Mundo

Inundaciones de montaña matan a dos personas en Italia y atrapan a decenas en Francia

Las autoridades locales instaron a la gente a quedarse en casa / Foto: AP

Los bomberos italianos rescataron a 25 personas atrapadas en el lado francés de un paso de alta montaña por graves inundaciones que mataron a dos personas en Italia, mientras que 15 quedaron atrapadas en una estación de tren durante la noche y ocho más permanecieron desaparecidas el sábado en territorio francés.

Una tormenta que se movió durante la noche a través del sureste de Francia hacia el noroeste de Italia provocó grandes inundaciones en ambos lados de la frontera, destruyendo puentes, bloqueando carreteras y aislando comunidades.

En Italia, un bombero murió durante una operación de rescate en la región montañosa del norte de Val d’Aosta. Un equipo de búsqueda encontró un cuerpo en la provincia de Vercelli de la región de Piamonte, donde un hombre había sido arrastrado por las inundaciones el viernes por la noche.

Los bomberos italianos utilizaron un helicóptero para trasladar a 17 personas a un lugar seguro desde la ciudad francesa de Vievola, incluida una mujer con dos nietos. Una excavadora trajo a otras ocho personas que lograron escalar el Col de Tende, un paso de alta montaña que une Francia e Italia, hasta un túnel.

Quince personas más se estaban refugiando en la estación de tren de Vievola después de que la operación para rescatarlos se pospusiera hasta el amanecer.

El portavoz de los bomberos de Italia, Luca Cari, manifestó que se estaba buscando un pastor desaparecido que fue arrastrado a las aguas de la inundación en Col de Tende. Su hermano logró agarrarse a un árbol y se salvó, mientras las autoridades buscaban en el lado francés al pastor.

La situación en el túnel en el paso de alta montaña se complicó por el hecho de que los servicios de emergencia franceses no pueden acceder a su lado debido a los daños causados ​​por el agua, agregó Cari.

Las lluvias incesantes durante la noche alcanzaron niveles no vistos desde 1958 en la región del Piamonte, en el norte de Italia, donde cayeron hasta 630 milímetros (24,8 pulgadas) de agua en un período de 24 horas, según la agencia de protección civil italiana.

Se llevaron a cabo cientos de operaciones de rescate. Once campistas se salvaron en la provincia de Vercelli, donde las inundaciones alcanzaron máximos de 20 años. Y los escuadrones de rescate alpinos han evacuado a pie a siete personas que se encontraban en casas aisladas por las inundaciones en Terme di Valdieri; algunos tuvieron que ser transportados en camillas debido al barro y la acumulación de detritos.

Al otro lado de la frontera, en el sureste de Francia, las precipitaciones medias de casi un año cayeron en menos de 12 horas en la zona montañosa que rodea la ciudad de Niza. El alcalde de la entidad, Christian Estrosi, afirmó que más de 100 casas fueron destruidas o severamente dañadas en el área.

El primer ministro francés, Jean Castex, que sobrevoló la zona en helicóptero, confirmó que al menos ocho personas estaban desaparecidas en Francia, incluidos dos bomberos cuyo vehículo fue arrastrado por el agua cuando se derrumbó una carretera.

“No puedo ocultar nuestra grave preocupación sobre el peaje definitivo”, expresó Castex.

Muchas familias preocupadas no habían tenido noticias de sus parientes debido a que los servicios de telefonía celular estaban cortados.

“Mientras hablo, la prioridad es la búsqueda de víctimas, proporcionar suministros y alojamiento a las personas afectadas y restablecer las comunicaciones”, destacó el primer ministro.

Los esfuerzos de rescate incluyeron a 871 personas que trabajaban en tierra, así como helicópteros militares y tropas que ayudaron con asistencia de emergencia, dijo Castex.

El presidente francés, Emmanuel Macron, expresó el sábado su gratitud hacia los rescatistas en Twitter. “Juntos superaremos esto”, escribió.

La agencia meteorológica nacional de Francia, Meteo France, explicó que se registraron hasta 500 milímetros de lluvia (19,7 pulgadas) en algunas áreas, el equivalente a casi un año de lluvia promedio.

La organización emitió una alerta de peligro el viernes y todas las escuelas de la región habían sido cerradas. Las autoridades locales instaron a la gente a quedarse en casa.

En el centro de Suiza, las inundaciones a lo largo del río Reuss provocaron el cierre de un tramo de la autopista A2, una importante ruta transalpina. Más al este, 13 residentes fueron evacuados de sus hogares en la ciudad de Diesbach debido a las inundaciones.

París / AP

Share This:

Comentarios

  

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!