Deportes

La perfección bávara se impone en Europa y 2020

Múnich comenzará la temporada 2020-21 el 11 de septiembre, en defensa de los recientes títulos obtenidos / Fotos: Cortesía

Los libros de historia referentes al mundo del fútbol no se mantienen cerrados, pues seguirán expuestos a exhibir en sus páginas nuevas marcas y grandes sucesos que dejen en alto este deporte. Bayern Múnich cada vez tiene más espacios en ellos.

El club alemán, que se consagró por sexta ocasión en la UEFA Champions League, ya tiene registrada en este 2020 una temporada que será siempre recordada en su historia. La perfección se apoderó de un equipo campeón contra el que nadie alegará objeciones.

La Bundesliga, la Copa de Alemania y ahora la Liga de campeones están en sus manos. Esta campaña que acaba de culminar es digna de enmarcar por lo implacable que fueron a lo largo de esa atípica zafra que estuvo empañada por la pandemia, pero que repotenció a los de Baviera.

Un equipo de campeones que repite una hazaña que muy pocas escuadras pueden presumir de haber logrado: el triple, alcanzado por primera vez en la zafra 2012-13 e igualando a Barcelona, también de Europa, que lo conquistó en la 2008-09 y 2014-2015.

Además, es la cuarta oncena del mundo que consigue un tridente de trofeos dos veces, sumándose a Al Ahly de Egipto (2005-06 y 2006-07), y Auckland City de Australia (2005-06 y 2013-14).

Exceso de plenitud

Victorias tras victorias. Los rojos fueron letales en sus objetivos, empezando por una edición de Champions que será recordada por el pleno que tuvo, ganando los 11 compromisos que disputó, convirtiéndose así en el primer participante que se corona de manera invicta. También igualó al Barca, que ya tenía ese registro de lauros al hilo, obtenido entre agosto de 2002 y febrero de 2003.

Una eficacia perfecta es lo que ha dejado y querrá continuar haciendo el conjunto muniquese, quien ahora se mantiene con 21 triunfos consecutivos en partidos oficiales y está a una conquista de igualar la mejor racha histórica de un equipo de las mejores cinco ligas europeas, la cual tiene Real Madrid, con 22 lauros seguidos, un hecho logrado en 2014.

La última vez que el cuadro de Múnich se encontró con una derrota en un duelo reconocido por la federación del fútbol alemán, data del 7 de diciembre de 2019. Cayó ante Borussia Monchengladbach por la Bundesliga. Posterior a ese revés, ha estado imponente en 30 partidos jugados, 29 de ellos ganados y sólo uno empatado, destacando la imbatibilidad en 2020.

El timonel correcto

Bayern, que ya tiene como costumbre ganar la liga de Alemania (30), puesto que se la adjudicó este año con ventaja de 13 puntos, sobre Borussia Dortmund y por octava vez seguida, no tuvo un buen inicio de temporada. Entre los meses de agosto y noviembre, los resultados no fueron los esperados

El estratega croata Nico Kovac, que comenzó la zafra dirigiendo el banquillo, renunció tras los problemas sucedidos. Así, se anunció que el alemán Hans Dieter Flick, quien se desempeñaba como asistente técnico, se haría cargo del club de manera provisional.

Los bávaros recuperaban la confianza y se ajustaban. De a poco se iban posicionando en lo que querían y Flick, quien de experiencia poco tenía, era el principal responsable, que hasta los meses sin actividad por el parón del coronavirus, no intervino en el rendimiento.

Los éxitos en los partidos se mantenían tras el regreso en mayo y los títulos, gracias a la constancia, aparecían. La influencia del nuevo entrenador fue esencial; con eso también alcanzaban el trofeo de la Copa.

Desde que tiene el rol como timonel: 34 victorias y dos derrotas, con 108 goles a favor y 26 en contra. Exigió a la plantilla aspectos que se debilitaron en la era Kovac, como la contrapresión y construcción de juego más fluida, además de que cada uno de sus jugadores referentes se hiciera notar mucho más dentro de las canchas.

Lo de Flick era una historia improbable. Nunca había dirigido a un equipo profesional. Su experiencia al más alto nivel se limitaba luego de ocho años como asistente de Joachim Löw en la selección alemana, con quien conquistó el Mundial de 2014, llevado a cabo en Brasil.

Ni en la era de jugadores históricos del club como Franz Beckenbauer, Gerd Müller, Sepp Maier, Karl Rummenigge, Lothar Matthäus u Oliver Kahn se dio un suceso como el que desde ahora hace parte de la historia del gigante de Baviera.

Ahora va en busca del sextete, el cual conseguiría ganando la Supercopa alemana, la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes, a finales de año.

Bayern Múnich siempre ha sido candidato en el torneo que juega; sin embargo, goleadas como la propinada a Barcelona 8-2 en cuartos de final de Champions fue la sorpresa del año. Ese resultado, a pesar de la actual incertidumbre culé, creció más al equipo y justificó, hasta el término del curso, el significado absoluto del fútbol.

Share This:

Comentarios

  

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!