Locales

Gasolina “bachaqueada”: la opción de los ciudadanos para movilizarse

En el mercado negro, el litro de gasolina oscila entre 2 y 4 dólares / Foto: Archivo

Ciudadanos de la zona norte del estado Anzoátegui están optando por comprar gasolina “bachaqueada” a precios en dólares, ante las dificultades para abastecerse en las estaciones de servicio.

Aunque representa una alternativa “costosa”, muchos manifiestan que hacen el esfuerzo económico para tener con qué movilizarse, sobre todo en casos de emergencia.

El  precio del litro de combustible, en la mayoría de los casos, oscila entre los 2 y 3 dólares. Hay quienes lo llegan a ofrecer hasta en $4.

Limitaciones para surtir

La enfermera Rosa Salazar indicó que desde que se agudizó el problema con el combustible, sólo una vez ha podido adquirir 20 litros en la E/S Diorca, asignada al sector salud.

Desde entonces, ella y su esposo han tenido que recurrir al mercado negro. “En una primera ocasión, compramos 10 litros a $20, pero para la segunda nos pidieron $40 por la misma cantidad. Es una locura”, afirmó.

Por su parte, Alexander Campos, quien trabaja en una empresa de seguridad, manifestó que no llena el tanque de su motocicleta en una gasolinera desde julio.

“Para ese entonces, a pesar de tener salvoconducto por el tipo de servicio que ofrece la empresa, igual tenía que estar hasta seis horas en cola”, recordó.
Por tal motivo, actualmente, la compra “bachaqueada” entre $2 y $3 dólares, dependiendo del vendedor. “Tengo que hacer el esfuerzo para seguir trabajando”.

Mientras que Antonio Álvarez señaló que en algunas estaciones de servicio están presentes “los colectivos”.

“Cuando empezó la modalidad interdiaria y por número de placa, tuve la intención de hacer cola en varias gasolineras, pero terminaba por irme sin nada porque no surtían o debía dejarle parte del combustible a los colectivos”, detalló.

Añadió que en una oportunidad se dirigió a la bomba Copa de Puerto La Cruz, donde daban 30 litros por vehículo. Sin embargo, se retiró del lugar cuando supo que los motorizados exigían “10 litros por chofer”.

Álvarez lleva más de un mes con su camioneta parada, ya que, a diferencia de otros, su situación económica no le permite pagar gasolina en dólares.


Barcelona / Andrea Aroca 

Share This:

Comentarios

  

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!