Tiempo Libre

Precaución ante el inicio de clases

Niños deben adaptarse a nuevas rutinas para evitar contagiarse en el regreso a clases / Foto: Cortesía

Ya se inició el nuevo período escolar y con este, la incertidumbre ante lo que deben hacer, chicos y representantes, para enfrentar el coronavirus durante los días que les toque ir al plantel educativo.


“La reapertura de las escuelas debería estar acorde con la respuesta sanitaria global de cada país a la COVID-19 para proteger a los estudiantes, profesores, empleados y a sus familias”, según informe de la Unicef.

En la zona norte del estado Anzoátegui, algunas instituciones privadas establecieron horarios “escalonados” para que los más pequeños puedan asistir a las aulas y recibir clases directamente con el docente.


Maritza Suárez es comerciante y sus dos hijos estudian en una escuela de Puerto La Cruz. El menor está en tercer nivel y el mayor en 5to grado.
Al más grande le han enviado asignaciones por Whatsapp y correos, y el más pequeño comenzó a ir a la institución desde la cuarta semana de septiembre. “Lo llevo los martes y miércoles desde las 10:00 de la mañana hasta las 12 del día”.


Ella teme que el niño pueda contagiarse y antes de llevarlo al colegio y en el camino le repite “incansablemente” que no se quite el tapabocas bajo ninguna circunstancia. Además, evita darle meriendas para que no se deba llevar las manos a la boca.

Recomendaciones

Rossana Subero es docente en un plantel ubicado en el sector Brisas del Mar de Barcelona. Señala que para este período escolar está pautado que los alumnos con alguna debilidad académica asistan a las aulas dos veces por semana. “Dependiendo del horario, se verá si es necesario que lleve algún tipo de alimento”.

La maestra menciona que lo ideal es que el estudiante desayune bien antes de ir al colegio y que en cuanto sea retirado por el representante, se le dé algún tipo de alimento. “Preferiblemente algo cítrico o un jugo para que fortalezca sus defensas”.

Además, Subero recomienda a los padres que al llevar a los muchachos a las instituciones, le empaquen un termo con agua y hace hincapié en la importancia de evitar que compartan los útiles escolares.

“Todo debe ser personalizado y tratar en lo posible de que el niño no tenga contacto con nada, es decir, su mochila debe estar en un lugar donde él mismo pueda tomar lo que necesite cuando lo necesite. Para eso, en casa, mami debe enseñarlo poco a poco”, puntualiza la educadora.

Danielys Velásquez es médico egresada de la UDO de Anzoátegui y residenciada en Carolina del Sur, en Estados Unidos. Como allá las clases sí son completamente presenciales ya ha adaptado una rutina para sus hijos en el cole.

“Antes de salir de la casa toman un desayuno completo con proteínas y carbohidratos, y para el colegio llevan frutas picadas y en algunos casos galletas de avena y otros cereales. Este año, la pandemia ha dejado de lado los tradicionales sándwiches y arepas fuera de las loncheras”, indica.

Recalca que durante el confinamiento estuvo preparando a sus chicos para la vuelta a clases y les enseñó que cada cierto tiempo deben asear sus manos con gel antibacterial, o con agua y jabón en el baño más cercano, como una de las medidas importantes.

Puerto La Cruz / Marivi Matute

Share This:

Comentarios

  

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!