Deportes

Inmortal Bob Gibson falleció a los 84 años

El histórico lanzador derecho estableció un récord de Serie Mundial al ponchar a 17 en 1969 / Foto: Cortesía

El lanzador del Salón de la Fama Bob Gibson, un ícono de los Cardenales de San Luis y uno de los diestros más dominantes e intimidantes que jamás haya pisado un montículo, murió el viernes a los 84 años.

Gibson había luchado contra el cáncer de páncreas durante más de un año, según Rick Hummel del St. Louis Post-Dispatch, murió en su ciudad natal de Omaha, Nebraska.

La conmoción y la tristeza se esparcieron por el clubhouse de Cardenales tras la noticia de su muerte. El diestro Jack Flaherty, quien pasó tiempo con Gibson mientras entraba en el sistema del equipo, fue uno de los primeros en rendir homenaje después de la derrota del equipo en los playoffs en San Diego.

“No quiero hablar de mí en este momento”, dijo un emocionado Yadier Molina a los periodistas, según Jeff Jones, del Belleville News-Democrat. “Acabo de escuchar las noticias sobre Bob Gibson.

“Perder una leyenda como esa, es difícil”.

Cardenales firmó a Gibson en 1957 de la Universidad de Creighton, y llegó a las mayores solo dos años después. Fue nueve veces All-Star, dos veces ganador del premio Cy Young, y también se llevó a casa el MVP de la Liga Nacional de 1968.  Un atleta completo, también ganó nueve Guantes de Oro durante su carrera, la tercera mayor cantidad en su posición.

En 1968, conocido como el “Año del Lanzador”, produjo su temporada más famosa.  Gibson ganó su MVP al publicar una efectividad de 1.12, aún la más baja de la era de la pelota viva y la cuarta mejor en la historia, junto con 268 ponches y un WHIP de 0.85 para Cardenales, que ganó el banderín.

Gibson también es considerado como uno de los mejores lanzadores de postemporada de todos los tiempos, con una efectividad de 1.89 en nueve aperturas de playoffs, ocho de los cuales son juegos completos.

Llevó a Cardenales a tres banderines de la Liga Nacional y dos campeonatos, ganando el MVP de la Serie Mundial en 1964 y ’67; en la última serie, tuvo marca de 3-0 con efectividad de 1.00, 26 ponches y un jonrón en el Juego 7 en Fenway Park. En 1968, estableció un récord de la Serie Mundial aún en pie, ponchando a 17 Tigres de Detroit en el Juego 1 de la serie.

Gibson, conocido por su intenso impulso competitivo y su característica mirada desde el montículo, terminó su carrera con un récord de 251-174, una efectividad de 2.91 y 3,117 ponches en 17 temporadas.

Fue el segundo lanzador en registrar 3,000 ponches y el primero en hacerlo en la Liga Nacional. Gibson también conectó 24 jonrones, empató en el séptimo lugar entre los lanzadores de todos los tiempos, y lanzó un juego sin hits en 1971.

El miembro del Salón de la Fama de la primera votación fue incorporado en 1981. Cardenales retiró su camiseta número 45, y también es miembro del Salón de la Fama del equipo. MLB lo nombró miembro del All-Century Team en 1999.

Después de retirarse del juego, Gibson pasó un tiempo como entrenador de pitcheo con Mets de Nueva York, Bravos de Atlanta y Cardenales. Más tarde trabajó en radiodifusión, tanto para San Luis como en transmisiones nacionales.

Puerto La Cruz / José Barberi

Share This:

Comentarios

  

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!