facilidad con la que afroestadounidenses y blancos podían llevarse unos con otros”, señaló la directora Yoruba Richen a The Associated Press.

Los realizadores inicialmente enfrentaron un terrible obstáculo: las grabaciones de esa semana han desaparecido en su mayoría. Con el fin de ahorrar dinero, la NBC reusaba cintas y grababa sobre episodios viejos.

Todo lo que Richen tenía a mano eran entrevistas con King y Kennedy y una canción del cantante colocado en la lista negra Leon Bibb. Más tarde, logró conseguir algunas grabaciones de audio dispersas.

“Cuando comenzamos, fue un poquito desalentador”, indicó la productora Joan Walsh. “Simplemente asumimos como misión recrear el sentimiento de la época”.

Material

Entrevistas con tantos invitados aún vivos como fuera posible, material de archivo y varias horas con Belafonte, de 93 años, ayudaron a llenar los huecos. Y el resultado es una mirada fascinante a un momento especial de la TV estadounidense.

Además de sus invitados de lujo, Belafonte mostró películas caseras de su familia practicando esquí acuático y paseando en bote, en un esfuerzo deliberado por conectar con el televidente blanco.

“Él nos mostraba su vida”, señaló Walsh. “Contribuyó considerablemente a normalizar un poco la vida de la clase media negra y de la clase media alta negra”.

La película sugiere que Carson sabía que no estaba realmente capacitado para hablar de la división racial y los argumentos divisivos sobre la guerra tan avalados por Belafonte, un gran astro que podía atraer a negros y blancos en tiempos de segregación.

“Johnny vio que eso era lo correcto y lo hizo en un momento en que no mucha gente habría hecho algo tan valiente”, comentó Walsh.

Resaltó que la labor de Belafonte como anfitrión presagió la actual campaña #ShareTheMicNow (#ComparteElMicrófonoAhora), en la que personas blancas ceden sus cuentas de redes sociales a personas de color para amplificar sus voces. “Desearía que alguien hiciera algo así hoy”, indicó Walsh.

Aunque los videos de esas cinco noches están incompletos, la experiencia es parte del libro de memorias de Belafonte “My Song: A Memoir of Art, Race, and Defiance”. “Estaba oculta a plena vista”, dijo Walsh.

El impacto de la llamada “suplencia” de Belafonte es difícil de medir, pero muchos creen que tuvo un efecto profundo. “Esa quizás fue la decisión más revolucionaria que pudo haber hecho la televisión convencional en esos tiempos”, dice Questlove en el documental.

Reacciones

Una persona que lo vio fue un joven Henry Louis Gates Jr. El académico literario más tarde escribió en la revista The New Yorker: “Noche tras noche, mi padre y yo nos quedábamos despiertos hasta tarde para ver a un hombre negro presentar el programa de mayor sintonía en su horario -se estaba haciendo historia”.

Los realizadores de “Sit-In” esperan que ese acontecimiento de hace 52 años deje algunas enseñanzas. Richen apuntó que los programas de tertulia siguen siendo dominados por los hombres blancos.

“Todavía no tenemos una representación adecuada en la televisión nocturna. El horario nocturno es muy importante porque es donde mucha gente recibe sus noticias, entiende los sucesos del día, entienden la política y existe la necesidad de tener voces más diversas”.

Nueva York / Mark Kennedy / AP

Share This:

Comentarios

  documental   harry-belafonte   the-tonaight-show   tv   

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!