Venezuela

Conseturismo alerta que hoteles que albergan pacientes no reciben dinero del Estado

González manifestó su preocupación por el estado del sector turismo / Foto: Tal Cual

El presidente del Consejo Superior del Turismo (Conseturismo), Leudo González, manifestó su preocupación por el estado del sector debido a la crisis por la pandemia del covid-19 y la no inclusión de este rubro en los que pueden tener actividad durante las semanas de flexibilización impuestas por el Ejecutivo, ya que advierte que más del 30% de los que componen el sistema turístico no están en condiciones de abrir sus establecimientos actualmente.

Aseguró que el turismo en Venezuela está «bastante preparado» en materias de bioseguridad para poder reanudar las operaciones, ya que han venido trabajando en los protocolos que deben establecerse de acuerdo a las recomendaciones de entes mundiales y nacionales.

González dijo en entrevista para TalCual que teme que el porcentaje de empresas que no podrán abrir sus puertas pueda incrementarse y con ello, aumente el número de personas desempleadas. En ese sentido, resaltó que «no tenemos margen de espera» y que se necesita el desescalamiento de las medidas «porque necesitamos el oxígeno para poder operar.

«En un día que pasa, se incrementa la pérdida de empleos y negocios (…) el próximo vencimiento de las regulaciones del INAC es el 12 de octubre. Aspiramos que para esa fecha puedan tomarse algunas medidas», subrayó.

Por ello, espera que existan buenas noticias para el sector turismo en los próximos días y no para diciembre, una fecha que sería tomada como una ventana luego que la aerolínea portuguesa TAP anunciara la venta de boletos para mediados del último mes del año.

Indicó que el transporte aéreo es el motor de la industria turística y ante esa situación sugiere la materialización de algunos vuelos nacionales y rutas internacionales. Resaltó que en días recientes se propuso al Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC) que además de la realización de vuelos humanitarios, se incorpore la figura de los «no regulares»; que a su juicio sean algunos vuelos comerciales -no con la frecuencia de antes- empiece a ser comercializado

Reveló que a ciencia cierta no ha visto que las medidas de bioseguridad hayan sido aplicadas del todo en las terminales aéreas. Si bien en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía han acondicionado las instalaciones, en varias regiones -según monitoreo realizado con las cámaras de turismo de cada entidad- existe mucho trabajo por hacer en la materia «y en algunos casos, esta detenida».

«Sabemos que en el aeropuerto Santiago Mariño los trabajos están crudos. Y ese es uno de los más importantes desde el punto de vista de transporte aéreo nuestro, para poder arrancar con la reactivación de la isla. No me atrevo a decir que los aeropuertos de las ciudades importantes del país estén preparados y por eso, la información que mantenemos no oficial es que no están preparados aún», enfatizó.

Respecto al uso por parte del Estado de algunos hoteles como centros médicos para albergar a pacientes asintomáticos o leves que tienen covid-19, Leudo González alertó que no han recibido alguna ayuda monetaria por parte del Ejecutivo y por ende, muchos empresarios han tenido que seguir pagando de su bolsillo los servicios públicos y la nómina de empleados, que no han parado de laborar para atender a los hospedados.

Afirmó que desde un primer momento, cuando se decretó el estado de Alarma y se tomaron medidas desde la administración de Maduro, se prestó una colaboración solidaria con las autoridades para ayudar ante la situación y dijo que se han podido coordinar de forma efectiva el uso de las instalaciones para evitar mayores contagios, así como también para permitir que los procesos puedan darse con la fluidez necesaria.

Sin embargo, las instalaciones han sufrido un deterioro por el desgaste normal que tiene un uso prolongado de ellas y eso también lo está cubriendo el empresario de sus fondos. «Muchos han agotado sus reservas para seguir cancelándolos», afirma y cree que después de varios meses debería haber una consideración especial para con ese grupo de hoteles medicalizados como por ejemplo la suspensión del pago de los servicios en los establecimientos usados para este fin en Caracas y en las regiones.

Estos hoteles medicalizados son usados para aquellos que regresan a Venezuela desde la frontera con Colombia y no tienen cómo pagar un sitio para dormir y pasar la cuarentena.

«Es importante suspender las obligaciones, que eso se tomaría con una decisión ejecutiva. No tienen efecto sobre el mantenimiento de estos servicios públicos en el país. Es un grupo de hoteles que necesitan el alivio para seguir sus operaciones», aseveró.

Dijo que este esquema de ayudar a la empresa privada es un esquema que se aplica en otras partes del mundo, donde en muchos países de la región, ha existido la colaboración de los hoteles con los Estados pero se han establecido acuerdos como por ejemplo tarifas solidarias o acuerdos entre el Gobierno y los hoteleros respecto al precio para que siguen operando.

En el caso de aquellos que regresan al país en vuelos humanitarios tienen otro mecanismo. Como hay un protocolo de cuarentena obligatorio que tienen que seguir, tienen la opción de ir a hoteles habilitados y cancelar los servicios a ese establecimiento o ir a los sitios donde el Estado tiene la posibilidad de albergarlos -como por ejemplo el caso de Los Caracas-.

Señaló que si las operaciones se reactivaran de inmediato, equiparar los niveles que se tenían hasta 2019 de actividad turística tardarían aproximadamente entre dos y tres años porque «el proceso va a ser lento, progresivo y más a largo plazo de lo que se espera» porque es necesario ganarse nuevamente la confianza del mercado.

«Esta pandemia nos alcanzó donde el sector sufría el peor año de los últimos años (…) La situación económica del país ha afectado la capacidad adquisitiva del venezolano, además del deterioro de los servicios públicos, transporte terrestre y la escasez de gasolina, que nos perjudicaba antes de la pandemia», describió.

Propone la creación de un Fondo Especial de Financiamiento para la recuperación de las empresas turísticas, ya que a través de la banca nacional pública y privada es «casi imposible» obtener algún préstamo, por lo que ese fondo pudiera ser avalado por el gobierno como ha pasado en otros países, donde los empresarios pudieran tener condiciones flexibles para ir pagando a mediano plazo y con varias consideraciones a intereses porque el 80% de estos establecimientos en Venezuela son operaciones pequeñas.

Caracas / Tal Cual

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!