DEPORTES  Salud

El distanciamiento social provoca “hambre de piel”

El tacto es esencial para la función inmune, ya que reduce los niveles de cortisol / Fotos: Pexels

El distanciamiento social impuesto por la pandemia del coronavirus, obviamente ha minimizado el contacto físico existente desde el nacimiento de la humanidad. Esta situación ha provocado un incremento en la necesidad de abrazarse, de establecer tacto afectivo, todo lo cual es denominado “Hambre de piel”.

Este fenómeno neurológico fue nombrado de esa manera por la doctora Tiffany Field, fundadora de The Touch Research Institute (Instituto de Investigación del Tacto) de la Universidad de Miami, quien ha comprobado que, por ejemplo, los masajes tienen efectos muy positivos en los seres humanos.

Field explicó a la revista Wired, que “cuando tocas la piel se estimulan los sensores de presión debajo de esta y envían mensajes al vago (un nervio en el cerebro). A medida que aumenta la actividad vagal, el sistema nervioso se ralentiza, la frecuencia cardíaca y la presión arterial disminuyen y las ondas cerebrales se relajan”.

Entre otras cosas, el tacto facilita la ganancia de peso en los bebés prematuros, ayuda a mejorar la atención, alivia los síntomas de depresión, reduce el dolor y los niveles de cortisol (la hormona del estrés) y mejora la función inmune, reseñó el medio Mujer de hoy.

El portal agregó que también genera la liberación de oxitocina, una hormona que interviene positivamente en procesos neuroquímicos como la maternidad, la lactancia y el amor.

“Cuando tenemos la capacidad de estar en contacto físico, esa es otra categoría de beneficios para la salud mental y física“, dijo Kory Floyd, profesor de las Comunicaciones de la Universidad de Arizona, al medio Insider.

Incidencia en la salud

Desde que comenzó la pandemia por el COVID-19, el contacto físico ha estado restringido, dado que es una de las principales formas de transmitir el virus.

Sin embargo, el dejar a un lado los abrazos, los besos y el agarrarse de manos puede ser contraproducente para la salud.

Field explicó que el tacto es esencial para la función inmune, ya que reduce los niveles de cortisol. Pero cuando estos aumentan, la hormona del estrés mata a un tipo de glóbulos blancos cuya función es acabar, precisamente, con los virus. Eso sin contar que, además, el cortisol reduce los niveles de serotonina, la hormona reguladora del sueño, por lo que el insomnio se ha convertido en un indeseado compañero de quienes pasan solos el confinamiento.

Share This:

Comentarios

  distanciamiento   salud   

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!