Tiempo Libre

Estrella de “Avengers” Diana Rigg muere a los 82 años

En esta imagen difundida por HBO, la actriz británica Diana Rigg como Olenna Tyrell, en una escena de "Game of Thrones" (HBO vía AP)

Diana Rigg, una actriz británica imponente cuya carrera abarcó desde la emblemática serie de espías “The Avengers” (“Los vengadores”) hasta el éxito de fantasía “Game of Thrones” (“Juego de tronos”), falleció. Tenía 82 años.

Rigg murió el jueves por la mañana en su casa con su familia, dijo su agente, Simon Beresford. Su hija Rachael Stirling dijo que falleció de un cáncer que le diagnosticaron en marzo.

Rigg “pasó sus últomos meses reflexionando alegremente sobre su extraordinaria vida, llena de amor, risa y un profundo orgullo por su profesión. No puedo expresar con palabras cuánto la echaré de menos”, dijo Stirling.

Rigg protagonizó “The Avengers” junto a Patrick McNee como el ensombrerado John Steed. Era un dúo ocurrente impecablemente vestido que luchaba contra villanos en un programa cuya mezcla de aventura y humor fue sumamente influyente.

También actuó en el thriller de James Bond de 1969 “On Her Majesty’s Secret Service” (“Al servicio secreto de su majestad”) como Tracy di Vicenzo, la única mujer que haya estado casada, aunque brevemente, con el agente 007. Los productores de la franquicia Michael G Wilson y Barbara Broccoli dijeron que Rigg era “muy querida por los fans de Bond y por su memorable actuación”.

George Lazenby, quien tuvo su única intervención como Bond en esa película, dijo en Instagram que estaba “muy triste de enterarse de la muerte de Diana Rigg. Ella sin duda elevó mi actuación cuando hicimos ‘On Her Majesty’s Secret Service’ juntos en 1968-9”.

Años después Rigg interpretó a Olenna Tyrell en “Game of Thrones” (“Juego de tronos”) y a la duquesa de Buccleuch en “Victoria”, y actuó junto a su hija en la serie de comedia británica “Detectorists”.

En la década de 1960, fue miembro de la Royal Shakespeare Company durante varios años, y combinó su trabajo en la pantalla con una aclamada carrera en el teatro, en obras como “Madre coraje y sus hijos” de Bertolt Brecht y “Jumpers” de Tom Stoppard en el Teatro Nacional de Londres.

Tuvo varios papeles aclamados en los 90 en el Teatro Almeida de Londres, entre ellos Martha en “Who’s Afraid of Virginia Woolf?” (“¿Quién le teme a Virginia Woolf?”) y el papel estelar en la tragedia griega “Medea”.

Rigg ganó un premio Tony por “Medea” en Broadway y fue nominada en otras tres ocasiones, la más reciente en 2018 por interpretar a la señorita Higgins en “My Fair Lady” (“Mi bella dama”).

Jonathan Kent, quien dirigió a Rigg en el teatro, dijo que su “combinación de fuerza de personalidad, belleza, valentía y poder emocional puro hacían de ella una gran actriz clásica — una de una impresionante generación de actores de teatro británicos”.

Nunca se retiró. Uno de sus últimos papeles fue en el drama rural veterinario “All Creatures Great and Small” (“Todas las criaturas grandes y pequeñas”), que actualmente se transmite en la TV británica.

Stoppard dijo que Rigg era “la mujer más hermosa en la sala, pero era lo que solía llamarse una ‘trouper’ (una persona muy trabajadora)”.

“Iba a trabajar con las mangas arremangadas y una sonrisa para todos”, expresó. “Su talento era luminoso”.

Londres / AP

Share This:

Comentarios

  

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!