DEPORTES  Béisbol

Dodgers volvió a tomar ventaja en la Serie Mundial gracias a Buehler

Buehler maniató los bates de Tampa Bay y puso a su equipo en camino al título / Foto: Cortesía

Walker Buehler fue dominante para Los Ángeles. Al igual que Orel Hershiser durante la última carrera por el título de Dodgers.

Buehler ponchó a 10 en seis entradas en una actuación palpitante, y Los Ángeles venció a Rays de Tampa Bay 6-2 el viernes por la noche para una ventaja de 2-1 en la Serie Mundial.

Justin Turner conectó cuadrangular en la primera entrada contra Charlie Morton, sorprendentemente golpeable, quien fue perseguido en la quinta.

Austin Barnes, el noveno bateador y receptor de Dodgers, agregó un jonrón en la sexta entrada contra John Curtiss y se convirtió en el segundo jugador en impulsar carreras con un jonrón y un toque de sacrificio en el mismo juego de la Serie.

Los Ángeles superó a Tampa Bay en todas las fases, dejando a la reñida ofensiva de Rays con un promedio de .206 y 11 carreras en la Serie.

Julio Urías, un lanzador zurdo mexicano de un linaje de Dodgers que data de Fernando Valenzuela, comienza el Juego 4 el sábado por la noche para Dodgers, mientras que Rays junta a varios relevistas que incluyen a Ryan Yarbrough.

Treinta y ocho de los 59 equipos anteriores que ganaron el tercer juego con una ventaja de 2-1 se llevaron el título.

Justin Turner y Austin Barnes pegaron cuadrangulares por Dodgers, que ha superado en casa a Rays 7-4 en la Serie ya sus oponentes 25-16 en la postemporada. Barnes también impulsó una carrera con un apretón, el segundo jugador con carreras impulsadas en un toque y un jonrón en un juego de la Serie detrás de Héctor López de Yankees de Nueva York en el Juego 5 de 1961.

Con ojos acerados como Hershiser, quien ganó los honores de Jugador Más Valioso de la Serie de 1988, Buehler ha suplantado a Clayton Kershaw como el as de Dodgers. Permitió tres de los cuatro hits de Tampa Bay y caminó uno.

El derecho de 26 años ha permitido una carrera en 13 entradas de la Serie que incluyen siete sin anotaciones en el Juego 3 contra Boston hace dos años. Mejoró a 2-0 con efectividad de 1.80 en cuatro aperturas de postemporada que incluyen la victoria sobre Atlanta en el Juego 6 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional el fin de semana pasado.

“Tomé las fallas que tuve y traté de aprender un poco de ellas”, dijo Buehler. “Obviamente, nuestro equipo me dio un colchón temprano para que pudiera ser agresivo”.

Abrió 15 de 21 bateadores con strikes y lanzó strikes en 67 de 93 lanzamientos.  Buehler no permitió un hit hasta el doble con un out de Manuel Margot en el quinto.  Willy Adames luego condujo a Margot con otro doble.

El único otro hit de Tampa Bay fue el sencillo de apertura de Austin Meadows en el sexto.

“Se puede ver que la bola rápida atraviesa la zona”, dijo el manager de Rays Kevin Cash. “Aparte de unas cuantas pelotas rotas aquí o allá, fue mucho más que un acercamiento, golpearlo. Entiendes y aprecias totalmente por qué tiene tanto talento.  Tiene una bola rápida realmente especial que llega a los bateadores y la controla bien”.

Los bateadores de Rays se mantuvieron fuera de balance por su combinación de 59 rectas de cuatro costuras, 14 curvas de nudillos, 12 sliders y ocho rectas de corte.  Se convirtió en el primer lanzador de la Serie con 10 o más ponches en seis entradas o menos, como parte de los cambios analíticos en el béisbol moderno que han llevado a salidas de abridores más cortas en una era de bocanadas enormemente aumentadas. 

 “Eso podría haber sido lo mejor que le he visto”, dijo Barnes.

Blake Treinen y Brusdar Graterol siguieron con una entrada sin anotaciones cada uno. Kenley Jansen cedió el octavo jonrón récord de la postemporada de Randy Arozarena antes de cerrar la carrera de cuatro hits.

Morton, un diestro que cumplirá 37 años el 12 de noviembre, había entrado invicto en siete decisiones consecutivas de postemporada, uno menos que el récord de Orlando Hernández, incluidas victorias en cinco aperturas consecutivas de postemporada.  Pero asumió la derrota, permitiendo cinco carreras y siete hits en cuatro entradas y un tercio, más del total de cuatro carreras que permitió en sus cinco aperturas de postemporada anteriores combinadas.

Ningún abridor de Rays ha terminado la quinta entrada en sus últimas cinco aperturas en la Serie desde Matt Garza en el Juego 3 contra Filadelfia en 2008. Tampa Bay repitió su patrón de hace una docena de años, perdiendo el primer juego, ganando el siguiente juego y perdiendo el tercero.

Turner puso a Dodgers adelante en el lanzamiento número 14 de Morton, girando una bola rápida de 94.8 mph con un conteo de 1-2 y conduciendo la pelota 397 pies por encima de la pared del jardín izquierdo. El jonrón de Turner fue el récord de Dodgers número 24 en esta postemporada y el undécimo de la carrera de Turner en postemporada en 69 juegos, empatando el récord del equipo establecido por Duke Snider en 36 juegos con Dodgers de Brooklyn y Los Ángeles desde 1954 hasta 1959.

Los Ángeles extendió la ventaja a 3-0 en el tercero cuando Morton golpeó a Corey Seager en un dedo del pie con un lanzamiento, Turner dobló y Max Muncy condujo un cortador al centro para un sencillo de dos carreras.

Mookie Betts siguió con un sencillo productor de dos outs que puso el marcador 5-0, y Barnes pegó un jonrón a John Curtiss en la sexta. Cinco de las primeras seis carreras de Dodgers anotó con dos outs, elevando su total a nueve de 18 en la Serie y 50 de 87 en la postemporada.

“Obviamente hay dos outs, pero aún puedes construir una entrada sin regalar turnos al bate”, dijo Betts. “Así es como se gana una Serie Mundial”.

Puerto La Cruz / José Barberi

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Publicidad

Publicidad




Publicidad




¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!